Mitos y verdades sobre los piojos y su contagio
Mitos y verdades sobre los piojos y su contagio

Por una vuelta al cole sin piojos/ Parte I: ¿Cómo prevenir el contagio?

¿Preocupación por los piojos? ¿Sabes cómo prevenir el contagio? Te lo contamos…

Como cada septiembre, toca volver a empezar. Pero no sólo hay que aprovisionarse de zapatos, ropa y libros -como decía aquella famosa canción publicitaria que inundaba nuestras televisiones cada final del verano-, sino que también toca llenar las despensas de productos que nos ayuden a combatir la pediculosis (infestación de la piel por piojos), el mayor enemigo de los más pequeños de la casa tras la vuelta al cole.

 Ganarle la batalla a estos indeseados huéspedes puede ser una tarea complicada, PERO NO IMPOSIBLE. Sobre todo, si se actúa con prevención y se aplican los hábitos adecuados. Por eso, queremos ayudarte con una serie de sencillos consejos que harán que tus preocupaciones pasen a un segundo plano.

Lo primero que vamos a hacer es señalar algunos mitos y verdades que, estamos seguros, te ayudarán a actuar de una forma más efectiva. 

  • Por ejemplo, has de saber que la aparición de piojos nada tiene que ver con la falta de higiene y las edades más frecuentes de infestación son entre los 5 y los 12 años. Eso sí, toda la familia debería realizarse un chequeo por semana, porque los mayores tampoco se salvan de esta pesadilla.
  • Por otro lado, cabe destacar que estos pequeños insectos no entienden de tipo de cabello, pues son capaces de vivir en tan solo un centímetro de pelo, pero sí que es cierto que los niñ@s con melena larga tienen más riesgo de contagio.
  • Los piojos resisten poco tiempo fuera de la cabeza, por lo que no es tan fácil como se piensa que se transmitan a través de los peines o de la ropa. ¡Aunque es mejor estar alerta y evitar el uso del mismo cepillo entre los pequeños!
  • El cole no es el único foco de contagio. El piojo también sobrevive en el agua, así que cuidado con la piscina.
  • Las liendres o huevos no se contagian, sólo los piojos.
  • No le temas a los animales, no existen contagios cruzados de piojos entre mascotas y humanos.
  • Un detalle muy importante. Los piojos no resisten bien los cambios de temperatura. Las hembras pueden llegar a sobrevivir hasta un mes y suelen depositar una media de diez huevos al día que tardan siete días en incubar.
  • Los piojos se desplazan de pelo a pelo, no saltan ni vuelan, por lo que la infestación puede producirse con un pequeño acercamiento, porque se mueven muy rápido.
  • Las liendres o huevos pueden llegar a confundirse con la caspa porque son de color blanquecino cuando están vacías. La diferencia es que la caspa se desprende fácilmente del pelo, mientras que los piojos embriones se agarran al cuero cabelludo con fuerza.
  • Eliminar los piojos no significa estar ya exento de volver a ser contagiado. Mantén las precauciones adecuadas. Es más, el sistema inmune puede tardar entre 4 y 6 semanas en desarrollar las sensibilidad a la saliva del piojo.

 

¿Cómo prevenir el contagio de piojos? 

La metodología es más fácil de lo que parece. No obstante, toca tener paciencia y ser riguroso con el procedimiento.

  1. Lava regularmente la ropa de los niños, así como las sábanas y el pijama. Presta especial atención a los peluches, cojines o superficies de tela o algodón que hayan estado en contacto con ellos.
  2. Lava el cabello en agua templada y con champús que contengan Árbol del té. Este ingrediente es una excelente opción en el tratamiento anti-piojos, porque los repele de manera muy efectiva. Si sabes que hay una plaga de estos insectos cerca, no dudes en utilizar este tipo de productos. ¡Los piojos detestan el árbol del té! Además del champú y acondicionador, también puedes encontrar el aceite esencial de árbol del té como loción.
  3. Evita recurrir a productos llenos de sustancias tóxicas para quitar los piojos. Aunque no lo creas, los spray químicos pueden hacer más mal que bien. Opta por sustancias naturales y ecológicas, como el aceite de coco bio, el de lavanda o el de romero. Estos olores disuaden a estos pequeños insectos.
  4. Utiliza la liendrera, como mínimo, una vez por semana. Debido a la forma de sus púas, ayuda a arrastrar y quitar liendres y piojos que, muchas veces, se escapan de nuestra vista.
  5. Revisa la cabeza detenidamente con luz brillante o natural de manera periódica. Principalmente, en las zonas de detrás de las orejas y la parte posterior de la nuca.
  6. Quizás aún no los conozcas, pero existen Coleteros Antipiojos que funcionan a modo de barrera protectora evitando la propagación. Su eficacia lo ha convertido en el producto estrella en el seno de las escuelas. Después de realizar el tratamiento adecuado, el coletero actúa como repelente, debido a una sustancia que se fija en el tejido y dura alrededor de 100 lavados.

 

Para ampliar más información sobre estos métodos de prevención también puedes visitar nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio en León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza, 38; y Raimundo Fernández Villaverde II), donde también podrás conocer algunos remedios caseros realizados con productos naturales. Estate atento a nuestro blog en los próximos días para conocer algunas ‘recetas’ muy sencillas para ganarle la batalla a los piojos y a las liendres este curso.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *