Recetas eco contra los ‘Atracones’ de fin de semana

La comida rápida también puede ser sana. ¿Aún no has probado las hamburguesas vegetales de tofu con algas, con curry o con champiñones? Prueba con algunas de estas recetas eco

Si hay algo que nos gusta más que ver un partido de Liga entre el Real Madrid y el F.C Barcelona es, precisamente, disfrutar de ese partido en compañía de amigos, bebiendo una cerveza fresquita y comiendo algunos de esos alimentos ‘prohibidos’ que llevan impregnados en cada mordisco altas cantidades de calorías, grasas y sustancias contraproducentes para nuestro colesterol.

Instintivamente, cuando decidimos celebrar en casa una reunión de estas características lo primero que se nos viene a la cabeza es la comida rápida… ¡Una de las peores enemigas de nuestra báscula y de nuestra salud! Pero, tranquilos, tenemos una solución. ¿Por qué renunciar al placer de darnos un capricho, si lo hacemos de manera saludable?

Como buenos amantes del fútbol y de la alimentación sana, en Oh!My Bio no queríamos dejar pasar la oportunidad de mostraros algunas recetas de picoteo y de comida rápida de origen vegetal, principalmente, que harán que este fin de semana ganéis por goleada ante vuestros anfitriones.

HAMBURGUESA DE TOFU, QUINOA Y CURRY

Ingredientes

  • Tofu 400 gr.
  • Quinoa 100 gr.
  • Salvado de avena 3 o 4 cucharadas
  • Zanahoria
  • Berenjena
  • Calabacín
  • Pan multicereal de burguer
  • Sésamo negro

Elaboración

Reserva la quinoa limpia en un cazo y añádele el doble de agua para ponerla al fuego hasta llevarla a ebullición. En ese momento, calcula unos diez minutos para que termine de cocerse. Mientras tanto, vete troceando la la zanahoria, el calabacín y la berenjena y saltéalos con un poco de aceite.

Cuela la quinoa y pásala por agua fría para frenar el proceso de cocción. Después, tritura el tofu y mézclalo con las verduras y la quinoa, además de una cucharada de salvado de avena y otra de curry en polvo hasta que consigas una masa homogénea capaz de manipular para hacer las hamburguesas. Utiliza el salvado para darle más consistencia si fuera necesario.

Pasa por la sartén las hamburguesas y colócalas en el pan con un poco de sésamo negro. Si quieres darle un toque personal, calienta un poco de sofrito de tomate con una cucharada de miel y rocíalo encima.

No obstante, si eres de esos a los que no les gusta estar demasiado tiempo en la cocina,  puedes comprar las hamburguesas ya hechas, para solo tener que calentarlas un par de minutos y emplatarlas con los complementos que quieras. Puedes elegir entre una amplia variedad: hamburguesas vegetales, de tofu con champiñones, estilo jardinera, con espelta, con cereales… Además de salchichas vegetales con las que podrás elaborar deliciosos perritos calientes.

 

PIZZA VEGETARIANA TRADICIONAL

Ingredientes para la masa

  • 400 gr. de harina (espelta, trigo teff)
  • 1 sobre de levadura (en polvo)
  • 250 ml. de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno

  • 200 gr. de champiñones en láminas
  • 400 gr. de tomates frescos pelados y escurridos + 2 tomates maduros cortados en rodajas
  • 1 lata de aceitunas negras
  • 200 gr. de rúcula
  • Hojas de albahaca fresca
  • 80 gr. de mozzarella (en dados) o lonchas veganas sabor mozzarella
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Primero tamiza la harina, haz un hueco en el centro y echa la levadura y la sal. Calienta un poco el agua y reserva hasta que se quede tibia. Luego viértela y remueve hasta que formes una masa suave, trabajando la masa hasta que quede firme. Tapa la masa y déjala reposar a temperatura ambiente durante un rato, hasta que observes que ha doblado su volumen.

Tras precalentar el horno a 240º, unta la placa con aceite para evitar que se pegue, extiende la masa con ayuda de un rodillo y cubre con el puré de tomate. Vete echando por encima los champiñones un poco salteados, el tomate en rodajas, la rúcula, la mozzarrella y la albahaca. Termina con las aceitunas negras y ¡al horno! En este caso, también puedes hacerte directamente con la base de pizza de espelta o de trigo integral.

 

Y PARA PICAR…

– Rellena unas tortillas de trigo ecológico con dados de tofu salteados, lechuga, tacos de tomate y láminas de pimiento, todo ello bañado con salsa de soja.

– Pon un cuenco con palitos de sésamo y otros dos con hummus de tomates secos ecológicos o pate vegetal de shiitake.

– Que no falten unas chips de lentejas ecológicas con chili o un snack de sésamo y almendra, ideal para saciar la gula a cualquier hora del día.

Prepara tu despensa para el otoño y protege tus defensas

Así es. Aunque nuestra mente aún no esté tan concienciada como nuestro cuerpo, ya ha comenzado oficialmente el otoño.

Los días se acortan, bajan las temperaturas y vuelven las rutinas, algo que puede afectar de manera directa a nuestro estado de ánimo y a nuestro cuerpo.

Pero… ¡cuidado! Nuestro organismo es muy sabio y los cambios también requieren de una preparación para no caer enfermos, porque al igual que hacemos con el armario, nuestra despensa también debe mudar, casi, por completo para dar prioridad a nuestras defensas y a nuestra energía.

Cualquier dieta en otoño tiene que ser capaz de contrarrestar el desgaste físico y mental, y nada mejor que los alimentos de temporada para conseguirlo. La naturaleza es sabia y en esta época nos da productos con menos cantidad de agua, pero más cítricos y ricos en vitaminas.

¿Qué es lo que no debe faltar en tus menús de otoño?

FRUTOS SECOS: Principalmente, nueces, almendras y pistacho tostado porque son ricos en fibras, proteínas y tienen una potente acción antioxidante. Además, su acción positiva sobre las grasas saturadas protege de la enfermedad cardiovascular. Eso sí, debes ingerirlos en pequeñas cantidades para no abusar de las calorías que requiere una dieta equilibrada.

MANZANAS: Junto a las uvas, kiwis y peras son las principales frutas de temporada. Son ricas en vitaminas y un aliado contra el estreñimiento, un problema muy común en esta época del año. Como mínimo, debes consumir una manzana al día.

CASTAÑAS: Un otoño sin castañas…¡No es otoño!. Y no sólo como tradición, sino porque se trata de un alimento que te ayuda a combatir el cansancio y a aumentar los niveles de energía por su presencia de vitaminas del grupo B. Lo mejor es tiene menos calorías que la mayoría de frutos secos.

CEREALES y PAN INTEGRALES: Conservan toda su riqueza porque no sufre procesos de refinamiento donde se pierden muchos nutrientes como el hierro o la vitamina B, que se encuentran en la cáscara de los granos. Por otro lado, tienen una alto contenido de fibra. Su consumo habitual mejoran el tránsito intestinal y el estreñimiento. Por ejemplo, el arroz integral es un alimento básico, muy energético y digestivo. Por su parte, el pan integral tiene las mismas calorías que el pan blanco, pero aporta tres veces más fibra.
CALABAZA: Tiene una fina textura y un sabor sutil que le permite adaptarse a cualquier menú. Debido al grueso de su piel se conserva muy bien durante meses. Entre los beneficios para la salud hay que destacar su contenido en ácidos grasos Omega 3 y que es un alimento rico en vitamina A.
SETAS y CHAMPIÑONES: Ricos en proteínas, vitaminas y minerales. Destacan por ser unos alimentos perfectos para reforzar el sistema inmunitario y proteger del frío. En este grupo de alimentos, también se recomienda consumir reishi y shitake, denominados como Superalimentos, gracias a que aumentan nuestras defensas.

LENTEJAS Y GARBANZOS: Las legumbres que mejoran nuestro sistema digestivo son, principalmente, los garbanzos y las lentejas pardinas. Ambos producen una sensación de satisfacción y bienestar digestivo. Lo mejor es combinarlas con algún cereal, donde la proporción de este último sea bastante más grande, por ejemplo 70% de arroz y 30% de garbanzos para reducir la sensación de hinchazón o gases, así como separarlo de productos animales (carne, chorizo…). En este sentido, consumir legumbres ecológicas nos segura ingerir un producto que mantiene todos sus nutrientes y está libre de conservantes y colorantes.

BRÓCOLI, COLIFLOR Y ROMANESCO: Son los sustitutos perfectos de pastas, arroces y harinas. Tienen un perfil muy completo, ya que posee muy pocas calorías, pero contienen gran parte de las vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita a diario. Ideales para una buena digestión, así como para lograr una sensación de saciedad.

CHOCOLATE NEGRO PURO: Puede ayudar a combatir los síntomas de la fatiga crónica, ya que se cree que su consumo ayuda mejorar la acción de los neurotransmisores, como la serotonina. El cacao promueve la buena circulación sanguínea y es rico en antioxidantes. Por ejemplo, el cacao puro desgrasado, perfecto para incluir en el desayuno, beneficia el tránsito intestinal y contiene propiedades estimulantes contra la ansiedad.

JALEA REAL: Si hay un reconstituyente por excelencia para cualquier época del año, pero sobre todo para el otoño, ese es la Jalea Real. Su ingesta refuerza el sistema inmunológico y está recomendada para personas de cualquier edad. Es un gran aliado contra el frío y también cumple una función antiséptica en el caso de contraer gripes y catarros. Además, está presente en multitud de complementos alimenticios para el fácil consumo diario.

A nivel general, también es tiempo de infusiones después de las comidas, compotas de frutas, caldos y carne blanca. Así como de cocciones a presión, estofados o elaboraciones al horno.

Recetas: Aperitivos y guarniciones con berenjena y miel

Probablemente, nunca habías pensado en unir estos dos ingredientes en un mismo plato (¿berenjena y miel?), pero la conjugación es más deliciosa de lo que imaginabas.

Nosotros ya lo hemos probado y, por eso, queremos compartir contigo dos recetas saludables y muy originales con las que podrás beneficiarte de las propiedades de la berenjena y de la miel.

Para empezar: ¿Por qué  debemos de ingerir berenjenas?

Se trata de una hortaliza imprescindible para llevar una dieta saludable, especialmente para las mujeres, porque contiene un alto porcentaje en minerales como el hierro, lo que ayuda a combatir y evitar la anemia.

Es una gran aliada para bajar de peso por su poder desintoxicante. Su contenido en potasio facilita la eliminación de toxinas gracias al efecto diurético que ejerce sobre el organismo y es muy eficaz para regular la tensión arterial. Otra virtud de la berenjena es el aporte de fósforo para el funcionamiento normal del sistema nervioso y los riñones).

Verdades y mentiras sobre la miel

Considerada por los egipcios y los griegos como un producto sagrado, la miel sigue siendo un alimento imprescindible en las despensas del ser humano.  ¿Quién no ha recurrido a ella cuando la gripe se apodera de nuestro cuerpo? Con leche caliente o mezclada con un poco de limón, por ejemplo, para aliviar las molestias o dolores de garganta…

Pero sus beneficios van más allá. El consumo de miel natural y/o ecológica ayuda a regular el azúcar en sangre, así como a mejorar la función cerebral o a contribuir a la recuperación del sueño. También es un ingrediente ideal para la piel seca o el acné, por eso forma parte de las recetas de eficaces productos de cosmética.

 

  1. PALITOS DE BERENJENA CON MIEL
  • Ingredientes: Berenjenas, miel, sésamo tostado, harina, agua y hielo.
  • Elaboración: Lava y corta las berenjenas en palitos, como si se tratase de patatas fritas y colócalos en agua fría, sal y hielo para que suelten el jugo amargo. Después, déjalos secar y pásalos ligeramente por harina de trigo o de maíz ecológica y fríelos en abundante aceite. Antes de servirlos, riégalos con la miel y espolvorea semillas de sésamo o de girasol.

 

  1. BERENJENA AL HORNO CON MIEL Y MÓDENA
  • Ingredientes: Berenjenas, miel, vinagre de módena, aceite y sal
  • Elaboración: Corta las berenjenas en rodajas muy finitas y déjalas en remojo con sal durante unos 30 minutos. Después, píntalas con aceite y mételas en el horno durante unos 15 minutos a 180º. Por último, mezcla en un cuenco tres cucharadas de miel con vinagre de módena y rocíalo antes de servirlas.

¿Sabías que…?

Existen varios tipos de miel procedentes de diferentes flores que suelen ser recomendadas para síntomas muy diversos.

Por ejemplo, la de Azahar ayuda a conciliar el suelo; la de Romero está indicada para las úlceras de estómago y la de Eucalipto es muy utilizada contra catarros o problemas respiratorios. En este caso, la miel ecológica nos asegura que el manejo de las colmenas se realiza de una manera natural, con un proceso de extracción en frío y sin el uso de tóxicos.

Junto a la de Tomillo, Trébol o Espliego también cabe destacar la miel de Manuka, una jalea procedente de Nueva Zelanda que se ha convertido en una de las más apreciadas del mundo por sus propiedades antimicrobianas frente a la miel corriente. Su principal uso es terapéutico, de ahí que también sea considerada una de las mieles más selectas a nivel mundial.

Esta maravilla de la naturaleza, según numerosos científicos, ayuda a regenerar la piel y a mejorar el proceso digestivo. Precisamente, tomando una cucharada de Manuka en el desayuno será suficiente para aprovecharnos de sus importantes bondades.

Si quieres más información sobre esta miel y sus beneficios, pásate por alguno de nuestros supermercados Oh!MyBio.

 

 

¿Te atreves con un huerto urbano doméstico?

Si estás leyendo esto es porque, seguro, que estás valorando la posibilidad de crear tu propio huerto urbano doméstico, aunque, probablemente aún no sepas bien por dónde empezar.

¡Has hecho bien! El primer paso es consultar y recopilar toda la información posible para conocer los pros y los contras de iniciarte en el cultivo interior o exterior.

Para ello, vamos a desgranar las principales cosas que has de tener en cuenta para conseguir tu objetivo, incluyendo cómo debes configurar el espacio para aprovecharlo de la manera más eficiente posible.

Disponer de un lugar abierto (terraza, balcón, azotea, patio, jardín…) es muy importante para este fin, pero no imprescindible. Estamos de acuerdo que estas zonas nos permitirán tener más horas de luz al día sin preocuparnos en exceso, pero existen numerosos rinconcitos en nuestros hogares en los que también ‘pega’ el sol.

La única diferencia es que puede que nos toque estar más atentos para mover los (pequeños) recipientes,  al menos, una vez al día dependiendo de la época del año.

Puede ser que nuestro espacio sólo permita el cultivo en algunas estaciones, debido a la orientación de nuestra casa y a las horas de luz que penetran en ella, pero eso no es excusa, porque podemos elegir la plantación en función de la insolación.

Si tenemos muchas horas de sol en verano, nada mejor que los tomates o pimientos; mientras que con menos luz es preferible optar por cebolletas, fresas, rábanos…

Eso sí, si aún lo quieres más sencillo, la recomendación es empezar por la plantación de hierbas aromáticas… Son los cultivos con los que más rápido verás los resultados y cogerás destreza.

Beneficios de cultivar tu huerto urbano doméstico

  1. Sabremos lo que comemos

Los productos de nuestro huerto urbano viajarán desde nuestro balcón a la cocina, por lo que tendremos el control absoluto sobre todo el proceso de producción sin necesidad de transporte que aumente las emisiones o el desperdicio de los mismos.

Además, podremos evitar el uso de pesticidas, de una manera tan simple como es eliminando las hojas y malas hierbas nosotros mismos.

  1. Conciencia medioambiental

Estas técnicas también nos ayudarán a consumir más fruta y verdura (y en temporada), a aprovechar mejor los recursos y a conocer más sobre los beneficios alimenticios y nutricionales de este tipo de productos, así como sus ciclos climáticos o d eproducción.

Por otro lado, nuestro hogar tendrá una esencia mucho más natural y original y, aunque no lo creamos fomentará nuestros hábitos más sostenibles.

Por otro lado, podemos comprar las semillas en centros de horticultura o extraerlas de las hortalizas que hayamos recolectado o adquirido en tiendas de proximidad, evitando las semillas transgénicas.

  1. Más rentable de lo que imaginas

Un huerto doméstico puede ser muy rentable, con una pequeña inversión en semillas y semilleros, que nos permitirán tener siempre en batería nuevas plantas germinadas que sustituyan a aquellas que vayamos consumiendo. Eso sí, debemos escoger los cultivos en función de nuestras necesidades, clima y estación para no desaprovechar nada. También es aconsejable utilizar recipientes reutilizables o que hayan sido reciclados, por ejemplo.

En este sentido, el mantenimiento del huerto doméstico exige abonos cada cierto tiempo para devolver a la tierra su riqueza orgánica y mineral, por lo que podemos utilizar parte de los desperdicios alimentarios domésticos (aquellos que sean materia orgánica).

  1. Una técnica para despejar la mente

Aunque parezca mentira, encontrar un hobby de estas características te ayudará a distraer tu mente después de horas y horas en la oficina, incluso desestresa. ¡Y no digamos si tu trabajo es más bien sedentario…! Con el cultivo doméstico tendrás más movimiento al llegar a casa, procurando que a tus plantas no les falte nunca la luz.

¿Cuál es el espacio más idóneo?

Cualquier rincón sirve para hacer un huerto urbano, interior o exterior. Dependiendo del espacio disponible te tocará valorar el tamaño de las macetas o recipientes que podrás utilizar (incluso, puedes confeccionarlas tú mismo). Lo único que tienes que tener en cuenta es que ese lugar reciba, como mínimo, cuatro o cinco horas de luz solar al día. A partir de ahí, deberás elegir qué tipo de cultivos son más propicios para plantar.

Otra cosa muy importante es la organización. Etiqueta cada planta con palitos de madera o piedras naturales, por ejemplo.

  1. Aprovecha el espacio colgando las plantas

La falta de metros cuadrados puede compensarse aprovechando el espacio en vertical, por ejemplo con cestas colgantes en barras suspendidas.

  1. Los kits de cultivo

Si no te quieres complicar demasiado la vida, opta por comprar kits de cultivo, ya pensados para que las plantas nazcan y crezcan en el interior de la caja.

  1. Usa tarros de cristal como jardineras

Los tarros grandes son perfectos para cultivas plantas individuales, además de que puedes reciclarlos siempre que quieras y darán un toque muy original a tu hogar.

  1. Bloques de cemento

Si tienes un rincón de la casa vacío como un balcón o una pequeña terraza, una de las soluciones más atractivas y económicas es cultivas las plantas en bloques de cemento.

  1. Palets para almacenamiento en vertical

Son una solución vertical perfecta para nuestro huerto urbano. Además de una manera de reciclar material.

  1. Organizador de zapatos

Son perfectos para poner una gran variedad de plantas pequeñas en vertical, ya que se pueden cultivar de manera individual en cada cubículo.

¿Qué puedo cultivar?

Si no siembras en temporada y no tienes en cuenta la luz, todo esto no te servirá de nada. Lo mejor es que te inicies en el cultivo doméstico con plantas aromáticas, como la albahaca, que también darán un aroma espectacular a tu hogar. Otras muy sencillas de mantener son el orégano, el perejil, el cilantro, la guindilla, la soja o la lombarda en brotes.

Aquí te damos una guía con algunas propuestas y sus principales premisas para que tu huerto urbano doméstico sea todo un éxito.

¿Listo para empezar a cultivar? Descubre la nueva línea de semilleros ya disponible en los supermercados ecológicos Oh!MyBio de León y Madrid y cuéntanos tus experiencia. ¡Estamos seguros que no te arrepentirás!

Recetas: Diez alimentos que te pondrán las pilas

En esta época, la vuelta el cole no es sólo para los niños. La falta de energía, el cansancio y estrés que supone retomar todas las rutinas laborales y familiares hacen que nuestra resistencia física y mental se vea mermada.

¿La solución? Como en la mayoría de las ocasiones, es prestar especial atención a nuestra alimentación. Porque existen multitud de ingredientes que nos pueden aportar esos nutrientes, vitaminas y minerales que nos hacen falta para poder hacer frente al inicio del nuevo ‘curso’.

A continuación te mostramos el ‘Top 10’ de los alimentos naturales que más energía te aportan si los incluyes en tus menús. Nosotros te enseñamos a hacerlo de una manera sencilla y muy rápida.

1. MACA:

Este Superalimento, considerado un excelente reconstituyente energético, posee una importante cantidad de hierro y vitaminas B y C. Supone un apoyo nutricional en casos de anemia, astenia o procesos temporales con reducida vitalidad.

  • Pudin de manzana y maca: Bate la bebida vegetal de almendras con 5 gramos de maca en polvo, 30 gramos de dátiles, una cucharadita de canela, una manzana cortada en dados y un poco de esencia de vainilla. Añade las semillas de chía a la masa, mézclalo y déjalo reposar en la nevera un par de horas.

2. ELEUTEROCOCO (ginseng siberiano):

Estimula la resistencia al estrés y por lo que ahora es ampliamente utilizado como un tónico en momentos de estrés y presión. Esta planta se parece a un arándano y de considera adecuada para disminuir el cansancio crónico o para hacer frente al agotamiento en épocas de excesivo trabajo, épocas de exámenes… La raíz se conserva seca entera o troceada.

  • Infusión: La manera más idónea de tomar esta planta, además de en complementos alimenticios, es a través de infusiones, mezclada con otros ingredientes como menta, hierba limón o cáscara de naranja.

3. CACAO:

El cacao puro también es considerado un Superalimento porque contiene más de 50 nutrientes y componentes bioactivos, entre los que destacan beneficios antioxidantes y antiinflamatorios sobre el organismo.

  • Batido matutino: Empieza el día con energía, mezclando una cucharada grande cacao puro en polvo ecológico con un plátano, un puñado de avellanas molidas, un vaso de bebida vegetal de avena y un toque de canela y jengibre. Bátelo todo hasta que quede un resultado homogéneo.

4. QUINOA:

Además de ser apta para celiacos y una alternativa al trigo, este pseudo cereal posee un alto nivel de proteínas, zinc y magnesio, por lo que es un alimento altamente recomendado para deportistas.

  • Ensalada de quinoa y jalapeños: Sólo necesitas calabacín, pimiento y un tomate bien troceados. Lo mezclas con aceitunas, chile jalapeño y quinoa y lo aderezas con aceite de oliva, limón y vinagre.

5. BAYAS DE GOYI:

Es un complemento ideal para la vista, regular tanto el sueño como el apetito y mantenerse activo durante la jornada. El contenido de caroteno es superior a la zanahoria lo que le proporciona buenas propiedades antioxidantes.

  • Para tus postres: Simplemente, añádelas en un bol junto a tu yogur favorito, nueces troceadas, un puñado de avena y dos cucharadas de miel. Será una merienda completa y muy saludable para cualquier persona.

6. GUARANÁ:

Uno de los datos interesantes con respecto a la cafeína contenida en el guaraná es que ésta es absorbida de una forma más lenta que la cafeína del café y son más duraderos. Además, es un estimulante natural que actúa en el organismo en general y en el músculo cardíaco, con lo que aumenta el rendimiento durante los entrenamientos.

  • Smoothie de guaraná y acai: Bate en una licuadora un vaso de bebida vegetal de almendras, un plátano congelado, media taza de espinacas, 5 frambuesas, una cucharada de semillas de chía y un puñado de acai y guaraná. Si lo prefieres más fresquito, añádele hielo.

7. FRUTOS SECOS:

Los frutos secos contienen gran cantidad de ácidos grasos, pero son muy beneficiosos para el organismo si se consumen en cantidades moderadas y sin sal. Son geniales para controlar el colesterol y recomendados para dietas vegetarianas y para deportistas.

  • Pestos para pastas: Incorpora acompañamientos saludables a tus platos de pasta con pestos realizados con los frutos secos que más te gusten, como pistachos, nueces, almendras… Saltéalos en una sartén con aceite de oliva virgen extra, pimienta negra y una pizca de sal y añádelo al plato que hayas elegido cocinar.

8. REISHI:

Toca hablar de otro Superalimento con numerosos beneficios, pero, en esta ocasión, la que nos interesa es su virtud inmunomoduladora, es decir, que su consumo ayuda a que nuestro sistema inmunológico reaccione de forma más rápida.

  • Tortitas con reishi y sirope: Bate un huevo, media taza de harina, otra media de leche desnatada y media cucharada de levadura y otra de reishi en polvo. Precalienta una sartén y úntala con aceite y con un cacito vierte un poco de la mezcla de cada vez para hacer unas tortitas. Puedes acompañarlas con un poco de sirope de agave o azúcar moreno.

9. MIEL

No solamente contiene vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel, sino que también es una gran aliada para reforzar el sistema inmunológico y favorece el mejor descanso.

  • Galletas de miel: Coloca en un bol un huevo, 100 gramos de azúcar de abedul, media taza de aceite de girasol ecológico, 230 gramos de harina integral y una cucharada y media de levadura. Después, añade 60 gramos de miel y comienza a batir hasta que puedas obtener una masa que no se pegue. Haz bolitas y aplástalas antes de meterlas al horno durante 10 minutos a unos 190º.

10. JALEA REAL:

Uno de los productos más idóneo para recargar las pilas es la Jalea Real, presente en muchos complementos alimenticios para distintas etapas de la vida, debido a que es capaz de favorecer la hidratación y elasticidad de la piel, reduce la fatiga, refuerza el sistema inmunitario, estimula el crecimiento de los niños y aumenta el apetito, entre otros beneficios, gracias a su combinación con otros ingredientes activos como la miel, la acerola, el própolis, el Té Verde, la L-Carnitina, el guaraná el ginkgo.

  • Tónico para subir las defensas: Echa en un recipiente de vidrio la miel (1 kg), el polen (50 gr.) y la cáscara de limón ecológico para evitar cualquier tipo de pesticida. Cuando tengas la mezcla homogénea, añadimos la jalea real (15 ampollas) y removemos. Si lo deseas también le puedes incluir piñones crudos y molidos. Puedes cerrara el envase y guardarlo en un lugar fresco y seco para utilizarlo cuantas veces quieras. Con dos cucharadas por la mañana con tu desayuno será suficiente y ayudará a prevenir catarros y gripes, sobre todo, a los más pequeños.

 

 

Para gustos, las bebidas vegetales

Por necesidad, por salud o por gusto. El consumo de bebidas vegetales se ha disparado en los últimos años debido a sus propiedades y beneficios para el organismo frente a otro tipo de productos, pero sobre todo a raíz del aumento de diagnósticos de intolerancia o alergia a la lactosa.

Es fundamental saber que frente a la presencia de calcio en la leche animal, este tipo de bebidas también ofrece importantes beneficios saludables que permiten al consumidor cumplir con su objetivo de mantener una dieta equilibrada mejorando sus digestiones y reduciendo el consumo de grasas, principalmente.

Aclarado este punto, llega el momento de abordar algunas de las dudas más populares que surgen en torno as u consumo y que, seguro, te ayudarán a saber seleccionar la que mejor se ajusta a tu situación.

¿Qué tipos hay? ¿Cuál se parece más a la leche? ¿Qué propiedades tiene cada una de ellas? ¿Son aptas para cualquier persona? ¿Cuál es la más rica?

Las más habituales

  1. SOJA

La más conocida y fácil de encontrar es la de soja. Se caracteriza por ser una de las bebidas vegetales que más proteínas contiene, además de todos los aminoácidos esenciales. Entre los principales beneficios, cabe destacar la presencia de lecitina, que ayuda a limpiar las arterias y a combatir el colesterol. Por su parte, es una de las bebidas vegetales que más calcio aporta (junto a la de avena), pues cada vez hay más propuestas en el mercado que aportan un extra de este mineral.

  1. AVENA

Por su parte, la de Avena ha sido catapultada como una de las favoritas entre la mayoría de los consumidores debido a su sabor y a sus cualidades frente a la leche animal. Posee un alto contenido en fibra, lo que la convierte en una alternativa ideal para aquellos que quieran cuidar su colesterol o con problemas de estreñimiento. Además, es muy digestiva y muy rica en vitamina D.

  1. ARROZ

En el tercer puesto está la bebida de arroz, considerada la más ligera porque es muy pobre en grasas, en proteínas y rica en azúcares, por lo que se utiliza como reconstituyente. Tiene un sabor muy dulce y neutro y es bastante acuosa. Eso sí, es muy beneficiosa para el sistema inmunológico.

Bebidas vegetales Oh My Bio
Bebidas vegetales Oh My Bio

Las más parecidas

 

  1. ALMENDRAS

Esta bebida vegetal es muy rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio. Es ideal para después del ejercicio, porque ayuda a recuperar los minerales perdidos a causa de la sudoración. Por otro lado, es un gran aliado en las dietas para reducir peso y controlar el colesterol

  1. AVELLANA

Al igual que la de almendras y nueces, posee un delicioso sabor a frutos secos. Se podría catalogar como una bebida muy energética, pero calórica y, en este caso, su contenido en sodio es bastante bajo, por lo que es la favorita para aquellos que están obligados a cumplir con dietas especiales, en las que deban controlar el consumo de sal.

  1. NUECES

Sobre todo, destaca por su gran cantidad de fósforo y ácido fólico, esenciales para los más pequeños porque contribuye a la correcta formación de huesos, cartílagos, dientes… Otro detalle a su favor es que es una bebida con una textura muy suave y cremosa, lo que la convierte en el sustituto perfecto de la leche para realizar recetas de repostería.

A esta lista se unen otras como la de Quinoa, Espelta, Cebada, Castaña o Coco, muy utilizadas para cocinar por el sabor que aportan y deliciosas para consumir en frío, a temperatura ambiente o en caliente, así como mezcladas con otras bebidas como café o té. Ejemplo de ellas, es otra de nuestras bebidas favoritas, la de coco. 

  1. COCO

Es una de las opciones más demandadas por los veganos (y los que no lo son también) para elaborar batidos, hornear panes y pasteles e incluirla en deliciosos platos diarios.

Su contenido en hierro, su alta concentración en fibra, magnesio y potasio, además de su alta cantidad de Vitamina C, la convierten en arma perfecta para mantener el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

 

Sin duda, estas bebidas son la apuesta perfecta si buscas consumir productos ecológicos, sin gluten o con una cantidad recomendada de cereal, en algunos casos.

Y recuerda que si la leche animal te sienta mal, ingiriendo estas propuestas podrás evitar la lactosa y la caseína. Es cierto que contienen menos calcio, pero se puede complementar con alimentos como el sésamo, el brócoli, las espinacas o el tofu. ¿A qué esperas para probarlas?

Remedios naturales contra los piojos/ Parte II: Desde árbol del té hasta esencia de lavanda

¡Cuando el enemigo ataca hay que estar preparados!

Si hace unos días os resumíamos las principales precauciones que has de tomar para evitar que tus hijos se conviertan en huéspedes de los piojos en la vuelta al cole, en este nuevo post queremos facilitaros algunos trucos caseros para que la ‘batalla’ sea más efectiva.

Con ingredientes naturales y muy rápidas de elaborar, estas fórmulas te ayudarán a deshacerte de estos insectos de una manera segura y sin necesidad de utilizar productos tóxicos y perjudiciales para el cuero cabelludo y nuestra salud.

Elige la ‘receta’ que más te guste y ¡manos a la obra!

1. El Árbol del Té

Sin duda, lidera el ranking por ser el remedio natural más eficaz para prevenir piojos y liendres y también como aliado en el tratamiento de eliminación de estos insectos.

Utilízalo en aceite (4-6 gotas en el cuero cabelludo, frota bien y deja actuar unas horas) y también en el champú. Además, actualmente ya puedes encontrar productos para lavar la cabeza con este ingrediente sin necesidad de tener que hacer la mezcla en casa cada vez que lo necesites. Recuerda que el árbol del té se usa también como anti-bacteriano, antiséptico natural, desodorante y cicatrizante y, lo mejor de todo, ¡su olor repele a los piojos!

2. Eucalipto y Hojas de Romero

También por su olor tan peculiar, el eucalipto y las hojas de romero nos servirán de protector ante los piojos.

Realiza una infusión, déjala enfriar unas horas y masajea sobre el  cuero cabelludo, que es donde se encuentran los piojos y  las liendres. No es necesario enjuagar. Otra opción es utilizar directamente el aceite esencial de estas plantas.

3. Esencia de Lavanda

Aplícala en las raíces con un algodón y masajea bien la cabeza, especialmente cerca de la zona de las orejas y de la nuca.  En este caso es importante ponerse un gorro y dejar actuar durante unas horas,  para después enjuagar.

El olor a lavanda resulta muy desagradable para los piojos, por lo que los mantendrá alejados.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es, por su parte, un gran enemigo de las liendres o huevos y se trata de un remedio para eliminar la infección más que para prevenirla como en los anteriores casos.

Lo ideal es usarlo en fin de semana para dejarlo actuar dos o tres horas y poder ir desprendiendo con mucha paciencia los piojos y liendres con una liendrera. Agrega al vinagre agua caliente a partes iguales para poder extenderlo mejor.

5. Mahonesa y/o aceite de oliva

La mayonesa o aceite de oliva ocupan el último puesto de la lista, pero no por su poca eficacia, todo lo contrario, sino por ser uno de los tratamientos que más tiempo requieren con respecto a los tres primeros.

Para que sea un método infalible debes masajear el cuero cabelludo con mahonesa o aceite de oliva y, después, colocarle al niñ@ un gorro (con el que deberá estar entre cuatro y ocho horas). Después enjuagar con champú y agua y desprender los piojos muertos con la liendrera.

–> Como otra opción, te recomendamos que añadas a la mahonesa unas gotas de vinagre y aceite de árbol del té. Así también estarás previniendo una segunda infección.

¿Te falta alguno de estos ingredientes?

Visita nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio en León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza, 38; y Raimundo Fernández Villaverde II) y pon solución a este problema que tanto preocupa a los padres cuando comienza el periodo escolar.

También encontrarás aceite de coco bio como una alternativa para aplicar después de lavar la cabeza como acondicionador, pues también aportará brillo y suavidad al pelo de los pequeños.

 

Por una vuelta al cole sin piojos/ Parte I: ¿Cómo prevenir el contagio?

¿Preocupación por los piojos? ¿Sabes cómo prevenir el contagio? Te lo contamos…

Como cada septiembre, toca volver a empezar. Pero no sólo hay que aprovisionarse de zapatos, ropa y libros -como decía aquella famosa canción publicitaria que inundaba nuestras televisiones cada final del verano-, sino que también toca llenar las despensas de productos que nos ayuden a combatir la pediculosis (infestación de la piel por piojos), el mayor enemigo de los más pequeños de la casa tras la vuelta al cole.

 Ganarle la batalla a estos indeseados huéspedes puede ser una tarea complicada, PERO NO IMPOSIBLE. Sobre todo, si se actúa con prevención y se aplican los hábitos adecuados. Por eso, queremos ayudarte con una serie de sencillos consejos que harán que tus preocupaciones pasen a un segundo plano.

Lo primero que vamos a hacer es señalar algunos mitos y verdades que, estamos seguros, te ayudarán a actuar de una forma más efectiva. 

  • Por ejemplo, has de saber que la aparición de piojos nada tiene que ver con la falta de higiene y las edades más frecuentes de infestación son entre los 5 y los 12 años. Eso sí, toda la familia debería realizarse un chequeo por semana, porque los mayores tampoco se salvan de esta pesadilla.
  • Por otro lado, cabe destacar que estos pequeños insectos no entienden de tipo de cabello, pues son capaces de vivir en tan solo un centímetro de pelo, pero sí que es cierto que los niñ@s con melena larga tienen más riesgo de contagio.
  • Los piojos resisten poco tiempo fuera de la cabeza, por lo que no es tan fácil como se piensa que se transmitan a través de los peines o de la ropa. ¡Aunque es mejor estar alerta y evitar el uso del mismo cepillo entre los pequeños!
  • El cole no es el único foco de contagio. El piojo también sobrevive en el agua, así que cuidado con la piscina.
  • Las liendres o huevos no se contagian, sólo los piojos.
  • No le temas a los animales, no existen contagios cruzados de piojos entre mascotas y humanos.
  • Un detalle muy importante. Los piojos no resisten bien los cambios de temperatura. Las hembras pueden llegar a sobrevivir hasta un mes y suelen depositar una media de diez huevos al día que tardan siete días en incubar.
  • Los piojos se desplazan de pelo a pelo, no saltan ni vuelan, por lo que la infestación puede producirse con un pequeño acercamiento, porque se mueven muy rápido.
  • Las liendres o huevos pueden llegar a confundirse con la caspa porque son de color blanquecino cuando están vacías. La diferencia es que la caspa se desprende fácilmente del pelo, mientras que los piojos embriones se agarran al cuero cabelludo con fuerza.
  • Eliminar los piojos no significa estar ya exento de volver a ser contagiado. Mantén las precauciones adecuadas. Es más, el sistema inmune puede tardar entre 4 y 6 semanas en desarrollar las sensibilidad a la saliva del piojo.
Cómo combatir los piojos en el cole
Cómo combatir los piojos en el cole

 

¿Cómo prevenir el contagio de piojos? 

La metodología es más fácil de lo que parece. No obstante, toca tener paciencia y ser riguroso con el procedimiento.

  1. Lava regularmente la ropa de los niños, así como las sábanas y el pijama. Presta especial atención a los peluches, cojines o superficies de tela o algodón que hayan estado en contacto con ellos.
  2. Lava el cabello en agua templada y con champús que contengan Árbol del té. Este ingrediente es una excelente opción en el tratamiento anti-piojos, porque los repele de manera muy efectiva. Si sabes que hay una plaga de estos insectos cerca, no dudes en utilizar este tipo de productos. ¡Los piojos detestan el árbol del té! Además del champú y acondicionador, también puedes encontrar el aceite esencial de árbol del té como loción.
  3. Evita recurrir a productos llenos de sustancias tóxicas para quitar los piojos. Aunque no lo creas, los spray químicos pueden hacer más mal que bien. Opta por sustancias naturales y ecológicas, como el aceite de coco bio, el de lavanda o el de romero. Estos olores disuaden a estos pequeños insectos.
  4. Utiliza la liendrera, como mínimo, una vez por semana. Debido a la forma de sus púas, ayuda a arrastrar y quitar liendres y piojos que, muchas veces, se escapan de nuestra vista.
  5. Revisa la cabeza detenidamente con luz brillante o natural de manera periódica. Principalmente, en las zonas de detrás de las orejas y la parte posterior de la nuca.
  6. Quizás aún no los conozcas, pero existen Coleteros Antipiojos que funcionan a modo de barrera protectora evitando la propagación. Su eficacia lo ha convertido en el producto estrella en el seno de las escuelas. Después de realizar el tratamiento adecuado, el coletero actúa como repelente, debido a una sustancia que se fija en el tejido y dura alrededor de 100 lavados.

 

Para ampliar más información sobre estos métodos de prevención también puedes visitar nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio en León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza, 38; y Raimundo Fernández Villaverde II), donde también podrás conocer algunos remedios caseros realizados con productos naturales. Estate atento a nuestro blog en los próximos días para conocer algunas ‘recetas’ muy sencillas para ganarle la batalla a los piojos y a las liendres este curso.

 

 

 

 

Recetas: ¡Nunca más sin postre! Natillas de Té Matcha

Que no te mientan. Estar a dieta no significa tener que renunciar al placer que supone degustar un delicioso postre. Si sabes elegir bien los ingredientes bajos en calorías y de origen ecológico los beneficios ganarán la batalla a cualquier tipo de remordimiento de conciencia.

De ahí que, en esta ocasión, queramos facilitarte una receta muy sencilla y, sobre todo, saludable para poner el broche de oro a tu comida: Natillas de té de matcha.

Vayamos por orden. ¿Qué es el Té Matcha?

Se trata de un té verde molido empleado en la tradicional ceremonia japonesa del té, aunque actualmente también es muy utilizado en la repostería. Su elaboración parte del cuidadoso cultivo, recolección y secado de las hojas de té verde, que finalmente son trituradas hasta convertirlas en polvo verde y fino que multiplica las propiedades antioxidantes del té convencional.

Los expertos recomiendan el consumo del Té Matcha para ayudar a reducir el estrés, estimular las defensas e incluso disminuir el colesterol.

Sin duda, con este ingrediente conseguiremos unas natillas sabrosas y sanas, a la par que originales por el toque de color que le aportará al postre. Y, si además, le añades una crema blanca de coco o unos frutos rojos… ya no querrás desprenderte de esta receta nunca.

Ingredientes para las NATILLAS DE TÉ MATCHA

  • 500 ml de leche de arroz
  • 1 cucharadita de té matcha
  • 2 cucharadas de kuzu
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • 1 vaina de vainilla pequeña
  • 1 rama de canela

… Antes de ponernos manos a la obra, vamos a hacer un para hablar un poco más del kuzu, un ingrediente aún desconocido por muchas personas, pero con importantes cualidades saludables frente a otros productos similares.

El kuzu o kudzu es un ingrediente muy utilizado en Japón. Se trata del almidón que se obtiene de la raíz de una flor llamada pueraria lobata al que se le han atribuido funciones medicinales.

En la cocina, el kuzu se usa como un espesante natural, con el beneficio, sobre otros espesantes, de que no tiene gluten, por lo que se convierte en una gran alternativa al almidón de trigo o de maíz.

Tiene una increíble cantidad de hidratos de carbono de bajo índice glucémico, aportándote importante dosis de energía para el resto del día.

Elaboración

Pon a calentar la leche de arroz y añade la vaina de vainilla abierta y la rama de canela en el cazo. Al mismo tiempo, en un vaso utiliza un poco de leche fría para mezclar el kuzu hasta que no quede ningún grumo. Cuando lo tengas homogéneo añádelo al líquido caliente mientras bates lentamente con unas varillas.

Cuando ya esté bastante caliente, vuelve a separar otro poco de la mezcla en un vaso para fusionarlo con el té y facilitar la la disolución  a toda la cantidad. Es importante que no queden grumos.

Una vez acabado, lo reservamos hasta que el líquido que tenemos calentando llegue a ebullición, momento en el que debes optar por reducir el fuego mientras remueves para que empiece a espesar.

Por último, apenas un minuto antes de apagar el fuego echamos la mezcla con el té matcha y la cucharada de sirope de ágave y mezclamos bien.

Lo servimos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente un mínimo de una hora y media.

¿Cómo decorar el postre?

Te damos dos propuestas para que puedas mejorar aún más este postre. Por un lado, puedes añadirle una pizca de canela y unos frutos rojos cortaditos en trozos o añadirle una crema de coco muy fácil de elaborar.

Sólo necesitarás:

  • 125 ml de leche de coco
  • 1 cucharada de kuzu
  • 1 cucharada de sirope de ágave.

Separa un poco de leche de coco fría y mézclala con el kuzu. Después, pon a calentar el resto de leche de coco y añádele esta pequeña mezcla hasta que espese. Por último, tras apagar el fuego, incluye la cucharada de ágave. Déjala enfriar y echa una pequeña capa a tus natillas de té Matcha.

 

Visita nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio, en León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza,38 y Raimundo Fernández Villaverde, 11) y consigue todos los ingredientes necesarios para elaborar esta o cualquier otra receta saludable. ¡Y no te prives más del postre!