Archivo de la etiqueta: colesterol

Producto de la semana: Bebida vegetal de avena Monsoy

En más de una ocasión, ya hemos hablado sobre la importancia de las bebidas vegetales para aquellas personas que padecen alguna intolerancia o alergia a la lactosa o, simplemente, no digieren de manera óptima la leche animal.

Además, este tipo de bebidas también se han convertido en la alternativa perfecta para quienes optan por consumir productos ecológicos, sin gluten o con una determinada cantidad de cereal que puede ayudarnos a complementar nuestra alimentación.

Por ello, el producto de esta semana es la bebida de avena de Monsoy, con un sabor delicioso, que sirve como principal alimento para el desayuno, la merienda o, incluso, para cocinar.

Está elaborada con la pureza del agua del Parque Natural del Montseny y avena procedente de cultivos ecológicos, de ahí que sea un producto con certificado de alimentación ecológica. Cabe recordar que la avena es muy rica en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y fibra, lo que facilita su digestión. Así mismo, es un cereal que estimula el sistema nervioso, el metabolismo y mejora la función de las glándulas tiroides y el páncreas.

Entre sus principales características, cabe destacar que la bebida de avena de Monsoy es sin azúcares añadidos, ni conservantes, ni colorantes. Es muy ligera y libre de colesterol malo y lactosa. Además, contiene betaglucanos de avena, que contribuyen a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo.

¿Qué otras bebidas vegetales existen?

Las más habituales

  1. SOJA

La más conocida y fácil de encontrar es la de soja. Se caracteriza por ser una de las bebidas vegetales que más proteínas contiene, además de todos los aminoácidos esenciales. Entre los principales beneficios, cabe destacar la presencia de lecitina, que ayuda a limpiar las arterias y a combatir el colesterol. Por su parte, es una de las bebidas vegetales que más calcio aporta (junto a la de avena), pues cada vez hay más propuestas en el mercado que aportan un extra de este mineral.

  1. AVENA

Por su parte, la de Avena ha sido catapultada como una de las favoritas entre la mayoría de los consumidores debido a su sabor y a sus cualidades frente a la leche animal. Posee un alto contenido en fibra, lo que la convierte en una alternativa ideal para aquellos que quieran cuidar su colesterol o con problemas de estreñimiento. Además, es muy digestiva y muy rica en vitamina D.

  1. ARROZ

En el tercer puesto está la bebida de arroz, considerada la más ligera porque es muy pobre en grasas, en proteínas y rica en azúcares, por lo que se utiliza como reconstituyente. Tiene un sabor muy dulce y neutro y es bastante acuosa. Eso sí, es muy beneficiosa para el sistema inmunológico.

 

¿Cuántas veces por semana debemos comer legumbres?

O las amas o las odias, pero siempre las acabas comiendo. ¿El motivo? Sabemos que son uno de los alimentos más saludables que debemos incluir en nuestra dieta y a los que no debemos renunciar.
O, por lo menos, así nos lo han enseñado desde bien pequeñitos.

¿Quién no recuerda a su abuela repitiendo: «Cómete todas las lentejas, que te aportan mucho hierro»… Y así una y otra vez hasta que vamos cumpliendo años y aquel plato que siempre intentabas evitar ahora se ha convertido en uno de tus favoritos.

No obstante, y a pesar de que son uno de los alimentos más importantes de la dieta mediterránea, la falta de tiempo se convierte en una excusa de muchos para no incluir las legumbres en su alimentación. Un error que se acaba pagando caro, porque los minutos dedicados a su preparación no son tal en comparación con la cantidad de beneficios que su consumo aporta a nuestro organismo.

La pregunta es: ¿Cuántas veces a la semana deberíamos comer legumbres? ¿Con una sería suficiente?

Lo cierto es que no. Los expertos en nutrición recomiendan consumir entre dos y cuatro raciones a la semana. Incluso, los que llevan una alimentación vegetariana pueden ampliar la periodicidad hasta cinco veces.

Lo peor es que existen diversas encuestas y publicaciones que concluyen que más de la mitad de los españoles solo toma legumbres tres veces mes.

Y, siendo así, ¿qué beneficios nos estamos perdiendo?

  1. Son un alimento muy nutritivo que aporta energía y vitalidad
  2. Evitan la retención de líquidos y contienen una gran cantidad de Vitaminas.
  3. Son una fuente importante de minerales. A través de ellas, el cuerpo recibirá calcio, yodo, zinc, fósforo, potasio, hierro, cobre y magnesio, estimulando las enzimas para una adecuada digestión y pigmentación de la piel.
  4. También incluyen una importante cantidad de ácido fólico, recomendado sobre todo para las mujeres.
  5. Comer legumbres colabora con el adecuado funcionamiento intestinal gracias a su alta presencia de fibra, lo que evitará el estreñimiento. Además, al ingerirlas, el proceso digestivo se hace más lento y la persona se siente saciada rápidamente.
  6. Por otro lado, son un alimento recomendado para reducir los niveles de colesterol malo (LDL).
  7. Las proteínas que contienen fomentan el control de la presión arterial alta y en consecuencia protegen la salud del corazón.
  8. Regulan el sistema nervioso, evitando el estrés y la ansiedad.
  9. Apenas tienen grasa. Las cantidades de lípidos de las legumbres son prácticamente insignificantes, y además corresponden a ácidos grasos poliinsaturados o grasa buena.
  10. Están libres de gluten, por lo que son un alimento perfecto para las personas que tienen problemas de celiaquía.

Cómo incluir las legumbres en diferentes platos diarios

A nadie le gusta repetir menú todos los días, por lo que queremos mostrarte algunas ideas muy sencillas para que incluyas las legumbres en tus platos varias veces a la semana sin tener la sensación de que tu alimentación es monótona.

Hummus o crema fría de garbanzos: Puedes consumirlo como aperitivo, en la cena o, incluso, para picar algo saludable entre horas.
Cremas de verduras y legumbres: Con la llegada del frío podemos apostar por este tipo de platos calientes para acabar el día. Es una buena forma de incluirlas en la dieta para aquellas personas a las que no les gustan demasiado.

Ensaladas: En la variedad está el gusto. Las lentejas, los garbanzos o las alubias, entre otros, pueden combinarse con aquellos alimentos que más te gusten, como el tomate, el maíz, el aguacate…

Dulces: Las legumbres cocidas y trituradas también sirven para sustituir a las harinas a la hora de elaborar pasteles. Su sabor se puede disimular con canela o jengibre y el resultado será más delicioso de lo que imaginas.

Algunos trucos de cocinado…

  • La proporción de agua y de legumbres debe ser de 3 partes de agua por 1 de legumbre. Se recomienda dejar hervir 5-10 minutos a fuego rápido y sin tapar. Retirar la espuma que sale en este tiempo ya que no es buena.
  • Añadir la sal al final de la cocción para evitar que se despellejen. Si se utiliza caldo para cocinarlas, quizás ni la precisen.
  • La pared de las legumbres es muy impermeable por lo que es importante hidratarlas para reducir el tiempo de cocción y mejorar el resultado. Lo ideal son doce horas en remojo (la lenteja no precisa tanto tiempo).
  • Las alubias y las lentejas comienzan a cocinarse con agua fría, los garbanzos con agua caliente.

¿Sabías qué…?

La soja, el altramuz, los guisantes, la algarroba y el cacahuete también son legumbres.

Aunque deben de ser consumidos con más moderación que el resto de las legumbres (una o dos veces por semana), los cacahuetes y los altramuces resultan muy provechosos por el alto nivel de grasas monoinsaturadas y proteínas que contienen, además de fibra. Se trata de alimentos aptos para celíacos y ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre.

En el caso de la algarroba, solo se utiliza para elaborar harina.

Infografía de la FAO sobre los beneficios de las legumbres.
Infografía de la FAO sobre los beneficios de las legumbres.

 

Cómo combatir el colesterol malo de forma natural

Hoy hablamos de alimentos y complementos naturales, como el ajo negro o la Chía, que te ayudan a reducir el colesterol LDL

El colesterol interviene en multitud de funciones importantes y se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo.

Es transportado a través de la sangre en lipoproteínas, bien de baja de densidad (LDL o colesterol malo) o de alta densidad (HDL o colesterol bueno). Un correcto transporte y metabolismo del colesterol es fundamental para reducir el riesgo de acumulación en las paredes arteriales.

Si tienes los índices de colesterol LDLy HDL desequilibrado, o el nivel de HDL alto, debes cuidar mucho tu modo de vida, mantenerte activo y cuidar tu dieta diaria, integrando alimentos ricos en ácidos grasos, aminoácidos y fibra. Son fundamentales:

  • Aceite de oliva  y aguacate: el ácido oleico u Omega 9 reduce el  nivel de LDL (malo) y sube el de HDL (bueno)
  • Pescado azul: el Omega 3 aumenta el índice HDL y los triglicéridos
  • Legumbres: las lecitinas favorecen el transporte y metabolismo del colesterol
  • Frutas y hortalizas frescas de temporada, ya que aportan vitaminas, minerales y fibra soluble
  • Frutos secos: las nueces y pistachos también son muy ricos en ácidos grasos Omega 3

En Oh! My Bio disponemos de estos alimentos más habituales (y de procedencia ecológica, que mantienen mejor sus propiedades originales), pero también disponemos de otros, menos conocidos, que pueden ayudarte a controlar y reducir el colesterol malo de la forma más natural.

3 complementos naturales para ayudarte a reducir el colesterol

1. Ajo Negro

El Ajo Negro es, en realidad, ajo normal (blanco) fermentado, intensificando sus propiedades cardiovasculares: mejora la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial alta, reduce el colesterol y el endurecimiento de las arterias (arterioscleroris), previene trombos, etc.

El Ajo se somete a un proceso de fermentación con temperatura y humedad controladas para mantener los compuestos deseados, la S-alilcisteína y los polifenoles. Este proceso elimina su sabor y olor penetrante característicos.

2. Levadura Roja de Arroz

La Levadura Roja de Arroz  es obtenida a partir de arroz fermentado. Concretamente de la levadura Monascus purpureus que, durante siglos, ha servido de alimento en varios países del continente asiático. Así, por ejemplo, el uso de la levadura roja está documentado en China, 800 años antes de Cristo.

La Levadura Roja del Arroz es rica en monocolinas, especialmente en Monocolina K, que contribuye, con una dosis adecuada, a regular los niveles de colesterol (10 mg de Monocolina K al día). De hecho, las monocolinas pertenecen al grupo de las estatinas, utilizadas en los fármacos para bajar el colesterol.

3. Semillas de Chía

Las Semillas de Chía se utilizan como alimento básico desde las antiguas civilizaciones Mayas y Aztecas, y ahora está de moda su uso. De hecho, es considerado un «Superalimento» por la cantidad de nutrientes que poseen: vitaminas B1, Bminerales, fibra y ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.

Esa combinación hace que las Semillas de Chía sean muy interesantes para mantener los niveles normales de colesterol, con la ventaja de que son muy fáciles de digerir y mezclar con otros alimentos, aportando un sabor suave similar al de la nuez.

Recuerda que los complementos alimenticios deben ser una ayuda extra, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico son fundamentales. Si además del colesterol alto tienes problemas de licuación de la sangre, te recomendamos que consultes con tu médico antes de tomar complementos alimenticios. En OhMyBio supermercados ecológicos podrás encontrar gran variedad de productos para que regules tu colesterol.

Bebida de avena ¡ahora certificada sin gluten!

La avena es un cereal tradicionalmente restringido a celiacos e intolerantes al gluten. En Oh! My Bio disponemos de la primera bebida de avena sin gluten certificada del mercado

El consumo de leches vegetales está de moda gracias a sus propiedades pero, mucho ojo, incluso aunque sean bebidas elaboradas con productos que en teoría no tienen gluten, como por ejemplo la bebida de almendras,  puede haber sufrido contaminación cruzada durante el proceso de cultivo o de producción industrial.

La bebida de avena es una de las estrellas en los lineales de los supermercados, ya que es una fuente de energía baja en grasas y con mucho sabor. Puedes tomarla con café, cacao o infusiones, y también elaborar platos y postres con ella gracias a su sabor dulce.

¿Por qué la leche de avena?

La avena es un cereal tradicionalmente restringido a celiacos e intolerantes al gluten, ya que hasta hace poco se creía que contenía gluten, al igual que el trigo o la cebada, por ejemplo. Recientes estudios han comprobado que la avena, aunque sí contiene gluten, presenta una estructura más débil y no contiene gliadina, que es la sustancia más tóxica del gluten. Por lo tanto, su consumo se abre a nuevos mercados.

Recordad no obstante que, como decíamos, al igual que cualquier otra leche o bebida vegetal puede haberse contaminado con gluten durante su proceso de producción. En nuestras tiendas de Oh! My Bio puedes encontrar la primera bebida de avena sin gluten certificada del mercado, de Natumi. Se trata de un producto ecológico, sin lactosa, ideal para vegetarianos y veganos. Y con la garantía de que no contiene nada que pueda perjudicarte si eres celiaco.

Propiedades de la leche de avena

La avena es rica en minerales, vitaminas B y E y proteínas, concretamente aporta 7 aminoácidos esenciales, ayudando a que la piel y el pelo luzcan más sanos y brillantes. Gracias a su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, es una gran fuente de energía, a la vez que puedes cuidar tu línea (baja en grasas y gran cantidad de fibra, muy digestiva y con acción saciante).

De hecho, este alto contenido en fibras solubles e insolubles ayuda a disminuir el colesterol malo y regular el metabolismo, por lo que no solo es útil en dietas de adelgazamiento, sino también para aquellas destinadas a coger más peso.

La avena produce además un efecto prebiótico, ya que estimula el crecimiento de bacterias saludables en el intestino. A su paso por éste, las fibras de la avena capturan (además del colesterol) la bilis y otros residuos, facilitando su expulsión. Sirve por lo tanto, para regular el tránsito en caso de estreñimiento y como apoyo en dietas detox.

¡Ideal para depurar el organismo tras los excesos de la Navidad! ¿Qué esperas para probarla?, en nuestro supermercado ecológico en León y Madrid podrás encontrar gran variedad de bebidas de almendra y otras muchas bebidas vegetales.