Recetas: Bocados de miedo para tu BIO fiesta de Halloween

¿Te atreves con estas recetas de Halloween?

Si hace unos días os contábamos cuál era el origen de Halloween y del simbolismo de las calabazas (además de unas cuantas recetas con este alimento),  hoy queremos ofreceros una pequeña lista de fáciles y rápidas recetas (con enlace) para sorprender a tus invitados, amigos o compañeros de trabajo. Y lo mejor de todo, muy saludables y algunas aptas para personas con intolerancias o alergias alimentarias.

Fantasmitas de plátano

Es una idea perfecta para animar a los más pequeños a comer fruta. Solo necesitarás plátanos y pepitas de chocolate o uvas pasas. Debes cortar la fruta a la mitad y ponerle ojos y boca. (Apuesta por chocolate vegano libre de huevo y leche).

Mandarina calabaza

Igualmente, podrás simular pequeñas calabazas con mandarinas, a las que también podrás dibujar con un rotulador diferentes caras terroríficas.

Dedos sangrantes de salchicha

Con salchichas Frankfurt ecológicas, almendras laminadas y salsa de tomate quitarás el hipo a más de uno. Corta un extremo de cada salchicha de manera irregular y un poco la punta donde debe ir la uña. Después, realiza pequeños cortes a lo largo del cuerpo de la salchicha imitando la línea de los dedos y coloca la almendra laminada a modo de uña en cada una de ellas. Por último, mancha los extremos cortados con la salsa de tomate, así como la superficie donde los vayas a colocar.

 

Pastelitos de tumbas

En este caso, podemos optar por elaborar unos pasteles o magdalenas y decorarlos con una tumba. Nuestra propuesta pasa por hacer un Chía Choc de infarto. Necesitarás 250 ml de bebida vegetal, 1/ plátano maduro, 4 cucharadas de semillas de chía, 5 cucharadas de cacao amargo, miel, azúcar de caña o azúcar de coco, un yogur de soja y 50 gr de frambuesas o fresas.

Lo primero que debes hacer es mezclar la leche, el plátano, las semillas, el cacao y la miel o el azúcar. Calentar en un cazo las frutas rojas con un poco de azúcar para hacer una especie de mermelada e ir colocando por capas: una de chía y cacao, otra con soja y otra con crema de frutas. La última debe ser una capa de chía y cacao.

Para simular las tumbas partiremos a la mitad unas galletas en forma ovalada y escribiremos con un lápiz alimentario apto para alérgicos.

Piruletas momia

Te harán falta galletas rellenas y 150 gr de chocolate blanco para fundir, además de unos palitos de madera (de brochetas) y unos piñones. Abre las galletas y sobre la parte de la crema o el chocolate colocas un palito, que deberás sellar con un poco de chocolate fundido. Posteriormente, tápala y báñala en el chocolate blanco, escurre y deja secar. Cuando se haya endurecido, echa por encima, de nuevo, chocolate fundido imitando un vendaje (haciendo rayas). Coloca los piñones (o algo similar) antes de que se seque el chocolate y deja reposar.

 

Murciélagos de paté crocante

Este snack es uno de los más divertidos y delicioso, por qué no decirlo. Escoge uno o varios patés ecológicos, por ejemplo de shiitake, de algas, vegetal de olivas negras o de almendra y zanahoria, por ejemplo, y con un sacabocados o una cuchara vete haciendo pequeñas bolas ayudándote con las manos. Eso sí, el foie debe estar bien frío para que no se deshaga.

Después, es el turno del crocante, bien sea con almendras y avellanas tostadas y bien picaditas o con semillas de sésamo. Colócalo en un plato y reboza las bolitas de paté cubriendo toda la superficie. Si quieres ponerle unos ojos, corta en rodajas unas aceitunas negras sin hueso y listo. Resérvalas en la nevera y, en el momento de servir, pincha dos triángulos de maíz a cada lado simulando las alas del murciélago.

¡Este Halloween, querrás que te den muchas calabazas!

Si hay algo que nos enamora del otoño son sus alimentos de temporada: setas, castañas, higos y, uno de nuestros favoritos: la calabaza.

No cabe duda que este producto, además de muy beneficioso para la salud, se ha vuelto extremadamente popular gracias a la famosa celebración de Halloween, que tiene lugar cada 31 de octubre. Pero… ¿Cuál es el origen de esta tradición? Y, lo más importante: ¿Por qué se utilizan calabazas para conmemorarla?

La también conocida como ‘Noche de Brujas’ o ‘Noche de Muertos’ está vinculada a la celebración celta del Samhaín (evento que anunciaba el final de las cosechas) y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos cada 1 de noviembre.

Precisamente, en su origen era considerada como una festividad secular con gran trasfondo religioso, debido a que los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de esta tradición a América del Norte durante la Gran Hambruna Irlandesa (sobre el año 1840). Samhaín era el señor de la muerte y su nombre significa literalmente “el fin del verano”.

El miedo a la muerte por parte de la mayoría de los católicos, testigos de la epidemia de la peste bubónica en casi toda Europa, desembocó en la celebración de misas y rituales para honrar a los fallecidos, dando lugar, años después a la costumbre de disfrazarse de fantasmas, vampiros, zombies o personajes de ultratumba…

Sin embargo, habrá que esperar unos años más, hasta 1860, para empezar a hablar del protagonismo de la calabaza en esta actual fiesta internacional.

El simbolismo de la calabaza en Halloween

Cuenta la leyenda que en la segunda mitad del siglo XIX un tacaño y pendenciero irlandés, de nombre Jack, tuvo la mala suerte de encontrarse con el demonio en una taberna en la Noche de Halloween. Éste le prometió su alma al diablo a cambio de una bebida. El diablo se transformó en moneda para poder pagar al tabernero, pero Jack se adelantó y guardó la moneda en el bolsillo.

Debido a que Jack tenía un crucifijo en la cartera, el diablo no pudo volver a su forma original, por lo que llegó a otro acuerdo con él: no lo dejaría salir hasta que le prometiera que no le pediría su alma hasta dentro de diez años.

Pasado ese tiempo, Jack y el diablo se volvieron a reunir, pero antes de eso el hombre le preguntó al diablo si le podía acercar una manzana que estaba en el árbol de enfrente. Cuando se subió a la copa, Jack aprovechó para tallar a toda prisa una cruz en el tronco, volviendo a librarse de perder su alma. Para que el diablo pudiera bajar le hizo prometer que jamás le pediría su alma.

Jack murió años más tarde, pero no pudo entrar en el cielo porque durante su vida había sido un pecador. Tampoco pudo quedarse en el infierno, porque el diablo no podía reclamar su alma. La única opción era volver por donde había venido. Pero el camino de regreso al mundo de los vivos era oscuro y el viento no le dejaba ver nada, así que el diablo le dio un carbón encendido para que lo guiará y Jack lo metió dentro de un nabo que iba comiendo para que no se apagara mientras caminaba entre tinieblas.

De ahí que, posteriormente, los celtas ahuecaran nabos y pusieran carbón dentro de ellos para colocarlos en las tumbas y alumbrar el camino de los difuntos hacia el mundo de los vivos y, también, para ahuyentar los malos espíritus. Pasado el tiempo, los irlandeses llegaron a América y descubrieron que las calabazas eran más grandes y fáciles de ahuecar. Lo que dio lugar a los ‘Jack-o-lantern’ (el tenebroso candil de Jack).

Hoy en día, el tallado de las calabazas o Jack o’ Lantern se ha vuelto muy elaborado y se realizan competencias artísticas como parte de la festividad de Halloween.

¿Cómo decorar una calabaza?

La noche más terrorífica del año se acerca y las calabazas no pueden faltar en la decoración de tu casa, de tu lugar de trabajo o de la fiesta que tienes entre manos.

Necesitas:

  • Una calabaza
  • Un cuchillo de sierra
  • Velas
  • Rotulador de color negro
  • Pintura

Proceso:

Antes de empezar, debes lavar bien la calabaza y limpiarla con un paño seco. Después, realiza un corte en la parte de arriba para ver su interior. Una vez hecho, quítale toda la carne con una cuchara eintenta dejar el fondo lo más liso que puedas para que la vela se pueda sujetar. También puedes optar por poner film transparente en la parte que no tenga agujeros y llenarla de alguna sorpresa culinaria (siempre envuelta).

Coge un rotulador y dibuja unos ojos, la nariz y una boca y corta las marcas del contorno. Varía las formas de la cara para que sean más terroríficas y, si apenas tienes tiempo para decorarlas, coge un rotulador negro y pintura y elabora tu diseño sin necesidad de vaciarla.

¿Cómo decorar tu calabaza?
¿Cómo decorar tu calabaza?

¿Y qué hacemos con toda la carne de la calabaza?

No te preocupes. Decorar tu entorno con calabazas puede ser más económico y sabroso de lo que imaginas, porque podrás confeccionar tú mismo los adornos de Halloween y preparar unas deliciosas recetas con toda carne que saques del interior.

Debes tener en cuenta que la calabaza destaca porque posee un bajo aporte de calorías; mientras que su alto contenido en agua y en fibra las hacen ideales, precisamente, no sólo para aquellas personas que sigan una dieta de adelgazamiento, sino para los que sufren de retención de líquidos o de estreñimiento.

HUMMUS DE CALABAZA

  • 250 gr de garbanzos cocidos
  • 1 calabaza
  • Medio ajo
  • 1 puñado de semillas de sésamo (o un par de cucharadas de tahini).
  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Pimienta y sal

Sólo debes triturar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y espesa.

FUDGE DE CALABAZA

  • 1 taza de calabaza cruda, cortada en dados (175 g)
  • 1/4 taza de aceite de coco (55 g)
  • 1/2 taza de mantequilla de almendras (125 g)
  • 1/2 taza de leche de oco (114 g)
  • 20 dátiles
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/8 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1/8 cucharadita de jengibre en polvo

Mezcla todos los ingredientes y echa el resultado en un recipiente para el horno. Guarda la mezcla en el congelador durante un mínimo de 3 horas y, después, trocéalo. Para decorarlo, nada mejor que semillas y frutos secos.

CHIPS DE CALABAZA CON HIERBAS

  • 1 calabaza
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Especias al gusto

Dale forma a la carne de la calabaza, bien sea en palitos o en chips (muy finitas). Pon a calentar el horno a 180 grados y distribuye las patatas en una bandeja con papel vegetal y vierte un chorrito de aceite. Las tendrás listas en 10 minutos. Después, aliña con pimienta y especias a tu gusto.

Si estas recetas te han parecido poco, te invitamos a que sigas atento a nuestro blog durante los próximos días para descubrir las mejores ideas para preparar una merienda de Halloween bio, apta para niños y adultos con alergias alimentarias y, sobre todo, con propuestas muy terroríficas. ¡No te lo pierdas!

Receta: Lentejas con cuchara y tenedor

¡Ay las benditas lentejas! ¿Quién no ha escuchado ese refrán de ‘si quieres las comes y sino las dejas’?… Sea como sea, nadie puede discutir que se trata de uno de los alimentos más completos que existen y al que no debemos renunciar. ¿Por qué?

  1. Nos aportan vitaminas tan importantes como las A, B1, B6 y C, que tienen efecto antioxidante y participan en muchas de las reacciones que se llevan a cabo en nuestro organismo.
  2. Son fáciles de digerir, por lo que están especialmente recomendadas para personas que tienen digestiones difíciles.
  3. Son ricas en minerales imprescindibles para nuestro organismo como el magnesio, potasio, fósforo, hierro, selenio y calcio.
  4. Estas legumbres tienen un contenido casi nulo de grasas, siendo un alimento muy beneficioso para aquellas personas que están llevando una dieta para adelgazar y que quieren vigilar el peso.
  5. Las lentejas son una excelente fuente de proteína vegetal. No obstante, para aportar todos los aminoácidos esenciales es preferible combinarlas en la misma comida con un cereal
  6. Las lentejas son fuente de carbohidratos que nos proporcionan energía para llevar a cabo nuestras actividades durante el día.
  7. Gracias a la fibra que nos aportan las lentejas se mejora el tránsito intestinal y evitamos el estreñimiento. También la fibra nos hace sentirnos llenos durante más tiempo retrasando la sensación de hambre. Del mismo modo, ayuda a prevenir la hipertensión.
  8. Está recomendado incluir lentejas en nuestra dieta entre una y tres veces por semana.
  9. Es muy interesante la combinación de las lentejas con cereales, como arroz o quinoa, ya que así obtendremos proteínas completas para reponer nuestros tejidos y mantener nuestras defensas.
  10. Comer lentejas también nos ayuda a respetar las recomendaciones de 30 gr de fibra al día.

Por todos estos motivos, esta semana os proponemos tres recetas  muy sencillas para salir de la rutina y degustar estas legumbres de una manera distinta y original. Teniendo en cuenta que llegado el otoño, toca fortalecer nuestras defensas a través de una dieta equilibrada.

CAPUCCINO DE LENTEJAS Y MASCARPONE

Ingredientes:

  • Lentejas guisadas
  • Queso mascarpone
  • Nuez moscada o pimienta

Elaboración:

¿No quieres volver a comer lentejas guisadas, pero tampoco quieres tirarlas? Te damos una solución muy sencilla.  Pon las lentejas en el vaso de la batidora, junto con las verduras, jamón o cualquier ingrediente con el que las hayas guisado (quitando huesos, pieles, etc.). Y bate unos minutos hasta que quede una crema muy muy fina.

Después, calienta la crema y sírvela en copas o tazas como si de un capuccino se tratara. La espuma superior será el mascarpone, que se hará batiendo el queso con las varillas para que tome un poco de aire. A continuación, lo distribuyes por encima con una manga pastelera. Para acabar, sólo tienes que espolvorear un poco de nuez moscada.

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS

Ingredientes:

  • 400 gr de lentejas cocidas
  • Comino en polvo (un cucharadita)
  • Harina de garbanzos
  • 1 rebanada de pan
  • leche
  • 4 tomates
  • 100 gr de shiitake
  • aceite
  • 50 ml de caldo de ave

Elaboración:

Escurre las lentejas previamente cocidas y tritúralas junto al comino. Después, mézclalo con una rebanada de pan mojada en leche. El siguiente paso será hacer bolas, rebozarlas con harina de garbanzos y freír en aceite bien caliente. Cuando estén doradas, retíralas y resérvalas en papel absorbente.

Para hacer la salsa, solo tienes que triturar el tomate (pelado) y añadirlo a la olla donde has dorado las albóndigas junto con un poco de caldo de ave.  Cuando haya reducido, incluye las albóndigas y el shiitake cortado en láminas finas (o en polvo). Cocínalo durante unos minutos para que tome consistencia. Servir en plato hondo con un poco de perejil por encima.

ENSALADA DE LENTEJAS CON ARROZ Y SHIITAKE

Ingredientes

  • 300 gr de arroz
  • 300 gr de lentejas o un bote
  • 50 gr de aceitunas
  • 2 tomates
  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 3 cuharaditas de shiitake
  • 1 limón
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • 100 gr de champiñones o setas

Elaboración

 Esta receta es, sobre todo, para los amantes de las ensaladas. ¿Quién ha dicho que las ensaladas son solo para el verano? Existen platos muy completos para recargar las pilas en los meses más fríos del año.

Para esta propuesta, solo tienes que hervir el arroz, pasarlo por agua fría y escurrirlo. Haz lo mismo con las lentejas y resérvalas. Mientras tanto, pon en una sartén un poco de aceite y añade las setas con el shiitake.

Antes de mezclar todo, corta las aceitunas deshuesadas, escalda los tomates y córtalos en dados. Después desmenuza el atún y añádelo a todos los ingredientes anteriores.

Por último, bate la yema con el aceite, el vinagre y el zumo de limón y viértelo sobre la ensalada.

 

 

Las mejores infusiones para hacer frente al otoño

¿Quién puede resistirse al auténtico placer que supone sentarse frente a un libro o compartir una tertulia con un amigo mientras saboreamos una deliciosa infusión caliente en un día frío?

Además de los beneficios sensoriales, las infusiones son una de las mejores maneras de aprovechar las propiedades de las plantas, debido a que son el método más popular y sencillo que existe para extraer los principios activos de plantas y utilizarlos para el bienestar del organismo.

La fitoterapia, como se conoce a este método de extracción, ha sido considerada desde la antigüedad como un medio de prevención y curación de diversas dolencias, así como una herramienta para el alivio de una amplia variedad de síntomas comunes como las molestias estomacales, gases, tos…

Actualmente, este tipo de bebida gana cada vez más adeptos de todas las edades porque nos ayuda a ‘exprimir’ las bondades de muchos ingredientes que, de otra manera, no probaríamos por desconocimiento o desconfianza… Pero, ¿Cuáles son las mejores infusiones?

Infusiones relajantes

Para los días más duros, nada mejor que llegar a casa y preparar un té de Valeriana, de Pasiflora, de Lavanda, Melisa, Verbena, una Tila o una infusión de Hierba Luisa.

Con estas plantas conseguirás reducir el estrés y el ritmo de tu respiración y eso te ayudará a tener un sueño más agradable. Incluso, puedes utilizar las bolsitas de té en la bañera para conseguir un delicioso y relajante baño con efecto calmante.

Prueba con una mezcla de manzanilla con jengibre fresco (con unos pequeños granos rayados servirá) antes de irte a la cama y evitarás el insomnio.

Pasiflora
Pasiflora

Para las defensas bajas

Con la llegada del frío es muy probable que nuestras defensas se vean amenazadas de manera temporal, lo que repercute en nuestra rutina diaria e incluso en nuestro estado de ánimo. Para ello, las hierbas más idóneas para ‘atacar’ a los virus son la equinácea, el boldo, el ginseng, rooibos o el astrágalo chino.

La mayoría de ellas estimulan el sistema inmunitario y ayudan a renovar las células dañadas o envejecidas. En el proceso de recuperación, son grandes aliadas para reforzar las defensas de manera natural y si están combinadas con otras hierbas o especias, mejor que mejor.

Una propuesta con propiedades antisépticas es la infusión de naranja, menta, canela y miel, eficaz para mantener a raya las infecciones y aprovechar la vitamina C de la naranja. Sólo tendrás que mezclar el zumo de media naranja en una taza de agua caliente con una rama de canela (o dos pizcas en polvo), una cucharadita de miel y 2 o 3 hojas de menta fresca.

Boldo
Boldo

Para complementar una dieta de adelgazamiento

Las infusiones son de gran ayuda cuando queremos perder esos kilos que nos sobran. Nos ayudan a tener sensación de saciedad, a consumir más cantidad de agua y, en algunos casos, a acelerar el metabolismo.

Algunos ejemplos para este objetivo son el Té Verde, el Té Rojo, Cola de Caballo, Rooibos o la infusión de canela. El Té Rojo y el Verde ayudan a desintoxicar el organismo, mientras que la Cola de Caballo destaca por su poder diurético para evitar la retención de líquidos. En el caso de la Canela, es importante destacar que fomenta la reducción de los niveles de azúcar en sangre.

En este caso, nuestra propuesta es una infusión de cayena, canela y limón, capaz de calentar el cuerpo acelerando el metabolismo y potenciando que quememos más calorías. Con dos pizcas de pimienta de cayena, una rama de canela y zumo de medio limón mezclado con el agua caliente será suficiente.

Té Rojo
Té Rojo

Para la digestión

El hinojo, el jengibre, el poleo, el boldo o la menta también son idóneas para mejorar el proceso digestivo y unidas al regaliz, por ejemplo, multiplican su eficacia. Por ejemplo, la menta es muy útil para la expulsión de gases o para evitar incómodos espasmos procedentes del intestino.

Por su parte, la albahaca con miel también ayuda a deshacerse de los dolores de estómago o las náuseas.

Jengibre
Jengibre

Contra los dolores menstruales

La menstruación dolorosa es un trastorno bastante común a lo largo de la vida de las mujeres. ¿Quién no ha padecido molestias en el abdomen, en la zona de los riñones o inflamación de vientre?

Hay hierbas naturales que pueden ser eficientes para aminorarlas de forma totalmente inofensiva, como es el caso de la manzanilla, el jengibre, la salvia o la onagra que alivian los cólicos y, en algunos casos, mejoran el flujo de la menstruación.

Si mezclas en agua caliente 8 frambuesas y un poco de jengibre fresco rallado también potenciarás la relajación de los músculos uterinos.

Manzanilla
Manzanilla

Cómo hacer correctamente una infusión

Aunque la elaboración es muy sencilla a primera vista, hay un par de claves que conseguirán que degustes tus infusiones en su punto exacto. Nunca debes poner la planta a hervir junto con el agua.

Lo ideal es calentar el agua hasta unos 85 grados, retirar del fuego y colocar la hierba a infusionar. Pero si no puedes controlar la temperatura, pon el agua a hervir y, cuando la retires, espera unos dos minutos antes de poner los ingredientes naturales que escojas. El tiempo de infusionado puede variar según la planta, pero como media son cinco minutos.

Cómo conservar una infusión

No es aconsejable preparar una infusión y guardarla, ya que se oxida y pierde propiedades. Si la idea es preparar mayor cantidad para llevarla de viaje o al trabajo, debe de estar reservada en la nevera.

 

Receta: Tortellini con setas y shiitake

Tortellini con setas. ¡La receta perfecta para este fin de semana…!

La pasta es una de las comidas más populares y socorridas que existen. Su variedad y diferentes tipos de cocinado la convierten en una apuesta ideal para cualquier momento y época del año, por eso te presentamos esta receta de tortellini con setas muy apropiada para el otoño.

Es la comida perfecta para llevarte al trabajo, para disfrutar de una cena romántica, para sorprender a los más pequeños de la casa, para salir del paso cuando tienes mucha prisa, para darte un capricho, para innovar en la cocina… En fin, habrá pocas personas que puedan eliminar la pasta del top ten de comidas favoritas…

Por otro lado, en cuanto al nivel nutricional, es importante saber que este alimento aporta una serie de hidratos de carbono a nuestro organismo gracias a las sustancias de las que está hecho (harinas de trigo) y algo de sodio, pero en menor cantidad. Por no hablar de que contiene vitaminas E y B esenciales.

En realidad, la función de la pasta en nuestro organismo es fuerte gracias a que también está combinada con otra serie de nutrientes como son las verduras, las hortalizas, la carne y el pescado. No podríamos vivir con una dieta limitada a pasta, aunque sí es cierto que el cuerpo necesita mayor cantidad de carbohidratos que de proteínas y grasas, al menos, para una dieta más equilibrada.

 

Beneficios de la pasta:

  • Baja los niveles de colesterol
  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre
  • Su consumo es ideal para personas hipertensas
  • Ayuda a mantener el peso corporal en cantidades adecuadas

Si es ecológica, mejor que mejor

En la actualidad podemos encontrar todo tipo de variedades de pasta ecológica elaborada con cereales como trigo, arroz, centeno, espelta, bulgur. Granos como quínoa, amaranto y alforfón. Con harina de legumbres, mezclas con verduras con especias, con tubérculos, con chocolate, con frutas, sin gluten, con lácteos… el listado de especialidades es enorme y sigue aumentando sin parar. Por no hablar de sus formas (espaguetis, conchas, cintas, rigatonis, espirales…) con la que elaborar miles de sabrosas recetas.

Los elaboradores de pasta ecológica suelen fabricarla mediante un proceso tradicional que comienza con la molienda en molino de piedra, dando lugar al amasado de los ingredientes con el agua. Tras darle la forma, el secado es la parte final de este proceso que se realiza con ventiladores que agitan la pasta hasta que está en su punto.

Nuestra receta de esta semana es precisamente una propuesta rápida y sencilla para ponerte manos a la obra este fin de semana: Tortellini con setas y shiitake.

 Elaboración

  1. Para la salsa de nuestros tortellini con setas, primero tienes que picar la cebolla en trocitos muy pequeñitos y pocharla con un poco de mantequilla (incluso, puedes batirla para conseguir que se ligue más a los ingredientes posteriores).
  2. Después, vete cortando las setas y añádelas a la cebolla. Cuando la setas estén perdiendo el agua, echa medio vasito de vino blanco y deja que se evapore el alcohol.
  3. Pon la nata de soja a hervir y mantén a fuego lento y añade dos o tres cucharaditas de shiitake. El último paso será poner a cocer los tortellini, escurrirlos y mezclarlos con la salsa.
  4. Para servir, puedes optar por rallar un poco de queso parmesano, o albahaca.

Si quieres ver más recetas geniales, aquí puedes verlas todas

Alternativas a los lácteos para no renunciar al calcio

¿Si no tomamos leche animal estamos renunciando al calcio?

La intolerancia y la alergia a la lactosa han sido un punto de partida clave para que la sociedad se empiece a preocupar más por las propiedades de los alimentos con el objetivo de hacer frente a una posible deficiencia de calcio.

Incluso, hay muchas personas que deciden, de manera voluntaria, dejar de consumir leche o derivados de la misma por la difícil asimilación y la cantidad de grasa que posee o porque han eliminado de su dieta productos de origen animal, como es el caso de los veganos.

A la hora de elaborar una dieta equilibrada y saludable es imprescindible saber qué alimentos pueden sustituir a los lácteos sin que nuestro organismo se resienta.

Atrás quedó esa creencia popular de que “la leche es fundamental para que nuestros huesos crezcan fuertes y sanos“. Es más, en muchos casos, los beneficios son superiores a los de la leche animal, por lo que las preocupaciones deben pasar a la historia.

Partimos de la base de que el calcio es fundamental para el sistema óseo, pero también para la contracción de músculos y la coagulación de sangre.

Los adultos necesitan unos 1.000 miligramos de calcio al día y a partir de los 70 años la cantidad aumenta hasta los 1.200/1.300 miligramos. Por eso, hemos elaborado una lista para no renunciar a este mineral.

  1. SEMILLAS DE SÉSAMO: Uno los principales alimentos más ricos en calcio son las semillas de sésamo. Con un puñado al día tendremos suficiente, algo que nos resultará muy fácil porque las podemos añadir a los purés, a la fruta, en los rebozados…
  2.  SEMILLAS DE LINO: Ricas en Omega 3 y 6, estas semillas son un aliado de primera para realizar una dieta equilibrada y baja en calorías, ya que contienen mucha fibra y, por tanto, son bastante saciantes. Además de ayudarnos a controlar el apetito, uno de sus beneficios más conocidos, también es una alternativa natural para eliminar las toxinas del organismo (efecto diurético), el exceso de líquidos y regular el tránsito intestinal.
  3. VEGETALES CON HOJA VERDE: Como el brócoli, coliflor, espinacas, lechuga, judías o col rizada. El organismo absorbe el calcio de estos alimentos mucho mejor que el de la leche de vaca. Una dosis de estos vegetales acompañando una comida al día es un complemento perfecto.
  4. LEGUMBRES: Las judías blancas, garbanzos cocidos, lentejas y soja son la mejor gran opción, porque además de calcio son una fuente importante de energía y con bajo índice glucémico. También incluyen fósforo, magnesio, fósforo y potasio. Y para las bajas temperaturas no hay nada mejor.
  5. HUMMUS: Está elaborado a base de garbanzos cocidos, una legumbre rica en calcio y tahina (es una pasta hecha a partir de semillas de sésamo). Es un acompañamiento perfecto para carnes, pollo o como aperitivo.
  6. TOFU: Este alimento es una proteína 100% vegetal elaborada a partir del grano de soja. Este alimento está muy de moda debido a su alto contenido en calcio y a su gran aporte de proteínas. El aspecto del tofu es similar al del queso fresco.
  7. FRUTOS SECOS: Los más recomendados son las nueces, las avellanas y los pistachos. Estos últimos, por ejemplo, también aportan hasta 20% de proteínas por cada 100 gramos.
  8. SARDINAS EN ACEITE: Mantienen las mismas cualidades nutritivas que los productos recién sacados del mar. Los pescados como el atún o la sardina aumentan su nivel de calcio durante el proceso para quedar en conserva ya que al ablandarse el hueso, éste cede su calcio a la carne. 100 gramos de sardinas aportan unos 300 mg de calcio.
  9. HIGOS FRESCOS: Es una de las frutas más ricas en nutrientes y beneficios para la salud, aunque destaca principalmente por su aporte de fibra, componente necesario para mantener la buena digestión y la salud cardíaca.También contiene una cantidad importante de antioxidantes que ayudan a frenar la acción de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro y diferentes tipos de enfermedades.
  10. AGUA Y ZUMOS NATURALES: Una persona necesitaría beber dos litros de agua mineral por día para cumplir con el requisito estándar de 1.000 mg de calcio.  Por otro lado, las naranjas son de las pocas frutas que contienen este mineral.

Y por supuesto, aunque esté fuera de la lista, no nos podemos olvidar de las bebidas vegetales, a las que ya les hemos dedicado un post en nuestro blog para que conozcas sus principales propiedades y beneficios.

La de soja es la más popular, porque, en muchos casos, viene enriquecida con calcio, pero también puedes optar por la de almendras o la de avellanas, que son las principales sustitutas de la leche a la hora de desayunar

Receta: Quítale el huevo a la tortilla de patata

La tortilla de patata es el plato más popular de la gastronomía española y un referente a nivel internacional.

Habrá pocas personas fuera de nuestras fronteras que no se hayan sentido atraídas por la tapa reina por excelencia de cualquier bar o restaurante de este país, también convertida en inspiración para los chefs más importantes en el mundo, que la han reinterpretado de muchas maneras diferentes: como un postre, un crujiente o un aroma, por ejemplo.

La materia prima es muy básica: huevos, patatas y aceite. A partir de ahí, los ingredientes que se sumen forman parte de la personalidad del propio cocinero y de sus gustos porque las variaciones son infinitas: con o sin cebolla, con pimientos, con verduras, con chorizo, con gambas… Incluso sin huevos.

Así es. Los alérgicos al huevo y los veganos pueden sustituir este ingrediente por harina de garbanzos para no tener que renunciar a este plato tan delicioso. El aspecto es prácticamente igual y el sabor no varía tanto como imaginas. El truco está en añadir un poco de vinagre de manzana o de bebida vegetal de arroz para que el sabor a legumbre de la harina sea mucho más suave y tenga un punto de acidez necesario.

Para que no te quedes con las ganas de probar esta variedad de tortilla de patatas, aquí te dejamos un par de recetas:

 

  1. TORTILLA DE PATATA VEGANA

Ingredientes

  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla (a gusto del consumidor)
  • 8 cucharadas de harina de garbanzos
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana/bebida de soja o de arroz
  • Agua
  • Sal
  • Cerveza
  • Fécula de yuca

Elaboración

Pelamos, lavamos y troceamos las patatas, después freímos en abundante aceite (junto con la cebolla también troceada muy pequeñita si la incluimos en la receta). Mientras tanto, diluimos un vaso y medio de agua en la harina de garbanzos. También sería una buena elección, añadir un poco de fécula de yuca y cerveza. La fécula es una sustancia blanca que se extrae de tubérculos, como la patata o la yuca. Se caracteriza por formar un engrudo con el agua caliente y se utiliza en la cocina como espesante gracias al efecto del almidón. Según el origen de la fécula o almidón, tendremos un engrudo más o menos espeso. No te olvides de añadir la sal al gusto.

Cuando estén listas las patatas, las escurrimos y las mezclamos con la harina, el agua y una cucharada de vinagre de manzana. La mezcla debe quedar líquida, pero algo más espesa que el huevo batido. En el momento que tengamos el aceite caliente, echamos toda la elaboración y la mantenemos en el fuego unos tres minutos. Le damos la vuelta y esperamos otros tantos minutos.

  1. STRUDEL DE TORTILLA DE PATATAS

Ingredientes

  • 2-3 patatas
  • Aceite de oliva
  • 2 hojas de pasta filo
  • 3 cucharadas de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de maicena
  • Media cucharada de cúrcuma
  • Sal
  • Vinagre de manzana
  • Agua

Elaboración

Primeros pelamos las patatas y las ponemos a cocer a fuego medio-bajo durante unos 10-15 minutos. Deben estar tiernas para poder trabajar con ellas. Mientras tanto, echamos la harina de garbanzos, la maicena, la cúrcuma, el agua, la sal y el vinagre en un bol y lo batimos hasta conseguir una crema homogénea y un poco espesa.

Después, cortamos las patatas en trocitos pequeños y las salteamos con una cucharada de aceite. A continuación, echamos la crema y removemos sin dejar que se seque, pues debe quedar densa, pero no tostada.

Por último, extendemos las láminas de pasta de filo y ponemos encima la masa de tortilla que hemos elaborado sin llegar a los extremos. Las enrollamos y las dejamos en el horno durante unos 10 minutos a 200º.

Antes de servir, y eso ya es a gusto del consumidor, puedes calentar durante unos segundos un poco de albahaca y tomillo en una sartén con un poco de aceite y rociarlo por encima de los rollitos.

