Producto de la semana: Roscón de Reyes bio

Aunque el consumo del Roscón de Reyes está ligado a la noche del 5 de enero o al propio Día de Reyes; cada vez nos gusta más adelantar el calendario para poder degustarlo unos  días antes.

Pero, ¿conoces el origen de esta tradición?

Lo cierto es que este dulce nada tiene que ver con el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén. Su elaboración parece estar relacionado con las saturnales romanas; unas fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno.

Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel; que se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.

El roscón de reyes y el haba

Se calcula que fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba; ya que ésta se consideraba un símbolo próspero y de fertilidad; por lo que a aquel que se encontraba en su porción de torta con esta legumbre se le auguraba prosperidad durante el resto de año.

En Oh!MyBio creemos que las tradiciones hay que disfrutarlas sin renunciar al sabor, por eso te animamos a probar el Roscón Bio que tenemos disponible en nuestros supermercados ecológicos de León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza, 38 y Raimundo Fernández Villaverde, 11).

Roscon de reyes
Roscon de reyes

Ingredientes naturales, ecológicos y de gran calidad que forman parte de un proceso de elaboración respetuoso con el Medio Ambiente.

Además, también podrás probarlo sin lactosa y sin gluten para aquellas personas con intolerancia. ¡No te lo pierdas!

Y si te atreves a elaborarlo tú mismo, echa un ojo a la receta que te proponemos en el blog de Roscón de Reyes vegano. Fácil, rápida y sin leche, huevo ni mantequilla.

 

Recetas: Roscón de Reyes vegano

¿A quién no le gusta el roscón de Reyes? ¿Alguna vez has elaborado alguno? Aunque se trata de un dulce muy típico de los días 5 y 6 de enero, cada vez son más los que deciden adelantarse a la degustación.

Además, con el paso de los años, los tipos de roscón y sus ingredientes varían sustancialmente. La lista de amplía y se opta por harinas integrales y aceites ecológicos. En esta ocasión, te proponemos una receta de un roscón para veganos: sin huevo, leche ni mantequilla.

ELABORACIÓN

Empieza esta receta mezclando por un lado los ingredientes sólidos y por otro los líquidos; en un bol la harina, la levadura, la vainilla en polvo y las ralladuras de naranja y limón; y en otro la bebida vegetal, el aceite y la melaza.

En este segundo, también echaremos la mezcla de lino y agua, que sustituirá al huevo en lo que respecta a la textura que aporta.

Cuando los ingredientes de ambos recipientes estén bien integrados los juntamos para dejar reposar toda la masa homogénea durante, al menos, dos horas. Procura taparlo con un paño de cocina para que ayude a la fermentación y dejarlo en un lugar cálido.

Transcurrido ese tiempo, llega el momento de trabajar la masa sobre una superficie; previamente bañada en harina para que nos facilite la manipulación. Cuando la tengamos lista (sin que se pegue), la añadimos en un molde con un agujero en el centro y colocamos los frutos secos y las frutas que más te gusten.

Que no se te olvide incluir en el interior un regalo y el haba. Envuélvelos en papel y colócalos donde quieras. Nuestro consejo es que lo vuelvas a dejar reposar cerca de una hora más.

El último paso antes de meter al horno es untar por arriba el roscón con melaza; (calentada con agua unos 5 minutos) para que quede más dorado. O, si lo prefieres, escarcha un poco de azúcar (pon en un cuenco azúcar de abedul o de coco y añade unas gotas de azahar).

Lo tendrás listo en unos 40 minutos a una temperatura de 180 grados.

 

 

 

 

Estas vacaciones de Navidad practica turismo responsable

Si estás pensando en organizar un viaje con tu familia y amigos para despedir el año te proponemos una alternativa: practicar turismo responsable.

En los últimos años, el aumento de la conciencia sobre el impacto de nuestras actividades en el medio natural, económico y social se ha extendido a la forma de hacer turismo, lo que ha originado la aparición de una nueva manera de viajar denominada turismo responsable.

El turismo responsable o sostenible es aquel comprometido con ejercer un bajo impacto sobre el medio ambiente y la cultura local. Según la Organización Mundial del Turismo, se define como aquel que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas.

Desde hace unos años, un organismo acreditador vinculado a la UNESCO y llamado Consejo Global de Turismo Sostenible concede el certificado “Biosphere World Class Destination”, que reconoce a empresas, destinos, productos y establecimientos turísticos que han hecho del turismo sostenible el eje central de sus actividades. Barcelona fue el primer destino urbano del mundo en obtener esta certificación, en 2011.

Es importante resaltar que España ofrece el 50% de la oferta de todos los destinos turísticos ecológicos del continente.

CÓMO ORGANIZAR UN VIAJE SOSTENIBLE

  • Antes de partir: busca la mayor cantidad de información posible sobre la zona que vas a visitar. Intenta elegir operadores turísticos, compañías aéreas y hoteles comprometidos con las comunidades de acogida y con el medio ambiente.
  • Durante el viaje: mantén la mente abierta a la cultura y costumbres locales y prueba la gastronomía local. Intenta establecer contacto con la población para conocer un poco más la manera de vivir de la zona. Asimismo, a la hora de adquirir regalos, busca artesanía local, ya que estarás potenciando su economía.
  • Después del viaje: intenta siempre cumplir los compromisos adquiridos con la gente local como, por ejemplo, enviar una foto o una postal.

DECÁLOGO PARA PRACTICAR TURISMO SOSTENIBLE

Para poder aplicar todos los principios que rodean a un turismo sostenible, queremos hacerte partícipe del decálogo que publica InterMundial. Toma nota ¡Merece la pena!

1. Elige destinos y alojamientos de bajo impacto ambiental

Se trata de establecimientos o apartamentos que son responsables con el medio ambiente en función de su enclave, de los materiales con los que están construidos o del tipo y uso de las energías. Alojarte en una casa rural que funcione con energía solar, reservar en un hotel que haga por reducir el consumo de agua o quedarnos en una cabaña bioclimática (paredes aislantes con elementos naturales o reciclados) son formas de contribuir al turismo responsable. Apuesta por playas de bandera azul y rutas de senderismo como actividades de ocio.

2. No derroches energía

Cuando nos alojamos en un hotel o alquilamos un apartamento nos solemos despreocupar del gasto de agua o electricidad con la excusa de que ya tenemos todo pagado. ¿Quién no se ha dejado alguna vez la tarjeta puesta en la habitación y el aire acondicionado ha estado funcionando durante horas? Además de a las cuentas del negocio, con este despilfarro energético estamos perjudicando al territorio al que hemos viajado y al planeta en general.

3. Contribuye a la economía local

Consume productos y servicios propios de la zona y que dinamicen su economía, es decir, que impliquen a otras personas y empresas del territorio. Por ejemplo, comer en restaurantes que ofrezcan comidas típicas elaboradas con productos autóctonos, buscar un souvenir de artesanía, disfrutar de las fiestas y tradiciones, o alojarte en establecimientos gestionados por la comunidad local.

4. Sé respetuoso con el entorno

Trata el entorno como si fuera tu casa y mantelo limpio. Infórmate sobre si hay cerca de la zona un sistema de recogida de residuos.

5. Cuida con la naturaleza

Uno de los principios fundamentales del turismo sostenible es cuidar el entorno natural y animal. No tires residuos, ni arranques plantas autóctonas, por no hablar del respeto a los animales.

6. Aplana las cajas y contenedores

De esta forma reduciremos el volumen de los embalajes. Y cuando tires las botellas de vidrio en su contenedor correspondiente quita los tapones.

7. Evita el coche siempre que puedas

Contempla el medio para desplazarte a tu destino y también aquellos que usarás para moverte durante tu estancia. Opta por transportes de conducción eficiente que ahorren energía o con reducidas o nulas emisiones contaminantes (eléctricos). Intenta usar el transporte público, y, cuando sea viable, moverte en bicicleta o andando.

8. Cuanto menos papel, mejor

Intenta tener siempre las reservas, billetes, mapas, guías o facturas en formato digital, así evitarás el consumo excesivo de papel.

9.Ser considerado con la población local

Viajar implica relacionarse con las gentes del lugar que visitas y, para ello, es necesario conocer, comprender e intentar adaptarse a su carácter, hábitos, normas y costumbres. Hay que evitar imponer nuestro estilo de vida allá donde se viaje. ¿Ejemplos? Informarse sobre usos a la hora de pagar, como el regateo o las propinas, conocer las formas de saludar o los horarios para comer, respetar la vestimenta en lugares de culto…

10. Difunde tu experiencia

Cuando estés de vuelta, reflexiona sobre lo que has conocido y aprendido en tu viaje y sobre tus logros como turista responsable. Cuéntaselo a tus amigos y familiares y comparte con ellos las prácticas y las ventajas del turismo responsable cuando viajéis juntos.

 

Producto de la semana: La tradición manda con los Polvorones E.Moreno

Los polvorones llevan más de un siglo en las bandejas de dulces navideños de cualquier hogar y hasta cuentan con su propio Consejo Regulador, encargado de avalar su Indicación Geográfica Protegida.

Podríamos decir que consumir mantecados y polvorones ha pasado de ser una tradición a casi una obligación; pues hay pocas personas que disfruten de las Navidades sin probar alguno.

Lo complicado, en muchas ocasiones, es saber elegir los mejores. Por ello, nuestro producto de esta semana son los mantecados y polvorones E. Moreno.

Polvorones con denominación de orígen

Estos dulces gozan de la denominación Indicación Geográfica Protegida ‘Mantecados de Estepa’, que dota a los dulces  de la garantía de calidad y certificación de tratarse de productos muy valorados por el consumidor.

En E. Moreno se han recuperado en los últimos años las recetas tradicionales para seguir produciendo productos de la más exquisita calidad y, de ese modo, seguir presumiendo de tradición como principal seña de identidad.

Además, la variedad está asegurada. En los supermercados ecológicos Oh!MyBio (con establecimientos en León y Madrid); podrás encontrar los mantecados de almendras con las mejores materias primas y la gama de dulces sin azúcares.

Recetas: Menú navideño para celiacos

Seguimos con las recetas navideñas y saludables para estas fechas tan familiares y, en esta ocasión, hemos recopilado un menú completo para celiacos.

Si tienes intolerancia al gluten o conoces a alguna persona en esta situación, ya no tendrás que pensar más sobre qué platos elaborar para Nochebuena o para el día de Navidad.

ENTRANTES

  1. Crujientes de dátil: Solo necesitas dátiles, panceta y un poco de salsa de soja y vinagre. Retira el hueso de los dátiles y envuélvelos con la panceta, después pínchalos con un palillo y fríelos en la sartén. Quítale el palillo y escúrrelos sobre papel absorbente. Después, elabora una vinagreta con salsa de soja, un chorro de aceite de oliva, otro de vinagre y una pizca de sal y perejil. Sírvelos en palillos largos para que tus invitados puedas bañarlos con la salsa.
  2. Paté de champiñones y tofu: Elabora tu propio paté para presentar unos canapés self-service. Trocea el tofu y cuécelo en un cazo con abundante agua durante una media hora y resérvalo. Saltea los champiñones laminados con pimienta y cebolla hasta que absorban todo el agua y tritúralos junto al tofu, un poco de zanahoria y ajo picado o en polvo. Añade un chorro de miso, otro de aceite de oliva, sal y pimienta. Échalo en moldes pequeños y desmóntalo en un plato cuando vayas a servir. Para finalizar, espolvorea sésamo por encima.

PRIMER PLATO: Crema de calabaza y carabinero

INGREDIENTES (2 personas)

  • 1/2 calabaza
  • 2 carabineros
  • 1 cebolleta
  • 1 zanahoria
  • 1 naranja
  • 1 yogur
  • 1/2 litros de caldo de verdura
  • pimienta, aceite y sal.

ELABORACIÓN

Pela los carabineros y sofrié las cabezas y las carcasas. Cuela el fumet e incorpora en él la calabaza troceada, ralladura de naranja, la zanahoria y un poco de cebolleta. Cubre todo con el caldo de verdura, sazona, tapa y cocina durante una media hora. Luego tritura todo y cuélalo para que la mezcla quede finita.

