Acelera tu bronceado a través de la alimentación
Acelera tu bronceado a través de la alimentación

Aprende a ‘degustar’ tu bronceado durante más tiempo

Inaugurado el verano ya no hay excusa para deshacerse del tono blanquecino, en algunos casos nuclear, que has intentado esconder hasta el último momento con la esperanza de que cuando lleguen tus esperadas vacaciones, allá por el mes de agosto, puedas lucir un bronceado digno de inmortalizar en tu álbum de escapadas.

El tiempo empieza a correr en tu contra y piensas que la única alternativa -sin métodos artificiales- es entregarte en cuerpo y alma al sol, pero… hay otras opciones que te pueden interesar más, tanto a ti como a tu cuerpo. Sólo has de prestar un poco más de atención a tu dieta y aprovechar los beneficios que te ofrecen los productos ecológicos que te rodean.

Gracias a ellos y debido a que están libres de fertilizantes químicos, conseguir un bronceado rápido, sano y natural puede ser más fácil de lo que crees.

Recuerda que el cuerpo es muy sabio y diferencia perfectamente qué bondades puede extraer de determinadas frutas y verduras para activar la producción de melanina y proteger tu piel. Adelante, llega la hora de aprender a degustar tu bronceado.

  1. Aumenta tu melanina: Este es un pigmento encargado de absorber los rayos UVA y UVB para protegernos de sus efectos nocivos, aumentando sus niveles y volviendo nuestra piel más oscura. ¿Y cómo lo conseguimos de manera natural? A través de alimentos ricos en Vitamina A (betacarotenos), como la zanahoria, calabaza, tomate, mango, remolacha, alfalfa, alga espirulina, espinacas… Ten en cuenta que los vegetales ecológicos mantienen intactas todas estas propiedades al no haber sido sometidos a tratamientos con pesticidas y suelen contener entre un 20 y un 70% más de antioxidantes que los frutos convencionales.

RECETA: ¡Tómate un smoothie!

Trocea medio mango y una rodaja de piña y bátelos con media cucharada de limón. Después añade hielo picado y… A refrescarse. Estas dos frutas contienen betacarotenos y el limón previene la formación de manchas solares.

  1. No te olvides del Omega 3: Estos ácidos grasos forman parte de manera natural del manto protector de la piel, manteniendo el agua en el interior de la célula. También mejoran la permeabilidad de membranas, favoreciendo la entrada de nutrientes. Aquí están incluidos el pescado azul, los frutos secos, las algas, las semillas de chía, de lino, de cáñamo, de calabaza, la soja, la yema de huevo…

RECETA: Ensalada rica en Omega 3

Corta 150 g de salmón ahumado en tiras y déjalo macerar con zumo de limón recién exprimido (1 vaso). Después, mézclalas con las hojas de lechuga, 50 g de aceitunas, 1 cucharada de semillas de calabaza, 3 nueces troceadas y condiméntalo con aceite de oliva y vinagre balsámico ecológico.

  1. Los cítricos son tus mejores aliados: Los productos con Vitamina C no deben faltar en tu nevera para conseguir nuestra meta cuanto antes, teniendo en cuenta que son unos fantásticos antioxidantes y precursores de la Vitamina A. Entre ellos, destacan las naranjas, melón, kiwis, fresas, espinacas, pimientos, zanahorias…

RECETA: ¡Y de postre… un polo ‘made in’ Vitamina C!

Mezclamos un yogur natural (200 gr) con los arándanos (120 g) y sirope de agave natural o stevia y rellenamos con ayuda de una cuchara el molde para los polos o pequeños vasos a los que añadiremos un palo que nos ayudará a sacarlos. Los dejamos en el congelador unas 3 horas y los desmoldamos con un poco de agua caliente.

  1. Hidratación: Bebe a diario, como mínimo, 1,5 litros de agua para evitar la deshidratación y depurar el organismo y toma alimentos ricos en agua que también te ayudarán a controlar el peso, como por ejemplo la sandía, el tomate o las acelgas.

RECETA: Cóctel bronceador

Para acelerar tu moreno, mezcla cuatro cuacharadas de remolacha, un puñado de moras y otro de arándanos. Por su alto contenido en resveratrol y vitamina C incrementan la producción de antioxidantes y colágeno, para una piel más luminosa

  1. Mantén tu bronceado: Seguro que estarás pensando que el objetivo no solo es broncearse, sino mantener ese color el mayor tiempo posible. Para ello también existen trucos caseros a base de ingredientes naturales que ponen tu piel a punto antes de exponerte al sol. Eso sí, recuerda que NUNCA sustituyen a las cremas de protección solar.

ANTES: Aplícate la mezcla de dos cucharadas de germen de trigo o aceite de oliva virgen extra, dos cucharadas de zumo de limón y 125 ml de zumo de zanahoria natural.

DESPUÉS: Una vez terminada la sesión de bronceado mezcla a partes iguales manteca de cacao y aceite de coco y aplícalo sobre la piel. Si estos ingredientes no los tienes a mano, el gel de aloe vera también es muy efectivo, a su vez, hidrata y calma la piel refrescándola y dejándola muy suave.

DURANTE: Y para llevar siempre contigo, tomar en el trabajo, cuando tomes el sol o al despertarte es recomendable el té negro, encargado de fijar el bronceado.

Por último, cabe recordar que también existen complementos alimenticios elaborados a base de extractos naturales que te ayudan a preparar la piel y favorecen la activación de la melanina. Con su toma, incorporarás las vitaminas que necesitas para aprovechar los nutrientes del sol sin perjudicar la epidermis y para mantener el bronceado durante más tiempo.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en visitar nuestros supermercados Oh!MyBio, en León y Madrid, donde, además de asesoramiento, podrás encontrar una gran variedad de frutas y verduras ecológicas, así como una amplio abanico de productos para celíacos, vegetarianos, veganos, entre otros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *