Recetas: ¿Poco tiempo para cocinar? Elige conservas ecológicas

¿Eres de los que piensan que los alimentos en conserva no son tan saludables como los frescos? Error, las conservas ecológicas pueden ser una las alternativas más saludables a tu dieta.

 

El frenesí de nuestra rutina diaria hace que muchas veces no tengamos tiempo ni para cocinar, lo que nos deriva a productos ya precocinados o en frío que hacen temblar a nuestra dieta.

Igualar la calidad y seguridad que te aporta el consumo de productos frescos y ecológicos es muy complicado, PERO NO IMPOSIBLE, pues también existe una amplia variedad de conservas bio que pueden facilitarte la vida en más de una ocasión o, incluso, sacarte de un apuro culinario de la manera más saludable posible.

Ten en cuenta que este tipo de alimentos ecológicos conservados en latas o botes son capaces de mantener, en la mayoría de los casos, todas las propiedades nutritivas y gustativas, además de estar libres de sustancias artificiales o químicos como también ocurre con los productos naturales.

Y para demostrártelo, te mostramos tres recetas con conservas con las que comer al aire libre en verano se va a acabar convirtiendo en una de tus rutinas favoritas. (Aunque, si me permitís el consejo, también son unas opciones perfectas para sorprender a tus inesperados invitados).

Para lucirte: Tomates rellenos de pescado en conserva

Ingredientes:

  • 4 tomates grandes frescos
  • 1 lata de caballa en aceite de oliva ecológico
  • 1 lata de bonito en aceite de oliva ecológico
  • 1 lata de pulpo en aceite de oliva ecológico
  • 1 lata de mejillones
  • Aceitunas gordal deshuesada ecológicas
  • 1 bote de alcaparra ecológica
  • 4 almendras blancas ecológicas
  • Perejil
  • Sal

Elaboración:

– Después de lavar los tomates, pártelos por la mitad y vacíalos con una cuchara. Reserva la carne del tomate en un recipiente para mezclar, a continuación, con la caballa, el bonito, los mejillones, el pulpo y las alcaparras.

Sala ligeramente el interior de los tomates y rellena los tomates con el contenido. Pica las zanahorias y las almendras y échalas por encima junto con un poco de perejil.

Para salir de un apuro: Ceviche de sardinas

Ingredientes:

  • 1 lata de sardinas en aceite de oliva ecológicas
  • 1 cebolla
  • 1 limón
  • 1 guindilla
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

Elaboración:

– Escurre las sardinas y pon encima de ellas una cebolla cortada en juliana y una guindilla troceada en rodajitas. Añade sal gruesa al gusto.

Después, remueve con cuidado para no deshacer mucho las sardinas y tapa la mezcla en un bol con un film de plástico. Mételo en la nevera dejando macerar, al menos, media hora. Antes de servir, échale unas gotas de aceite virgen extra ecológico. Y para acompañar, nada mejor que pan de flores crujiente con un toque a cebolla.

Para tu comida en el trabajo: Tallarines con pisto ecológico de verduras y algas

Ingredientes:

  • Tallarines integrales ecológicos
  • Un bote de pisto ecológico de verduras y algas
  • Aceite de oliva virgen extra ecológico
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración

Este plato es uno de los más sencillos y deliciosos que puedes realizar para cualquier comida diaria. Solo tienes que cocer la pasta durante 9 minutos. Mientras tanto, echa el pisto ecológico de verduras y algas en una sartén y caliéntalo unos minutos. Esta conserva contiene alimentos cocinados de manera tradicional, a fuego lento y con todo el sabor que aportan las algas atlánticas Wakame de cultivo y producción española, por lo que solo tendrás que verterlo en la pasta escurrida y al plato. (Salpimentar al gusto).

 

 

Nos vamos de picnic ecológico ¿Te apuntas?

¿Eres vegetariano, vegano, celíaco o, simplemente, te gusta alimentarte de una forma equilibrada y saludable. Pues aprende a elaborar un menú para irte con tus amigos de picnic ecológico.

 

¿Qué planes tienes para este fin de semana? Qué te parece combinar sol, naturaleza y aire puro con un menú que potencie nuestra sensación de bienestar y que sea saludable… ¿Te convence? Pues, decidido, nos vamos de ‘Picnic Bio’.

Primero, elige el lugar perfecto para escapar del estrés y descansar bajo la sombra de algún árbol. No hay mejor manera de aprovechar los atardeceres veraniegos que alejados del ritmo frenético de la ciudad. Eso sí, no hace falta recorrer cientos y cientos de kilómetros para disfrutar de una buena caminata, pues seguro que muy cerca de tu casa tienes numerosos rincones sin descubrir.

Dado este paso, llega la parte más sabrosa: elaborar la lista de la compra para tu comida o merienda. Cierto que los platos han de estar pensados para aguantar bien el calor y comerse en frío, pero (recomendación) descarta la idea de llevar el típico bocata de jamón y queso y sorprende a tus acompañantes con sencillas propuestas ecológicas que no te llevarán mucho tiempo y que harán chuparse los dedos a más de uno.

¿Por qué alimentos biológicos? Porque, además de asegurarnos un sabor íntegro y de calidad, consumirás productos libres de elementos químicos y que protegen el Medio Ambiente. ¿Ya tienes en mente alguna receta? Mientras te lo piensas, nosotros te ofrecemos algunas ideas sanas, deliciosas y que no te obliguen a ir cargado.

Abre tu cesta de mimbre y llénala con…

Sandwich rústico: Seguro que en más de una ocasión te has imaginado en Central Park degustando un sándwich de esos que siempre tienen tan buena pinta en las películas y que nunca te has propuesto elaborar. ¡Pues este es el momento! Unta dos rebanadas de pan de centeno 100% ecológico con humus de olivas negras, atún en aceite de oliva virgen extra, dos lonchas de queso vegano y tomate fresco.

– Y como aperitivo, nada tan fácil como llevara tu picnic ecológico unos crakers de pan multicereales (con harina de arroz, de trigo sarraceno y de mijo) o palitos de sésamo con algas para invitar a tus amigos a untarlos en humus de tomate o en paté de curry y piña. A mayores, seguro que triunfarás si, además, llevas unos snacks saludables, como por ejemplo bionachos naturales, chips de maíz con sabor a chili o nachos de barbacoa. ¡Te ganarás a pequeños y a los que no lo son tanto!

– Tarta de verduras: Por el contrario, si lo que prefieres es ahorrar tiempo y espacio, apuesta por una tarta de verduras. No necesitan ni platos ni cubiertos y aguantan todo el día a altas temperaturas. Pocha una cebolla y añádele verdura picada, frutos secos (pasas sultanas, nueces y piñones ecológicos), algas y unas lonchas veganas con sabor a queso, tomate y albahaca y, cuando esté blando y frío, le añadimos leche vegetal, harina de maíz y una cucharada de levadura para que quede más esponjoso y lo metemos en el horno unos 40 minutos.

– Mascarpone con miel y puré de manzana: Compra un par de envases de puré ecológico, así tendrás garantizada su elaboración con manzanas cocidas a fuego medio para no perder sus propiedades y sin colorantes, edulcorantes ni saborizantes. Después, colocar en un tarro (por persona) dos cucharadas de queso mascarpone, una cucharada de miel mutiflora bio y vete rellenando a tu gusto con el puré de manzana. ¡Porque comer al aire libre no significa renunciar al postre!

– Preparado de té o limonada: Para estos casos lo que más nos suele apetecer son las bebidas ligeras y exóticas. Por eso te proponemos que elabores tu propio concentrado de té, así podrás elegir el sabor que más te guste y afrontar el día de una manera más saludable. ¿Jengibre, naranja y vainilla? ¿Regaliz, canela e hinojo? o ¿Lima y Menta? Hierve la cantidad que desees de agua y deja reposar durante diez minutos con el número de bolsitas de la infusión que consideres (cuantas más, el sabor será más intenso). Después deja enfriar y listo. ¡A brindar por el día que nos espera!

La lista de propuestas para irse de picnic ecológico es muy amplia, por lo que te animamos a que visites nuestros supermercados Oh!MyBio (en León y Madrid) para consultar la gran variedad de productos saludables con los que puedes conquistar el estómago de cualquiera. Recuerda que disfrutar de la naturaleza también requiere nuestra responsabilidad y sostenibilidad, por lo que transporta la comida en envases reutilizables, descarta el uso del film y tira la basura antes de dejar el lugar.

Recetas: Los helados, si son ecológicos, dos veces buenos

¿Harto de mirar hacia otro lado cuando pasas por delante de una heladería? “Pequeños pecados de verano” dicen, haciéndote creer que cada vez que consumes uno de estos productos tan refrescantes estás atentando contra tu silueta. Pero… ¡basta de falsos mitos! Has de saber que en la variedad está el gusto y la salud.

¿Aún no has oído hablar de los helados ecológicos? No te preocupes, nunca es tarde para disfrutar de las bondades de la naturaleza.

Sin duda, éstos son un claro ejemplo de que los ‘caprichos veraniegos’ también pueden ser saludables y bajos en calorías. ¿Por qué elegirlos frente a los industriales? Porque, además de las ventajas de consumir alimentos ecológicos, libre de pesticidas, conservantes, colorantes  y aditivos, entre otros químicos, también fomentamos el comercio local y de proximidad.

Si te atreves a prepararlos en casa para no renunciar al placer, coge papel y lápiz y apunta estas sencillísimas recetas que te ofrecemos, en las que los principales ingredientes son frutas frescas y ecológicas, endulzantes naturales y bebidas vegetales. ¡Y a disfrutar!

 

1.PASIÓN DE FRUTAS DEL BOSQUE

Ingredientes:

  • Media taza de leche vegetal (preferiblemente de soja)
  • 100 g de frambuesas y/arándanos congelados
  • 2 bananas
  • 1 taza y media de anacardos
  • 1 cucharada sopera de sirope de ágave o melaza de caña ecológica
  • 1 cucharada de aceite de coco (ayuda a dar densidad)
  • Topping (opcional): coco rallado, arándanos, almendras trituradas…

Elaboración

PASOS PREVIOS: La noche anterior a la elaboración, corta las bananas en rodajas y congélalas junto con las frambuesas y los arándanos. También debes poner a remojo los anacardos para escurrirlos antes de volcarlos a la licuadora.

El día ‘D’: Mezclamos la fruta con los anacardos, la leche vegetal, el sirope y el aceite de coco. Lo echamos en un recipiente y lo metemos en el congelador durante un par de horas, aproximadamente. Si quieres añadirle algún topping utiliza coco rallado o almendras trituradas, por ejemplo.

 

2. POLOS ‘EASYFRUITS’ 

Ingredientes:

  • Sólo necesitas 200 g de fresas (también puedes optar por melón, sandía, albaricoque…)
  • 100 ml de leche de almendras
  • 2 cucharadas de chía

Elaboración

Son unos helados muy fáciles de hacer y muy bajos en calorías. Recomendados sobre todo para los más pequeños de la casa, quienes no podrán resistirse. Simplemente, tienes que batir los trozos de fruta con la leche de almendras y las semillas. Lo ideal sería verter la mezcla en unos moldes de polos y al congelador durante unas cuatro horas, aproximadamente.

 

3. AL RICO CHOCOLATE

Ingredientes

  • 3 vasos de leche de soja o de arroz
  • 5 cucharadas de cacao en polvo
  • 4 cucharadas soperas de melaza de arroz
  • Canela (para servir)

Elaboración

Batimos la leche de soja con el cacao en polvo sin azúcar y después añadimos la melaza. Metemos en el congelador e interrumpimos dos o tres veces el proceso de enfriado para volver a batir y espesar la mezcla. Finalmente, lo dejamos en frío otras dos o tres horas antes de servir. Cuando lo sirvas, espolvorea un poco de canela. ¡Están para chuparse  los dedos!

 

¿Harto de cortar por lo sano? Protege tu cabello en verano de manera natural

Durante el verano, el cabello puede cambiar de textura, color y hasta su  resistencia. ¡No esperes a septiembre para ponerle remedio!

La lección sobre el cuidado y protección de la piel en verano ya la tenemos aprendida, pero… ¿Qué pasa con la salud de nuestro cabello? ¿Tomamos las precauciones adecuadas para que el pelo no sufra los estragos del sol, el cloro y el agua salada?

Si tu respuesta es no, ya es hora de que le dediques unos minutos al día a tu melena (más allá del lavado y el peinado). ¡Lo agradecerás eternamente y no tendrás que ser testigo de cómo tu cabello se debilita, pasa a un estado mucho más áspero y pierde todo su brillo.

Para evitarlo, vamos a destacar algunos consejos sobre cosmética ecológica para  el daño a la estructura capilar y cuero cabelludo debido a la inexistencia de químicos.

Sí, sí… Éste puede ser el primer año que no tengas que pasar por la peluquería para devolverle la vida a tu melena o, mejor dicho, ¡cortársela por lo sano!

A continuación, te proponemos una sencilla mascarilla casera reparadora del cabello dañado que también te ayudará a nutrirlo y a protegerlo de la exposición solar.

Aplícala una vez a la semana
Aplícala una vez a la semana

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • ½ aguacate
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 1 cucharada supera de aceite de almendras
  • 10 gotas de aceite de árbol de te

Huevo: El huevo es un alimento rico en proteínas que ayuda a evitar la rotura de la estructura capilar, acabando con el aspecto quebradizo y haciendo que tenga más cuerpo y brillo.

Aguacate: El aguacate es una importante fuente de vitaminas (sobre todo vitamina E) y minerales, capaces de proporcionar al pelo vitalidad, brillo y suavidad. Además, gracias a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados nutre y evita la sequedad del pelo desde la raíz a las puntas.

Miel: La miel tiene propiedades astringentes y antioxidantes, dando lugar a un pelo más brillante y menos seco. También favorece el crecimiento del cabello y la producción de queratina, dando como resultado un pelo con más fuerte.

Aceite de almendras: El aceite de almendras tiene importantes nutrientes, incluyendo ácidos poliinsaturados y grasos, además de vitaminas E, D, B1, B2, B6 y A, que fortalecen el pelo y previenen su caída.

Aceite de árbol del té: Cada vez son más conocidas sus propiedades, ya que hidrata el cuero cabelludo, previene la caspa y la caída del cabello, promueve su crecimiento y es muy efectivo contra los piojos.

Preparación y uso recomendado:

Mezclamos todos los ingredientes de forma homogénea, y nos lo aplicamos en el pelo durante 20 o 30 minutos. Para conseguir más efecto, puedes envolver la cabeza con papel film y aplicar un poco de calor con el secador.

Recuerda que no es recomendable abusar del secador (y menos en verano, cuando estás expuesta a los rayos solares de manera prolongada).

Utiliza productos con ingredientes naturales, porque te beneficiarás de todas las propiedades de sus componentes de manera directa. Por ejemplo, con un champú de argán podrás fortalecer y aportar flexibilidad al cabello; y con uno de Cáñamo estarás hidratándolo y estimulando su crecimiento.

  • Periodicidad: Se aconseja aplicarla una vez a la semana

 Si quieres tener más información sobre la diversidad de productos ecológicos capilares y sus beneficios, no dudes en visitar nuestros supermercados Oh!MyBio en León y en Madrid, donde contarás con asesoramiento personalizado y todos los ingredientes naturales que buscas para responder a tu pelo como se merece.

 

Por: Tamara Álvarez (Nutricionista y Tecnóloga de Alimentos)

Aprende a ‘degustar’ tu bronceado durante más tiempo

Inaugurado el verano ya no hay excusa para deshacerse del tono blanquecino, en algunos casos nuclear, que has intentado esconder hasta el último momento con la esperanza de que cuando lleguen tus esperadas vacaciones, allá por el mes de agosto, puedas lucir un bronceado digno de inmortalizar en tu álbum de escapadas.

El tiempo empieza a correr en tu contra y piensas que la única alternativa -sin métodos artificiales- es entregarte en cuerpo y alma al sol, pero… hay otras opciones que te pueden interesar más, tanto a ti como a tu cuerpo. Sólo has de prestar un poco más de atención a tu dieta y aprovechar los beneficios que te ofrecen los productos ecológicos que te rodean.

Gracias a ellos y debido a que están libres de fertilizantes químicos, conseguir un bronceado rápido, sano y natural puede ser más fácil de lo que crees.

Recuerda que el cuerpo es muy sabio y diferencia perfectamente qué bondades puede extraer de determinadas frutas y verduras para activar la producción de melanina y proteger tu piel. Adelante, llega la hora de aprender a degustar tu bronceado.

  1. Aumenta tu melanina: Este es un pigmento encargado de absorber los rayos UVA y UVB para protegernos de sus efectos nocivos, aumentando sus niveles y volviendo nuestra piel más oscura. ¿Y cómo lo conseguimos de manera natural? A través de alimentos ricos en Vitamina A (betacarotenos), como la zanahoria, calabaza, tomate, mango, remolacha, alfalfa, alga espirulina, espinacas… Ten en cuenta que los vegetales ecológicos mantienen intactas todas estas propiedades al no haber sido sometidos a tratamientos con pesticidas y suelen contener entre un 20 y un 70% más de antioxidantes que los frutos convencionales.

RECETA: ¡Tómate un smoothie!

Trocea medio mango y una rodaja de piña y bátelos con media cucharada de limón. Después añade hielo picado y… A refrescarse. Estas dos frutas contienen betacarotenos y el limón previene la formación de manchas solares.

  1. No te olvides del Omega 3: Estos ácidos grasos forman parte de manera natural del manto protector de la piel, manteniendo el agua en el interior de la célula. También mejoran la permeabilidad de membranas, favoreciendo la entrada de nutrientes. Aquí están incluidos el pescado azul, los frutos secos, las algas, las semillas de chía, de lino, de cáñamo, de calabaza, la soja, la yema de huevo…

RECETA: Ensalada rica en Omega 3

Corta 150 g de salmón ahumado en tiras y déjalo macerar con zumo de limón recién exprimido (1 vaso). Después, mézclalas con las hojas de lechuga, 50 g de aceitunas, 1 cucharada de semillas de calabaza, 3 nueces troceadas y condiméntalo con aceite de oliva y vinagre balsámico ecológico.

  1. Los cítricos son tus mejores aliados: Los productos con Vitamina C no deben faltar en tu nevera para conseguir nuestra meta cuanto antes, teniendo en cuenta que son unos fantásticos antioxidantes y precursores de la Vitamina A. Entre ellos, destacan las naranjas, melón, kiwis, fresas, espinacas, pimientos, zanahorias…

RECETA: ¡Y de postre… un polo ‘made in’ Vitamina C!

Mezclamos un yogur natural (200 gr) con los arándanos (120 g) y sirope de agave natural o stevia y rellenamos con ayuda de una cuchara el molde para los polos o pequeños vasos a los que añadiremos un palo que nos ayudará a sacarlos. Los dejamos en el congelador unas 3 horas y los desmoldamos con un poco de agua caliente.

  1. Hidratación: Bebe a diario, como mínimo, 1,5 litros de agua para evitar la deshidratación y depurar el organismo y toma alimentos ricos en agua que también te ayudarán a controlar el peso, como por ejemplo la sandía, el tomate o las acelgas.

RECETA: Cóctel bronceador

Para acelerar tu moreno, mezcla cuatro cuacharadas de remolacha, un puñado de moras y otro de arándanos. Por su alto contenido en resveratrol y vitamina C incrementan la producción de antioxidantes y colágeno, para una piel más luminosa

  1. Mantén tu bronceado: Seguro que estarás pensando que el objetivo no solo es broncearse, sino mantener ese color el mayor tiempo posible. Para ello también existen trucos caseros a base de ingredientes naturales que ponen tu piel a punto antes de exponerte al sol. Eso sí, recuerda que NUNCA sustituyen a las cremas de protección solar.

ANTES: Aplícate la mezcla de dos cucharadas de germen de trigo o aceite de oliva virgen extra, dos cucharadas de zumo de limón y 125 ml de zumo de zanahoria natural.

DESPUÉS: Una vez terminada la sesión de bronceado mezcla a partes iguales manteca de cacao y aceite de coco y aplícalo sobre la piel. Si estos ingredientes no los tienes a mano, el gel de aloe vera también es muy efectivo, a su vez, hidrata y calma la piel refrescándola y dejándola muy suave.

DURANTE: Y para llevar siempre contigo, tomar en el trabajo, cuando tomes el sol o al despertarte es recomendable el té negro, encargado de fijar el bronceado.

Por último, cabe recordar que también existen complementos alimenticios elaborados a base de extractos naturales que te ayudan a preparar la piel y favorecen la activación de la melanina. Con su toma, incorporarás las vitaminas que necesitas para aprovechar los nutrientes del sol sin perjudicar la epidermis y para mantener el bronceado durante más tiempo.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en visitar nuestros supermercados Oh!MyBio, en León y Madrid, donde, además de asesoramiento, podrás encontrar una gran variedad de frutas y verduras ecológicas, así como una amplio abanico de productos para celíacos, vegetarianos, veganos, entre otros.

 

 

Recetas: Sácale al coco ecológico todo el ‘jugo’

¿Sabías que el coco es uno de los principales alimentos utilizados en las dietas antiestrés, contra la osteoporosis, para mejorar la salud cardiovascular y para evitar la retención de líquidos?

Aprovechando su temporalidad, aquí te dejamos un menú sencillo y saludable para que no renuncies a incluir el coco ecológico en tus platos preferidos. ¡No te arrepentirás!

De primero…

Pollo con salsa de coco con tomate

Ingredientes

  • 1/2 kilo de pechuga de pollo o pavo
  • 3 tomates maduros
  • 3 tomates secos
  • 1 coco
  • 1/2 cucharada de pimentón
  • 1/ media cebolla
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Batimos los tomates con el agua de coco y la pulpa, añadimos el pimentón y la cebolla hasta que quede cremoso y sin grumos. Por otro lado, troceamos la pechuga en tiras y la cocinamos en la plancha y echamos por encima la salsa. Ideal para combinar con unas verduras a también a la plancha.

Y de postre…

Smoothie detox de coco con piña

Ingredientes

  • Agua de coco
  • 1/2 piña natural
  • 100 ml de leche (1/2 vaso)
  • 25 gr. de almendras
  • 1 dado de jengibre fresco

Elaboración

Pela y trocea en cubos la piña, quitando el corazón central. Introduce la piña en un robot de cocina o licuadora, añade el agua de coco y el jengibre (si es fresco rállalo) y tritura todo, con la leche y las almendras, hasta tener la textura que más te guste. Después, déjalo en la nevera un par de horas antes de consumirlo. Si lo prefieres más claro añade más agua de coco.

¿Te han gustado nuestras propuestas? ¿Tienes alguna otra que quieras compartir con nosotros? Si quieres conocer más recetas y hacerte con las frutas y verduras ecológicas de temporada de la mejor calidad posible, no dudes en visitar nuestros supermercados de Oh!MyBio en León y Madrid, donde encontrarás una amplia variedad de productos ecológicos que darán ese toque saludable que tu dieta necesita.

 

¡Pon Superalimentos en tu vida!

¿Cuántas veces has oído hablar de los Superalimentos? Seguro que en los últimos tiempos con mucha frecuencia, pero… ¿Realmente, sabes cuáles son y qué beneficios aportan a nuestro organismo?

Probablemente, haya muchos de ellos que ya estés incluyendo en tu dieta sin saberlo. Pero para sacarte de dudas nada mejor que hacer una lista con los diez superalimentos que no deben faltar en tu cesta de la compra y que, además, te aportarán un extra de nutrientes, vitaminas y minerales. Algo que tu cuerpo y tu mente te agradecerán hasta el fin de los tiempos.

¿Qué son?

Aunque su propio nombre lo indica, cabe destacar que los superalimentos contienen más nutrientes, antioxidades y, en general, muchas más bondades que el resto de productos. Son de origen vegetal y nunca son procesados. Además, se recomienda digerirlos en crudo para conservar todas sus propiedades. La cuestión es ¿cuál es el más adecuado para incluir en nuestros platos diarios? A continuación repasamos sus principales beneficios para que la elección sea más fácil.

  1. BRÓCOLI: Quizás uno de los más populares de este ‘top ten’. Destaca por ser una importante fuente de nutrientes y antioxidantes debido a su riqueza en vitamina C y carotenos. Además, contiene fibra lo que ayuda a tu tránsito intestinal y a regular los niveles de colesterol.
CONSEJO: Si estás embarazada debes saber que el brócoli es conocido porque ayuda al cuerpo a absorber el calcio y el hierro, imprescindibles durante esa etapa de la vida.
  1. SEMILLAS DE CHÍA: Su contenido en hierro es superior al de las espinacas y su cantidad de calcio supera al de la leche. Tiene una combinación de minerales, ácidos grasos y vitaminas, lo que lo convierte en un gran antioxidante.
CONSEJO: Si estás pensando en reducir unos quilos este verano, la chía regula el apetito por su efecto saciante y ayuda a mejorar el tránsito intestinal.
  1. MACA: De origen peruano, es rica en carbohidratos y fibra y está considerada una importante fuente de energía, así como protectora de la piel. Se utiliza como alimento tanto seco como fresco e incide especialmente en la memoria.
CONSEJO: Muy beneficiosa para las mujeres durante la menopausia.
  1. REISHI: Estimula el sistema inmune, es antioxidante y beneficioso para el funcionamiento correcto del sistema circulatorio. Reduce la sensación de cansancio y mejora la calidad del sueño.
CONSEJO: Muy apto para los alérgicos por la riqueza de polisacáridos específicos.
  1. ALGA SPIRULINA: Su aporte de clorofila, minerales y vitaminas está por encima de cualquier otro alimento, sin olvidar que sus propiedades desintoxicantes hacen de ella la más poderosa arma para combatir el estreñimiento y reducir la fatiga.
CONSEJO: Si eres proclive a padecer anemias, la spirulina te aportará de una manera directa numerosos nutrientes, especialmente hierro.
  1. SEMILLAS DE CÁÑAMO: Ninguna otra planta tiene proteínas de tan fácil digestión. Estas semillas contienen un excelente valor nutricional, así como aminoácidos y ácidos grasos esenciales necesarios para reforzar el sistema inmunitario y aportar vitalidad.
CONSEJO: Su ingesta es provechosa para aliviar la sequedad de la piel y los picazones.
  1. ALGA CHLORELLA: Es la fuente de clorofila más importante de nuestro planeta, lo que te ayuda a limpiar y desintoxicar el organismo de la mala alimentación. Combate el estreñimiento.
CONSEJO: Hay estudios científicos que relacionan este alga con el retraso del proceso de envejecimiento al reducir el estrés oxidativo producido por la contaminación.
  1. HIERBA DE TRIGO: Te sorprenderá saber que tiene más vitamina C y el doble de vitamina Aque las zanahorias. Su consumo es muy positivo para tu piel, aumentando la suavidad, elasticidad y luminosidad y disminuyendo las arrugas las arrugas.
CONSEJO: Pruébalo en el tratamiento de problemas orales como la caries. Para esto, se debe aplicar directamente en las encías y los dientes.
  1. SHIITAKE: También es un gran aliado para favorecer la digestión y tiene un importante efecto fortalecedor del sistema inmunológico. Recomendable en dietas para combatir el colesterol o la hipertensión. Contienen ácido kójico, un gran despigmentante. Se usa, por tanto, para atenuar manchas y dar luminosidad.
CONSEJO:  Se usa para atenuar manchas y dar luminosidad por su contenido de ácido Kójico, un gran despigmentante.
  1. PROTEÍNA DE GUISANTE: Es baja en azúcares y un gran digestivo. Es un superalimento que destaca por ser muy rico en proteínas vegetalesy por poseer aminoácidos esenciales perfectos para mejorar el rendimiento deportivo.
CONSEJO:   Si eres vegetariano, vegano o alérgico a la lactosa este es el producto que estabas esperando.

¿Cómo consumirlos?