Archivo de la etiqueta: semilla de chia

Recetas: Los helados, si son ecológicos, dos veces buenos

¿Harto de mirar hacia otro lado cuando pasas por delante de una heladería? “Pequeños pecados de verano” dicen, haciéndote creer que cada vez que consumes uno de estos productos tan refrescantes estás atentando contra tu silueta. Pero… ¡basta de falsos mitos! Has de saber que en la variedad está el gusto y la salud.

¿Aún no has oído hablar de los helados ecológicos? No te preocupes, nunca es tarde para disfrutar de las bondades de la naturaleza.

Sin duda, éstos son un claro ejemplo de que los ‘caprichos veraniegos’ también pueden ser saludables y bajos en calorías. ¿Por qué elegirlos frente a los industriales? Porque, además de las ventajas de consumir alimentos ecológicos, libre de pesticidas, conservantes, colorantes  y aditivos, entre otros químicos, también fomentamos el comercio local y de proximidad.

Si te atreves a prepararlos en casa para no renunciar al placer, coge papel y lápiz y apunta estas sencillísimas recetas que te ofrecemos, en las que los principales ingredientes son frutas frescas y ecológicas, endulzantes naturales y bebidas vegetales. ¡Y a disfrutar!

 

1.PASIÓN DE FRUTAS DEL BOSQUE

Ingredientes:

  • Media taza de leche vegetal (preferiblemente de soja)
  • 100 g de frambuesas y/arándanos congelados
  • 2 bananas
  • 1 taza y media de anacardos
  • 1 cucharada sopera de sirope de ágave o melaza de caña ecológica
  • 1 cucharada de aceite de coco (ayuda a dar densidad)
  • Topping (opcional): coco rallado, arándanos, almendras trituradas…

Elaboración

PASOS PREVIOS: La noche anterior a la elaboración, corta las bananas en rodajas y congélalas junto con las frambuesas y los arándanos. También debes poner a remojo los anacardos para escurrirlos antes de volcarlos a la licuadora.

El día ‘D’: Mezclamos la fruta con los anacardos, la leche vegetal, el sirope y el aceite de coco. Lo echamos en un recipiente y lo metemos en el congelador durante un par de horas, aproximadamente. Si quieres añadirle algún topping utiliza coco rallado o almendras trituradas, por ejemplo.

 

2. POLOS ‘EASYFRUITS’ 

Ingredientes:

  • Sólo necesitas 200 g de fresas (también puedes optar por melón, sandía, albaricoque…)
  • 100 ml de leche de almendras
  • 2 cucharadas de chía

Elaboración

Son unos helados muy fáciles de hacer y muy bajos en calorías. Recomendados sobre todo para los más pequeños de la casa, quienes no podrán resistirse. Simplemente, tienes que batir los trozos de fruta con la leche de almendras y las semillas. Lo ideal sería verter la mezcla en unos moldes de polos y al congelador durante unas cuatro horas, aproximadamente.

 

3. AL RICO CHOCOLATE

Ingredientes

  • 3 vasos de leche de soja o de arroz
  • 5 cucharadas de cacao en polvo
  • 4 cucharadas soperas de melaza de arroz
  • Canela (para servir)

Elaboración

Batimos la leche de soja con el cacao en polvo sin azúcar y después añadimos la melaza. Metemos en el congelador e interrumpimos dos o tres veces el proceso de enfriado para volver a batir y espesar la mezcla. Finalmente, lo dejamos en frío otras dos o tres horas antes de servir. Cuando lo sirvas, espolvorea un poco de canela. ¡Están para chuparse  los dedos!

 

¡Pon Superalimentos en tu vida!

¿Cuántas veces has oído hablar de los Superalimentos? Seguro que en los últimos tiempos con mucha frecuencia, pero… ¿Realmente, sabes cuáles son y qué beneficios aportan a nuestro organismo?

Probablemente, haya muchos de ellos que ya estés incluyendo en tu dieta sin saberlo. Pero para sacarte de dudas nada mejor que hacer una lista con los diez superalimentos que no deben faltar en tu cesta de la compra y que, además, te aportarán un extra de nutrientes, vitaminas y minerales. Algo que tu cuerpo y tu mente te agradecerán hasta el fin de los tiempos.

¿Qué son?

Aunque su propio nombre lo indica, cabe destacar que los superalimentos contienen más nutrientes, antioxidades y, en general, muchas más bondades que el resto de productos. Son de origen vegetal y nunca son procesados. Además, se recomienda digerirlos en crudo para conservar todas sus propiedades. La cuestión es ¿cuál es el más adecuado para incluir en nuestros platos diarios? A continuación repasamos sus principales beneficios para que la elección sea más fácil.

  1. BRÓCOLI: Quizás uno de los más populares de este ‘top ten’. Destaca por ser una importante fuente de nutrientes y antioxidantes debido a su riqueza en vitamina C y carotenos. Además, contiene fibra lo que ayuda a tu tránsito intestinal y a regular los niveles de colesterol.
CONSEJO: Si estás embarazada debes saber que el brócoli es conocido porque ayuda al cuerpo a absorber el calcio y el hierro, imprescindibles durante esa etapa de la vida.
  1. SEMILLAS DE CHÍA: Su contenido en hierro es superior al de las espinacas y su cantidad de calcio supera al de la leche. Tiene una combinación de minerales, ácidos grasos y vitaminas, lo que lo convierte en un gran antioxidante.
CONSEJO: Si estás pensando en reducir unos quilos este verano, la chía regula el apetito por su efecto saciante y ayuda a mejorar el tránsito intestinal.
  1. MACA: De origen peruano, es rica en carbohidratos y fibra y está considerada una importante fuente de energía, así como protectora de la piel. Se utiliza como alimento tanto seco como fresco e incide especialmente en la memoria.
CONSEJO: Muy beneficiosa para las mujeres durante la menopausia.
  1. REISHI: Estimula el sistema inmune, es antioxidante y beneficioso para el funcionamiento correcto del sistema circulatorio. Reduce la sensación de cansancio y mejora la calidad del sueño.
CONSEJO: Muy apto para los alérgicos por la riqueza de polisacáridos específicos.
  1. ALGA SPIRULINA: Su aporte de clorofila, minerales y vitaminas está por encima de cualquier otro alimento, sin olvidar que sus propiedades desintoxicantes hacen de ella la más poderosa arma para combatir el estreñimiento y reducir la fatiga.
CONSEJO: Si eres proclive a padecer anemias, la spirulina te aportará de una manera directa numerosos nutrientes, especialmente hierro.
  1. SEMILLAS DE CÁÑAMO: Ninguna otra planta tiene proteínas de tan fácil digestión. Estas semillas contienen un excelente valor nutricional, así como aminoácidos y ácidos grasos esenciales necesarios para reforzar el sistema inmunitario y aportar vitalidad.
CONSEJO: Su ingesta es provechosa para aliviar la sequedad de la piel y los picazones.
  1. ALGA CHLORELLA: Es la fuente de clorofila más importante de nuestro planeta, lo que te ayuda a limpiar y desintoxicar el organismo de la mala alimentación. Combate el estreñimiento.
CONSEJO: Hay estudios científicos que relacionan este alga con el retraso del proceso de envejecimiento al reducir el estrés oxidativo producido por la contaminación.
  1. HIERBA DE TRIGO: Te sorprenderá saber que tiene más vitamina C y el doble de vitamina Aque las zanahorias. Su consumo es muy positivo para tu piel, aumentando la suavidad, elasticidad y luminosidad y disminuyendo las arrugas las arrugas.
CONSEJO: Pruébalo en el tratamiento de problemas orales como la caries. Para esto, se debe aplicar directamente en las encías y los dientes.
  1. SHIITAKE: También es un gran aliado para favorecer la digestión y tiene un importante efecto fortalecedor del sistema inmunológico. Recomendable en dietas para combatir el colesterol o la hipertensión. Contienen ácido kójico, un gran despigmentante. Se usa, por tanto, para atenuar manchas y dar luminosidad.
CONSEJO:  Se usa para atenuar manchas y dar luminosidad por su contenido de ácido Kójico, un gran despigmentante.
  1. PROTEÍNA DE GUISANTE: Es baja en azúcares y un gran digestivo. Es un superalimento que destaca por ser muy rico en proteínas vegetalesy por poseer aminoácidos esenciales perfectos para mejorar el rendimiento deportivo.
CONSEJO:   Si eres vegetariano, vegano o alérgico a la lactosa este es el producto que estabas esperando.

¿Cómo consumirlos?

¿Qué es la chía y qué propiedades tiene?

La chía como aporte de Omega 3

Hay una auténtica fiebre por las semillas de chía. Podemos decir que están muy de moda. Muchos expertos en nutrición han informado sobre sus cualidades, pero todavía existe un gran desconocimiento sobre qué beneficios nos aporta este alimento.
Cada vez más personas tienen semillas de chía en su despensa. ¿Cuáles son estas cualidades y propiedades que hacen de las semillas de chía un alimento tan en auge últimamente?

  • Sin Gluten y con gran contenido en Omega 3
  •  Aporta el doble de proteínas que la mayoría de verduras,
  •  Contiene el doble de potasio que el plátano
  • Nos aporta el doble de fibra que la avena
  •  El triple de hierro que las lentejas
  • Cinco veces más aporte de calcio que la leche de vaca
  • Tres veces más antioxidantes que las alubias

Esta semilla cada vez es más utilizada en la cocina de muchísimas maneras: desde crudas, machacadas, como aliño de ensaladas, como rebozados en platos…su versatilidad es infinita. Hoy os proponemos una receta super sencilla y por la que podréis empezar a implementar las semillas de Chía en vuestra dieta diaria. Hoy os enseñaremos a hacer unos deliciosos bollos de calabaza y chía ecológicos (similares al pan de leche) muy recomendables para usar por ejemplo como pan para tus hamburguesas vegetales, para tostadas, o como pan de acompañamiento para tus semillas. Además te sorprenderá lo que dura estos bollitos blandos, gracias a la cremosidad que les aporta la calabaza.

Receta: bollos de chía

La preparación de estos bollitos es más maña que dificultad.

En primer lugar deberemos cocer la calabaza hasta que esté blanda y perfectamente cocida, para ello la trocearemos y la pondremos en una cazuela con agua hirviendo y un poco de sal durante 10 a 15 minutos a fuego máximo hasta que esté blanda pero firme.

Sacamos la calabaza y probamos con un tenedor que podemos machacarla y la machacamos toda con un tenedor y dejamos en el bowl para comenzar con la preparación.

Añadimos todos los ingredientes dentro junto con la calabaza cocida y vamos añadiendo poco a poco la leche y amasando hasta obtener una masa pegajosa, como la que obtenemos al hacer el pan tradicional.

Es muy importante amasar muy bien toda la mezcla de 15 a 20 minutos. Si dispones de un robot de repostería con amasadora, puedes usarlo y ahorrarte mucho tiempo de amasado. Si lo haces a mano, a medida que vas a amasando, verás como la masa torna de pegajosa a uniforme y contundente a medida que la manipulas más y más.

Debes seguir amasando hasta que la masa sea homogénea y no se te pegue en las manos. Una vez hayamos terminado, la dejaremos reposar durante 1 hora con un trapo húmedo cubriéndolo para deja que la levadura haga su efecto.

Pasado este tiempo, cogeremos la masa y amasaremos de nuevo durante 5 minutos para retirar el aire y dividiremos en trozos adecuados a nuestras necesidades y dejaremos de nuevo reposar durante 1 hora más. Para terminar, pasada la hora de reposo, podremos pintar por encima los bollitos con la yema de huevo e introducir en el horno precalentado, durante 20 minutos a 180º (hasta que estén dorados).