Cómo combatir el colesterol malo de forma natural

Hoy hablamos de alimentos y complementos naturales, como el ajo negro o la Chía, que te ayudan a reducir el colesterol LDL

El colesterol interviene en multitud de funciones importantes y se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo.

Es transportado a través de la sangre en lipoproteínas, bien de baja de densidad (LDL o colesterol malo) o de alta densidad (HDL o colesterol bueno). Un correcto transporte y metabolismo del colesterol es fundamental para reducir el riesgo de acumulación en las paredes arteriales.

Si tienes los índices de colesterol LDLy HDL desequilibrado, o el nivel de HDL alto, debes cuidar mucho tu modo de vida, mantenerte activo y cuidar tu dieta diaria, integrando alimentos ricos en ácidos grasos, aminoácidos y fibra. Son fundamentales:

  • Aceite de oliva  y aguacate: el ácido oleico u Omega 9 reduce el  nivel de LDL (malo) y sube el de HDL (bueno)
  • Pescado azul: el Omega 3 aumenta el índice HDL y los triglicéridos
  • Legumbres: las lecitinas favorecen el transporte y metabolismo del colesterol
  • Frutas y hortalizas frescas de temporada, ya que aportan vitaminas, minerales y fibra soluble
  • Frutos secos: las nueces y pistachos también son muy ricos en ácidos grasos Omega 3

En Oh! My Bio disponemos de estos alimentos más habituales (y de procedencia ecológica, que mantienen mejor sus propiedades originales), pero también disponemos de otros, menos conocidos, que pueden ayudarte a controlar y reducir el colesterol malo de la forma más natural.

3 complementos naturales para ayudarte a reducir el colesterol

1. Ajo Negro

El Ajo Negro es, en realidad, ajo normal (blanco) fermentado, intensificando sus propiedades cardiovasculares: mejora la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial alta, reduce el colesterol y el endurecimiento de las arterias (arterioscleroris), previene trombos, etc.

El Ajo se somete a un proceso de fermentación con temperatura y humedad controladas para mantener los compuestos deseados, la S-alilcisteína y los polifenoles. Este proceso elimina su sabor y olor penetrante característicos.

2. Levadura Roja de Arroz

La Levadura Roja de Arroz  es obtenida a partir de arroz fermentado. Concretamente de la levadura Monascus purpureus que, durante siglos, ha servido de alimento en varios países del continente asiático. Así, por ejemplo, el uso de la levadura roja está documentado en China, 800 años antes de Cristo.

La Levadura Roja del Arroz es rica en monocolinas, especialmente en Monocolina K, que contribuye, con una dosis adecuada, a regular los niveles de colesterol (10 mg de Monocolina K al día). De hecho, las monocolinas pertenecen al grupo de las estatinas, utilizadas en los fármacos para bajar el colesterol.

3. Semillas de Chía

Las Semillas de Chía se utilizan como alimento básico desde las antiguas civilizaciones Mayas y Aztecas, y ahora está de moda su uso. De hecho, es considerado un “Superalimento” por la cantidad de nutrientes que poseen: vitaminas B1, Bminerales, fibra y ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.

Esa combinación hace que las Semillas de Chía sean muy interesantes para mantener los niveles normales de colesterol, con la ventaja de que son muy fáciles de digerir y mezclar con otros alimentos, aportando un sabor suave similar al de la nuez.

Recuerda que los complementos alimenticios deben ser una ayuda extra, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico son fundamentales. Si además del colesterol alto tienes problemas de licuación de la sangre, te recomendamos que consultes con tu médico antes de tomar complementos alimenticios. En OhMyBio supermercados ecológicos podrás encontrar gran variedad de productos para que regules tu colesterol.

5 infusiones ecológicas para afrontar el invierno

El invierno nos permite disfrutar de muchas cosas. Pero nos siempre podemos protegernos del frío, de  los catarros o gripes, y al final los virus o bacterias nos acaban pasando malas jugadas e impidiendo hacer todos esos planes que teníamos previstos. Por ejemplo, en Oh! My Bio nos gusta disfrutar al máximo de la naturaleza. Y, por ello precisamente, te vamos a explicar qué plantas te pueden ayudar a enfrentarte al frío invierno ¡sin perder tiempo con los tuyos!

Toma nota de estas infusiones ecológicas, te resultarán muy útiles tanto como prevención como para combatir los resfriados:

  1. Equinácea: se trata de una planta inmunoestimulante, por lo que es ideal para épocas de frío. Esto es debido a que su contenido en equinacina, equinacósidos e inulina estimulan el sistema inmunitario. También existen estudios que señalan que los polisacáridos de la equinácea tienen un efecto antiiflamatorios similar al de la cortisona.
  2. Regaliz: se utiliza la raíz de la planta. Gracias a sus propiedades expectorantes, antiiflamatorias, antibacterianas y febrífugas, es ideal para prevenir o combatir resfriados, o en caso de irritación de garganta o bronquitis.
  3. Té Kukicha: es un té verde tradicional de Japón, con poder antioxidante y antiinflamatorio. Se elabora con los tallos de la planta de té, tostando las ramitas. Tiene muy poca teína, por lo que es ideal para tomar calentito a cualquier hora del día.
  4. Té de Jengibre con limón y miel: el jengibre refuerza tu sistema inmunitario, la miel posee acción antioxidante y el limón aporta Vitamina C, necesaria para tus defensas. Y si ya has caído en los brazos del catarro, esta infusión también alivia la tos.
  5. Tomillo: se trata de un antitusivo y expectorante natural. Su contenido en Timol, Carvacol y flavonas actúan en las vías respiratorias aliviando la tos y expectorando los mocos.

En Oh! My Bio disponemos de infusiones ecológicas con estos ingredientes, tanto a granel, como en rama o bolsitas, de diferentes marcas. También contamos con mezclas especialmente destinadas a cuidar de ti este invierno: Yogi Tea Respiración, Yogi Tea Garganta Sana, pirámide Super Antioxidante de Artemis.

Los 15 alimentos con más Vitamina C

¿Sabías que los pimientos rojos y verdes tienen mayor cantidad de Vitamina C que las naranjas?

La Vitamina C es fundamental para que el organismo pueda funcionar correctamente, ya que esta vitamina participa en diferentes funciones corporales, como la síntesis de hormonas o del colágeno. Pero, sin duda, su papel más conocido es el de reforzar el sistema inmunitario, ayudando a prevenir, por ejemplo, catarros y gripes.

Esto es debido a que la Vitamina C reacciona ante los radicales libres, actuando como antioxidante y manteniendo nuestras defensas en forma. Por ello, es fundamental que nuestra dieta sea rica en esta Vitamina, sobre todo en épocas de cambios climáticos o de temperaturas muy extremas.

Los alimentos que contienen más cantidad de Vitamina C son los vegetales, tanto frutas como verduras. Pero ojo, que la naranja no es la fruta más rica en Vitamina C, como se cree popularmente. De hecho, el pimiento rojo y el verde, y la coliflor y el brécol aportan un mayor contenido en esta vitamina.

Toma nota de los 15 alimentos con más Vitamina C 

  1. Acerola
  2. Guayaba
  3. Pimiento rojo
  4. Perejil
  5. Pimiento verde
  6. Brécol
  7. Berros
  8. Coliflor
  9. Caqui
  10. Fresas
  11. Papaya
  12. Espinaca
  13. Naranjas
  14. Berza
  15. Limón

En Oh! My Bio supermercados ecológicos contamos con gran variedad de frutas y verduras ecológicas que mantienen sus nutrientes originales. De hecho, un estudio comparativo realizado por la Johns Hopkins School of Medicine de Baltimore, Maryland, demuestra que los vegetales cultivados orgánicamente aportan un 27% más de Vitamina C que sus homólogos que no lo son.

Os dejamos un ejemplo de plato que podéis elaborar con nuestros productos eco, y que podéis incorporar fácilmente a vuestra dieta.

Receta rica en Vitamina C

Berenjena rellena de soja, tomate, pimiento y guisantes

  • 2 berenjenas grandes
  • 1 pimiento rojo y otro verde ecológicos
  • 1 tomate ecológico
  • queso rallado al gusto
  • 400 g de soja texturizada
  • 1 diente de ajo
  • sal y pimienta

Cortamos dos berenjenas ecológicas a la mitad, las lavamos y vaciamos antes de meterlas en el horno con aceite (20 minutos a 180 grados). Preparamos la soja texturidazada como alternativa a la carne picada, sofriéndola con ajo, trocitos de pimiento rojo y verde y  la pulpa de las berenjenas. Añadimos posteriormente el tomate triturado y los guisantes previamente cocidos. Cuando esté listo, mezclamos todo y lo colocamos en la berenjena hueca. Cubrimos con queso rallado y gratinamos 15 minutos en el horno, de nuevo a unos 180 grados.

Os retamos además a dejar un comentario bajo este artículo con vuestras propias ideas para crear nuevos platos  realizados con estos 15 ingredientes.

La receta más original, divertida y sabrosa ¡tendrá premio!