Cosmética natural: Un extra de beneficios sin experimentar con animales

Las ventajas y beneficios de la cosmética natural están a la orden del día. Es más, no hace falta esperar al 4 de octubre, Día Mundial de los Animales, para ser conscientes de que las consecuencias de los productos elaborados con tóxicos no sólo son perjudiciales para nuestro organismo y nuestra piel, sino también para los animales en los que son testados hasta prácticamente su muerte.

A pesar de que en la Unión Europea la comercialización de cosméticos testados en animales está prohibida desde 2013, la ley exige una prórroga para los análisis de toxicidad que permite este tipo de ensayos hasta 2023.

No obstante, las cifras son una realidad y hablan por sí solas: sólo en 2008; los países de la UE reconocieron el uso de 24.199 perros, 10.449 monos; 312.681 conejos y 649.183 aves para estas pruebas. Además, se estima que los diez países que más usan animales en experimentos son Estados Unidos, Japón, China, Australia, Francia, Canadá, Reino Unido, Alemania, Taiwan y Brasil.

Concretamente; en China se obliga a las empresas que quieran comercializar en el país a que prueben los productos primero en animales. Lo que hace que muchas marcas que habían dejado de realizar este tipo de pruebas las hayan retomado para no perder el mercado económico del país asiático.

Lo realmente preocupante es que este tipo de abuso animal es, actualmente  innecesario; dado que ya existen sistemas como los test in vitro sobre células y tejidos humanos en laboratorios que proporcionan mayor seguridad y eficacia sin tener que pasar por alto los derechos de estos seres vivos.

¿Cuáles son las alternativas?

La cosmética natural ecológica: Es la única que nos asegura, gracias a su certificación, que estamos utilizando un producto elaborado a base de ingredientes naturales; evitando los derivados del petróleo, los perfumes y los colorantes sintéticos y siliconas.

Los productos naturales y orgánicos están fabricados de manera respetuosa con el Medio Ambiente y, lo más relevante, no están testados en animales.

Cada vez son más las personas que descubren las propiedades de este tipo de cosmética; debido a que los resultados en la piel son de mayor calidad porque están 100% libre de tóxicos y parabenos; lo que hace que nuestra piel no absorba sustancias dañinas.

Sello No Testado en Animales

El sello No testado en animales, también conocido como Cruelty Free; garantiza que los cosméticos que lo poseen no se han elaborado realizando pruebas en animales.
Se trata, por tanto, de un sello que demuestra que los productos han respetado el bienestar de los animales y que no han recurrido a ellos para llevar a cabo investigaciones o probar los cosméticos.

El sello Cruelty Free lo concede PETA (People for the Ethical Treatment of Animals;  una organización que vela por los derechos de los animales y que garantiza que la empresa que dispone de este aval no ha experimentado con animales ni los ha sometido a tratos crueles e indignos.

Logotipo Cruelty Free
Logotipo Cruelty Free

Beneficios de la cosmética natural orgánica

Son productos no agresivos

Al estar compuestos por ingredientes procedentes de la naturaleza y libre de químicos; este tipo de productos son capaces de cuidar la piel sin provocar reacciones alérgicas, siempre y cuando no exista alguna intolerancia a un vegetal concreto.

Respetan el PH natural de cada persona y, aprovechando las propiedades de las plantas; pueden adaptarse a las necesidades de cualquier tipo de piel. La cosmética ecológica certificada utiliza materia prima procedente de la agricultura ecológica, lo que significa que no contiene abonos químicos ni pesticidas. Evita los derivados del petróleo, los perfumes y los colorantes sintéticos.

No testados en animales
Por encima de todo, las cosmética natural ecológica respeta la salud y el bienestar de los animales, por lo que no recurre a ellos a la hora de realizar pruebas con sus productos.

Para hombres y mujeres
De igual manera que la cosmética natural suele ser beneficiosa para cualquier tipo de piel, tampoco entiende de sexos. Los ingredientes naturales permiten elaborar productos idóneos cuidar la piel y el cabello de hombres y mujeres.

El cabello también importa
Cuando pensamos en cosmética solemos poner el límite en aquellos productos que nos aplicamos directamente sobre la piel; el rostro, las manos… Pero nuestro pelo y, más aún, el cuero cabelludo también requiere de los beneficios de la producción ecológica para tener mejor calidad; vitalidad y evitar cualquier tipo de daño futuro.

Respeto por el Medio Ambiente
La transformación y elaboración de este tipo de productos cosméticos se rigen por el respeto al entorno natural y vegetal. No deben admitir ingredientes ni procesos que impliquen el uso de tecnologías controvertidas como organismos modificados genéticamente (OGM), nanotecnología o irradiación. Así como utilizar embalajes eco responsables.

Mayor durabilidad
La cosmética bio suele tener más durabilidad que los productos de belleza convencionales; porque su estructura molecular tarda mucho más en descomponerse (si es que lo hace); y su aplicación también es más prolongada en el tiempo.