Por último, condimenta con pimienta, añade el yogur y remueve bien. Saltea un poco el carabinero y unos trozos de calabaza y colócalos encima de la crema.

SEGUNDO PLATO: Solomillo en salsa de naranja y jengibre

INGREDIENTES (2 personas)

  • 1 solomillo
  • 2 patatas
  • 4 naranjas
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 2 dientes de ajo
  • cáscara de limón
  • brotes de soja
  • 1 cucharada de azúcar de abedul
  • salsa de soja
  • agua, aceite, sal y pimienta
  • 2 carabineros
  • cebolleta
  • 1 zanahoria
  • 1 naranja
  • 1 yogur
  • 1/2 litros de caldo de verdura
  • 1 cucharada de harina de maíz refinada
  • pimienta, aceite y sal.

ELABORACIÓN

Para realizar la salsa, deberás poner el azúcar en un cazo a caramelizar. Cuando llegue ese momento, añade el zumo de naranja y echa un poco de cáscara de naranja y de limón (muy picadita). Después, echa un trozo de jengibre y deja que reduzca. Si lo consideras necesario, condiméntala con pimienta. Para ligar la salsa, utiliza un poco de harina de maíz diluida en agua fría.

Por otro lado, corta la patata en gajos y confítala en un cazo con aceite, ajo y romero durante unos 20 minutos. A la par, salpimienta el solomillo y séllalo por los lados.

Cuando lo vayas a servir, córtalo en rodajas y vierte la salsa por encima. Pon unos brotes de soja y los gajos de patatas para acompañar a la carne.

POSTRE: Peras al vino

INGREDIENTES

  • 4 peras
  • 400 ml. de vino Oporto
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de harina de maíz refinada
  • 2 cucharadas de azúcar
  • hojas de menta (para decorar)
  • 1 vaso de agua
  • Opcional: helado

ELABORACIÓN

Pon a calentar a fuego suave el vino, el agua, la canela y el azúcar. Pela las peras y cuando la mezcla empiece a hervir añádelas y cuécelas durante media hora, mínimo. Cada cinco minutos remueve y dales la vuelta para que cojan el color del vino.

Por último, retira del fuego y escúrrelas. Antes de servir, reduce el vino y lígalo con un poco de harina diluida en agua fría. Si quieres, puedes acompañarlo con una bolita de helado de vainilla o de limón.

Estas Navidades, visita nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio y encuentra todos los ingredientes que necesitas para elaborar un menú 100% saludable.

¿Por qué elegir la cosmética ecológica?

¿Qué es la cosmética ecológica y en qué se diferencia de la convencional? Aprovecha estas fechas navideñas para regalar salud a tu piel.

Siempre hablamos de lo importante que es mantener una alimentación sana y equilibrada para cuidar nuestro organismo desde el interior, conseguir un peso saludable y/o ahuyentar infecciones y enfermedades.

Pero, también es importante llevar a cabo ciertos hábitos saludables en nuestro exterior, concretamente en nuestra piel, para conservar este equilibrio de bienestar.

¿Realmente protegemos nuestra dermis como deberíamos? Y, si lo hacemos… ¿Sabemos los ingredientes que nos estamos aplicando? ¿Cuál es su origen? ¿O sus consecuencias para nuestro cuerpo?

La solución a estas cuestiones es muy sencilla: Cosmética ecológica. Con ella podremos saber con certeza que estamos utilizando ingredientes naturales, de origen vegetal, menos agresivos con nuestra piel y más respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo distinguimos este tipo de cosmética?

  1. Principalmente por su certificación: Debido a la falta de legislación de la Unión Europea sobre la cosmética ecológica, muchas marcas o líneas de este tipo se promocionan como tal cuando no es así. Por ello, debes optar por marcas como Benecos Natural Beauty, Bjobj, Bo.ho Green Revolution, Sante, Weleda, Bio Seasons, entre otras, con sellos del tipo Ecocert, Cosmos, BDIH o Nature.

Es preocupante saber que, hoy en día, se utilizan más de 100.000 sustancias químicas diferentes para la elaboración de cosméticos de las que apenas se conoce su origen o el grado de toxicidad.

Esto implica que cualquiera puede utilizar el término NATURAL en un cosmético. No obstante, sí que existen normas privadas que regulan la fabricación de estos productos y que cumplen con diferentes tipos de controles externos que lo validan.

  1. Ingredientes: El maquillaje ecológico se diferencia del convencional por estar libre de siliconas, parabenos, parafinas, sulfatos… Es decir, no contiene sustancias tóxicas que puedan agredir nuestra piel o cabello.
    Por lo general, estos productos bio se elaboran a partir de extractos y aceites esenciales ecológicos y no se prueban en animales. El mero hecho de poder leer que procede de agricultura ecológica implica que no incluye trazas o restos de pesticidas, herbicidas o derivados del petroleo.

SUSTANCIAS PERJUDICIALES:

  • Fragancias sintéticas: pueden provocar problemas hormonales e incrementar el efecto de otras sustancias tóxicas. Se degradan lentamente, por lo que contaminan la atmósfera y los sistemas acuáticos y marinos.
  • Talatos: están muy presentes en cremas, esmaltes para uñas, lacas o desodorantes, por ejemplo, y tienen la función dentro del producto de disolvente o suavizante. Están relacionados con la reducción del nivel de hormonas, perjudiciales en etapas de crecimiento.
  • Aceites minerales: son sustancias derivadas del refinamiento del petróleo, en concreto, son residuos en proceso de refinamiento. Se suelen utilizar para mejorar la textura de las cremas y como agente antibacteriano, muy presente en productos para el cabello, desmaquilladores, cremas hidratantes…

También debes evitar:

  • Aluminio: en desodorantes, pintalabios, hidratantes, desodorantes…
  • Mercurio: en maquillajes y desmaquilladores de ojos
  • Plomo: en pintalabios

No hay excusas…

En conclusión: ya no hay excusas para maquillarse sin cuidar la piel. Las firmas que promocionan este tipo de maquillajes, además, realizan sus envases biodegradables y para que puedan ser reciclados.

Trucos para un look festivo, pero natural

A escasos días de la Navidad te proponemos un maquillaje muy natural para poner el broche de oro a tu look festivo. Comprueba en tu propia piel los beneficios de la cosmética ecológica y resalta tu belleza en pocos pasos.

  1. Primero limpia e hidrata tu piel y aplica una base de maquillaje o BB Cream para unificar y aportar luminosidad. Si quieres parecer un poco más morena, opta por mezclarlo con una gota de bronceador fluido.
  2. Después, aplica una sombra en tonos ocres o beige y extiéndela por el párpado móvil para fusionar el tono del ojo y fijar el color que apliques encima. Aporta algo de luminosidad con una sombra en tonos nude brillantes antes de aplicar la sombra marrón o negra en la zona exterior del ojo realizando una banana en forma de V. Esto le dará mayor intensidad a tu mirada. Para finalizar, utiliza una máscara de pestañas marrón o negra.
  3. Completa tu maquillaje con una barra de labios en tono rojo oscuro y aplica con el dedo dos toques de gloss en la parte central de ambos. Para mayor expresividad utiliza previamente un lápiz rojo para marcar el contorno.
  4. El último paso será el colorete. El exceso de color nunca es bueno, pero con el tono adecuado le darás un toque de vida al rostro.
  • Si eres de piel muy clara: elige tonos rosados para dar un efecto de frescura
  • Si eres de piel bronceada: opta por colores tirando a anaranjados
  • Si eres de piel morena a negra: dirígete hacia los marrones o morados.

Producto de la semana: Sidra ecológica Maeloc para brindar en Navidad

Apuesta por la sidra ecológica para brindar estas Navidades. Las razones te las damos a continuación:

Aunque Galicia y Asturias fueron sus precursores, el consumo de la sidra se ha extendido por todo el país convirtiéndose en una bebida atemporal que, incluso en estas fechas navideñas, llega a anteponerse al champán por su carácter frutal y más natural para el paladar.

Por este motivo, esta semana hemos pensado en proponeros un brindis con una de nuestras bebidas espumosas ecológicas favoritas para cualquier celebración: las sidras Maeloc, una bebida ecológica, de burbuja fina, que cuenta con unos aromas frutales en armonía con notas tostadas de diferente intensidad.

Maeloc es una sidra gallega elaborada 100% con manzanas ecológicas de más de 1.000 cultivadores autóctonos. Precisamente, por cada litro se suelen utilizar entre 10 y 12 manzanas, lo que certifica su sabor natural e intenso.

Sidra ecológica Maeloc
Sidra ecológica Maeloc

Los principales tipos de manzanas con los que trabaja Maeloc son Raxaó, Príncipe, Peró, Rabiosa y Verdeñá, producidas conforme a las prácticas de Agricultura Ecológica de Galicia y Galicia Calidade para preservar el Medio Ambiente y certificar el consumo de una bebida libre de sustancias tóxicas.

La cosecha se lleva a cabo en diversas zonas de la comunidad gallega, pero, muy especialmente, en el área de Chantada, donde este cultivo cuenta con una tradición muy arraigada. Cabe destacar que esta sidra no solo distribuye en España, sino que llega a once países, entre ellos Japón, Filipinas o Rusia.

En nuestros supermercados ecológicos Oh! My Bio, además, podrás elegir entre varios tipos de esta bebida: sidra natural, la sidra extra ecológica achampanada y la sidra dulce gasificada. En todos los casos, se trata de bebidas sin gluten.

Por último, cabe destacar que Maeloc está entre las sidra españolas ecológicas más importantes, debido, en parte, a su gran aceptación en Alemania.

Recetas: Postres navideños y saludables para los más pequeños de la casa

Optar por una alimentación saludable no significa tener que renunciar a los dulces y postres navideños tan típicos de esta época, sobre todo si lo que se busca es sorprender a los más pequeños.

Los frutos secos, el cacao, la fruta y los lácteos, o en su defecto, las bebidas vegetales serán los grandes aliados para elaborar sabrosas recetas que, seguro, enamorarán a todos los niños sin preocuparte del consumo excesivo de azúcares añadidos, edulcorantes, colorantes u otras grasas saturadas que hacen tambalear su crecimiento.

Elige alguna de las propuestas que te lanzamos a continuación y anímate a elaborarlas con ellos, porque estamos seguros que os divertiréis muchísimo.

GALLETAS VEGANAS DE PISTACHO, AVENA Y ARÁNDANOS

 INGREDIENTES

  • 100 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar de abedul
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 125 gr de harina integral
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1/2 cucharada de levadura
  • 125 gr de copos de avena
  • 100 gr de pistachos troceados
  • 100 gr de arándano rojo deshidratado
  • leche desnatada (o bebida vegetal de avena)

ELABORACIÓN

Primero mezcla en un bol el azúcar y la mantequilla y remueve hasta integrar bien. Haz lo mismo con el huevo, la esencia de vainilla y la miel. A continuación, agregamos la harina, la levadura, la avena y las semillas. Solo deberás utilizar la leche si compruebas que la mezcla ha quedado muy seca.

Los últimos ingredientes que debes añadir son los pistachos y los arándanos. Intenta que estén bien repartidos en la masa para empezar a proceder a hacer las galletas.

Opta por utilizar moldes con diferentes figuras. ¡Conquistarás a los peques! Pero, si no tienes ninguno, haz bolitas y colócalas en la bandeja de horno (previamente forrada con papel vegetal) y aplástalas a tu gusto (más o menos gruesas).

Mételas en el horno durante unos 10 minutos. Comprueba que estén bastante tostaditas para que estén más crujientes.

BROWNIE ‘PAPÁ NOEL’

 INGREDIENTES

  • 5 cucharadas grandes de cacao puro desgrasado
  • 70 gr de harina de avena
  • 100 ml de leche de coco
  • 35 gr de nueces
  • 6 claras de huevo
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • Stevia al gusto

Para los sombreros

  • Fresas
  • Yogur griego

ELABORACIÓN

Primero, debes tamizar la harina (pasándola por un colador). Después pon a calentar la leche de coco y añade el cacao en polvo, la vainilla y la stevia. Remueve despacio hasta conseguir una mezcla homogénea.

El siguiente paso será incluir la harina de avena y la levadura, ingredientes que nos darán más consistencia. Antes de verter el contenido en un recipiente, debes asegurarte de que no hay grumos.

Dicho recipiente debe estar forrado con papel vegetal para que luego podamos desmoldar el brownie sin problema. Antes de poner la mezcla, espolvorea un poco de cacao.

A continuación bate las claras hasta que quede una crema y échalo al recipiente con toda la masa de chocolate. Este será el momento en que también tendrás que añadir las nueces y meter tu postre al horno durante 30 minutos. Comprueba que está bien hecho metiendo un palillo y comprobando si sale limpio.

Si quieres ponerle el toque navideño, corta el brownie en cudrados y ponle un poco de yogur griego formando un círculo. A continuación, mételo a congelar durante unos 20 minutos.

Por último, cuando lo vayas a servir, pon encima del yogur una fresa (cortada por la cabeza) y así conseguirás tu gorro de papá noel.

 

NATILLAS DE PLÁTANO

 INGREDIENTES

  • plátanos maduros
  • 1/2 de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 1 rama de canela o canela en polvo

ELABORACIÓN

Mezcla la leche con el azúcar y la canela y ponla a hervir. Después, trocea los plátanos y añádelos inmediatamente. Cuando la mezcla comience a hervir, baja el fuego y remueve durante unos tres o cuatro minutos para espesar el contenido.

Retira el plátano del fuego y bátelo con las cuatro yemas de huevo. Por último, añade la leche caliente y vuelve a batir. El último paso antes de repartir las natillas en los recipientes será volver a calentar todo el líquido hasta que empiece a cuajar.

Debes dejar enfriar la mezcla antes de guardarla en la nevera durante un par de horas, mínimo. Puedes adornar con una rodaja de plátano y arándanos para darle un toque de color.

¿Tú también tienes alguna receta ‘dulce’ para estas fiestas? Si es así, no dudes en compartirla con nosotros.

Consejos saludables para ‘sobrevivir’ a las comidas de Navidad

¿Miedo a los excesos en Navidad? Toma nota sobre estas recomendaciones para que tus fiestas sean más equilibradas.

Ya has montado el árbol de Navidad y comprado la mayoría de los regalos, pero… ¿También has planificado los menús para evitar los excesos y poder mantener una dieta equilibrada durante estas fiestas?

Si la respuesta es NO, estás leyendo el post indicado. Al contrario de lo que muchos piensan, las Navidades no son incompatibles con la alimentación saludable y bio.

La mejor defensa para que estas fechas que se avecinan no se conviertan en una pesadilla para tu cuerpo es organizar con tiempo la lista de la compra y los platos que te gustaría elaborar.

El primer consejo: no te agobies con los invitados y aprovecha este tipo de reuniones para fomentar entre tus familiares unos hábitos más sanos y con identidad. ¡Ah! Y olvídate de los platos precocinados.

5 ‘DEBERES’ PARA TU DIETA NAVIDEÑA

1. Los postres, siempre caseros

Ganarás en salud y sabor. Deja de lado los dulces y la bollería industrial para evitar un consumo excesivo de grasas saturadas y azúcar. De esta forma, podrás controlar con detalle los que estás comiendo y elegirás los ingredientes que más te gusten.

Además de para tu bolsillo, esta opción también te permitirá evitar problemas con posibles invitados veganos, vegetarianos o alérgicos a algún alimento. (Siempre, infórmate de esta posibilidad para estar prevenid@).

En este sentido, es recomendable que utilices endulzantes saludables como la Stevia, el sirope de Arce o el de Ágave, así como el azúcar de coco o el de abedul, con un 40% menos de calorías y un índice glucémico próximo a 7 frente a los 64 del azúcar común. Las harinas, mejor ecológicas (de soja, de maíz, de arroz…), y el cacao cuanto más puro y desgrasado, mejor.

Por último, incluye frutas y verduras también en este tipo de platos. Aportarás sabor y menos calorías, pero también serás un chef muy original. Veáse bizcocho de calabacín, manzanas asadas, natillas de té matcha, tarta de zanahoria…

2. Introduce novedades en las sobremesas

Plantéate tus invitaciones como una especie de juego y sorprende a los comensales con una cata de infusiones en vez del tradicional café. Aprovecha las largas sobremesas y meriendas para introducir nuevos sabores y comentar los beneficios de las plantas aromáticas que más te gusten: jengibre, Chai Dulce, Té verde energía, limón, guaraná… Las digestiones serán mucho mejores y, en muchos casos, conseguiremos una sensación de saciedad que evitará atiborrarnos de dulces.

 3. Adiós a las frituras

No confundas entrantes con comida rápida o frituras. Evita utilizar la freidora y opta por el horno o la plancha. Además, es un buen momento para incluir verduras en tus platos. Intenta que siempre haya una deliciosa ensalada o que los principales platos vayan acompañados de una guarnición de vegetales. Recuerda que este tipo de alimentos también te servirán para darle color y presencia a tus propuestas culinarias. ¿Aún no has probado el aceite ecológico de lino, de coco o de argán (…)?

4. Salsas para chuparse los dedos

Como no hay Navidad sin salsa en el plato, hemos de buscar alternativas con menos calorías y grasas. Sustituye la mantequilla o la nata por la leche evaporada, por ejemplo, conseguirás la misma consistencia, pero menos grasa. Aliña con aceite de oliva, vinagre, limón y salsa de soja o atrévete con una crema de mostaza, realizada con avena, agua y mostaza. Recomendación: incluye frutos secos para darle un toque más nutritivo.

5. ¿Y si el invitado soy yo?

En caso de ser tú el invitado lleva alguno de tus platos saludables favoritos para compartir en la mesa con los demás. Bien sea un postre casero, un mix de frutas afrodisiacas y/o tropicales, que llamarán la atención del resto, como es el caso del lichi, el mango, el coco o el aguacate… Y, si ya quieres empezar bien desde el principio, preséntate con un entrante: hummus de remolacha, unos chips de boniato, queso crema a base de tofu o un delicioso guacamole.

 

 

Producto de la semana: Turrón ecológico de chocolate Solé

El turrón es el dulce español más internacional que pueda existir. Se presume que ya en la época griega se preparaba una pasta compuesta por frutos secos (almendra, principalmente) y mieles que servía a los deportistas como producto energético.

Siglos después, lo árabes comenzaron a tomarlo durante las celebraciones religiosas, ‘contagiando’ esta costumbre a los pueblos europeos y, más especialmente, a los de tradición cristiana, que aumentan su consumo durante las fechas navideñas.

Con el paso de los años, la producción de turrón ha ido evolucionando de cara al consumidor, ofreciendo una amplia variedad de formatos y sabores, con menos azúcares y con un proceso de elaboración más comprometido con el medio ambiente.

Ejemplo de ello son los turrones ecológicos Solé, que, con un ingrediente estrella como es el chocolate, han conseguido darle a las Navidades un extra de sabor natural que despierta todos los sentidos.

Turrones de chocolate ecológicos
Turrón de chocolate ecológico

La base del cacao de estos turrones es la cuidada selección de sus ingredientes. Las materias primas que son utilizadas provienen, exclusivamente, de cultivo ecológico controlado, libre de fertilizantes y pesticidas o sustancias como la lecitina, presente en las membranas de las células vegetales y animales.

El cacao,  ingrediente principal de el turrón de Solé

El cacao proviene al 100% de la República Dominicana y la caña de azúcar sin refinar de Brasil. Además, también se diferencia por su envase sostenible con el medio ambiente, eliminando el papel de aluminio en los envoltorios por ser un material no reciclable y contaminante en el proceso de extracción.

Los turrones ecológicos Solé son conocidos por su fino sabor y su alta calidad. El resultado es una combinación que satisface a los paladares más sofisticados con un excelente bocado y el sabor más auténtico del chocolate.

El problema vendrá a la hora de elegir tu favorito: turrón de chocolate y nuez, de chocolate y quinoa, de chocolate y avellana, de chocolate y arándanos o de chocolate y almendras… ¡En la variedad está el gusto, sin duda!

Y  recuerda que el chocolate elaborado con cacao 100% puro posee un alto contenido en polifenoles antioxidantes, lo que lo convierte en un buen aliado contra la prevención de problemas cardiovasculares. ¡Nunca un capricho navideño fue tan saludable!