Archivo de la etiqueta: recetas saludables

Recetas de Carnaval: Torrijas sin huevo y leche frita sin leche

Los disfraces, los desfiles, las pinturas, las fiestas… ¡Y los dulces! Carnaval reúne muchas tradiciones pero, como en la mayoría de los casos, las más populares suelen ser las gastronómicas.

Si hace unos días os contábamos cómo disfrutar de un Carnaval ecológico -y económico- gracias a la regla de las ‘3R’, hoy queremos demostraros que entre fogones tampoco hay límite y, como siempre remarcamos, para comer sano no hace falta renunciar a los placeres.

Para ello, hemos hecho una pequeña selección de recetas de Carnaval muy saludables y aptas para cualquier persona, y cuando decimos esto también nos referimos a veganos, vegetarianos, celiacos…

TORRIJAS SIN HUEVO Y SIN LECHE

Son típicas de Semana Santa, pero también de Carnaval. Las torrijas son uno de los dulces más antiguos, a la vez que adorados por casi todo el mundo. Su receta es bastante sencilla, pero nosotros hemos querido dejar fuera uno de sus ingredientes principales: la leche.

INGREDIENTES

  • 1 barra de pan (mejor del día anterior)
  • Bebida de chufa (también puedes optar por otra variedad: soja, almendras, avellana, avena…)
  • Cáscara de limón
  • 6 gr de Azúcar de Abedul
  • 1 rama de canela
  • 6 cucharadas de harina de garbanzo
  • 1/ cucharada de vinagre
  • Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Pon a calentar la bebida de chufa con la cáscara de limón, la ramita de canela y el azúcar hasta que hierva. Después cuela la mezcla y resérvala, mientras cortas en rebanadas gruesas el pan para remojarlas, posteriormente, en la bebida aromatizada durante unos cinco minutos.

Después, añade en un bol la harina de garbanzos con agua y la media cucharadita de vinagre hasta que quede una textura similar a la del huevo y pasa las rebanadas de pan por esta mezcla antes de echarlas a freír en aceite muy caliente. Con unos 20-30 segundos por cada lado bastará. Deja reposar y añádele canela en polvo o un poco de azúcar.

LECHE FRITA SIN LECHE Y SIN GLUTEN

Aunque su propio nombre hace dudar, también es posible elaborar leche frita sin leche. Así es. De una manera muy sencilla,  todo ello gracias a las bebidas vegetales, podrás recuperar el sabor de este dulce

INGREDIENTES

  • 1 litro de bebida de arroz
  • 1/2 litro de nata sin lactosa
  • Vino dulce Pedro Ximenez
  • Canela en rama y en polvo
  • 200 gr de azúcar de Abedul
  • 150 gr de harina de maíz
  • 2 huevos y aceite

ELABORACIÓN

Pon a hervir en un cazo la bebida de arroz con la canela y el azúcar y la nata sin lactosa para que le aporte más cremosidad. Después añade un tapón de Pedro Ximenez y deja infusionar. Echa en un bol la harina de maíz y la mezcla y remueve bien hasta que espese. Una vez lista la masa, añádela en un molde rectangular y pon a enfriar en la nevera.

Cuando esté fría, córtala en cuadraditos y reboza. Primero pasa los trozos por harina y luego por huevo batido antes de freírlos en abundante aceite hasta que se doren.

 

Recetas: Tartas saladas y saludables para empezar el año

Tres tartas saladas para decir adiós a la Navidad

Las fiestas navideñas llegan a su fin y toca volver a incorporar a la dieta alimentos que nos ayuden a depurar y recuperar una alimentación más equilibrada y libre de excesos.

Las frutas y las verduras son los principales alimentos en los que pensamos cuando queremos comer de una manera más saludable, pero, en muchos casos, no somos especialmente aficionados a su consumo. Por ello, os proponemos una manera muy fácil y deliciosa de ingerir diferentes vegetales sin apenas darnos cuenta: tartas saladas. Os aseguramos que, con ellas, también podrás atraer la atención de los más pequeños a cualquier hora del día.

  1. TARTA TATÍN DE VERDURAS

Ingredientes

  • Hojaldre en lámina
  • 1 Calabacín
  • 1 Berenjena
  • 1 Pimiento rojo
  • 2 Tomates
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja
  • Azúcar moreno

Elaboración

La receta de este tatín de verduras es muy sencilla. Lo primero que debemos hacer es lavar y cortar las verduras en discos, excepto el pimiento, que agregaremos en pequeños trozos. Puedes variar la combinación de los vegetales a tu gusto o añadir alguno más a la lista que te proponemos.

Después, cubrimos un molde con una base de aceite de oliva, salsa de soja y azúcar moreno y vamos poniendo los trozos de verdura en espiral, bien apretados, alternando unas con otras. Por último, cubrimos con la lámina de hojaldre y recortamos el sobrante para utilizarlo como borde. Una vez colocado, lo horneamos durante unos 20-30 minutos en el horno a unos 180 grados. Dejamos reposar y le damos la vuelta con la ayuda de una bandeja-plato para presentarlo.

  1. TARTA SALADA DE GUISANTES Y HABITAS

Ingredientes

  • Un rollo de masa fresca para quiché o pizza
  • 100 gr. de guisantes o 80 gr de proteína de guisante (Superalimentos)
  • 100 gr. de habitas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 200 ml. de nata liquida
  • 2 huevos
  • 100 gr queso cabra en rulo ecológico
  • 20 gr. de queso vegano sabor parmesano
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez Moscada
  • Sésamo

Elaboración

Primero, mezclamos la nata, la sal, el queso vegano, los huevos y la nuez moscada y lo batimos hasta quedar bien integrados. A continuación, rehogamos los guisantes y las habas en una sartén con un poco de aceite sin que lleguen a dorarse. Las sacamos y las dejamos escurrir. Por último, colocamos la masa en el molde (si hay sobrante lo recortamos) y ponemos la elaboración encima para introducirlo al horno durante una media hora a 180-200 grados.

  1. TARTA FRÍA DE ALCACHOFA

Ingredientes

  • Masa de hojaldre o quebrada
  • 6 alcachofas cocidas
  • Aceite de oliva
  • cebolla en polvo
  • Almendras picadas
  • 2 huevos
  • Nata líquida vegetal de almendras ecológica

Elaboración

Cocinamos las alcachofas y las almendras en una sartén con un poco de aceite durante unos minutos y reservamos para añadir a la mezcla de nata, sal y los huevos. Como en las anteriores recetas, solo nos quedará colocar la masa en un molde y rellenarlo con la elaboración que hemos realizado. En una media hora tendremos listo este quiché.

 

 

 

 

Recetas: Roscón de Reyes vegano

¿A quién no le gusta el roscón de Reyes? ¿Alguna vez has elaborado alguno? Aunque se trata de un dulce muy típico de los días 5 y 6 de enero, cada vez son más los que deciden adelantarse a la degustación.

Además, con el paso de los años, los tipos de roscón y sus ingredientes varían sustancialmente. La lista de amplía y se opta por harinas integrales y aceites ecológicos. En esta ocasión, te proponemos una receta de un roscón para veganos: sin huevo, leche ni mantequilla.

ELABORACIÓN

Empieza esta receta mezclando por un lado los ingredientes sólidos y por otro los líquidos; en un bol la harina, la levadura, la vainilla en polvo y las ralladuras de naranja y limón; y en otro la bebida vegetal, el aceite y la melaza.

En este segundo, también echaremos la mezcla de lino y agua, que sustituirá al huevo en lo que respecta a la textura que aporta.

Cuando los ingredientes de ambos recipientes estén bien integrados los juntamos para dejar reposar toda la masa homogénea durante, al menos, dos horas. Procura taparlo con un paño de cocina para que ayude a la fermentación y dejarlo en un lugar cálido.

Transcurrido ese tiempo, llega el momento de trabajar la masa sobre una superficie; previamente bañada en harina para que nos facilite la manipulación. Cuando la tengamos lista (sin que se pegue), la añadimos en un molde con un agujero en el centro y colocamos los frutos secos y las frutas que más te gusten.

Que no se te olvide incluir en el interior un regalo y el haba. Envuélvelos en papel y colócalos donde quieras. Nuestro consejo es que lo vuelvas a dejar reposar cerca de una hora más.

El último paso antes de meter al horno es untar por arriba el roscón con melaza; (calentada con agua unos 5 minutos) para que quede más dorado. O, si lo prefieres, escarcha un poco de azúcar (pon en un cuenco azúcar de abedul o de coco y añade unas gotas de azahar).

Lo tendrás listo en unos 40 minutos a una temperatura de 180 grados.

 

 

 

 

Producto de la semana: La tradición manda con los Polvorones E.Moreno

Los polvorones llevan más de un siglo en las bandejas de dulces navideños de cualquier hogar y hasta cuentan con su propio Consejo Regulador, encargado de avalar su Indicación Geográfica Protegida.

Podríamos decir que consumir mantecados y polvorones ha pasado de ser una tradición a casi una obligación; pues hay pocas personas que disfruten de las Navidades sin probar alguno.

Lo complicado, en muchas ocasiones, es saber elegir los mejores. Por ello, nuestro producto de esta semana son los mantecados y polvorones E. Moreno.

Polvorones con denominación de orígen

Estos dulces gozan de la denominación Indicación Geográfica Protegida ‘Mantecados de Estepa’, que dota a los dulces  de la garantía de calidad y certificación de tratarse de productos muy valorados por el consumidor.

En E. Moreno se han recuperado en los últimos años las recetas tradicionales para seguir produciendo productos de la más exquisita calidad y, de ese modo, seguir presumiendo de tradición como principal seña de identidad.

Además, la variedad está asegurada. En los supermercados ecológicos Oh!MyBio (con establecimientos en León y Madrid); podrás encontrar los mantecados de almendras con las mejores materias primas y la gama de dulces sin azúcares.

Recetas: Postres navideños y saludables para los más pequeños de la casa

Optar por una alimentación saludable no significa tener que renunciar a los dulces y postres navideños tan típicos de esta época, sobre todo si lo que se busca es sorprender a los más pequeños.

Los frutos secos, el cacao, la fruta y los lácteos, o en su defecto, las bebidas vegetales serán los grandes aliados para elaborar sabrosas recetas que, seguro, enamorarán a todos los niños sin preocuparte del consumo excesivo de azúcares añadidos, edulcorantes, colorantes u otras grasas saturadas que hacen tambalear su crecimiento.

Elige alguna de las propuestas que te lanzamos a continuación y anímate a elaborarlas con ellos, porque estamos seguros que os divertiréis muchísimo.

GALLETAS VEGANAS DE PISTACHO, AVENA Y ARÁNDANOS

 INGREDIENTES

  • 100 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar de abedul
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 125 gr de harina integral
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1/2 cucharada de levadura
  • 125 gr de copos de avena
  • 100 gr de pistachos troceados
  • 100 gr de arándano rojo deshidratado
  • leche desnatada (o bebida vegetal de avena)

ELABORACIÓN

Primero mezcla en un bol el azúcar y la mantequilla y remueve hasta integrar bien. Haz lo mismo con el huevo, la esencia de vainilla y la miel. A continuación, agregamos la harina, la levadura, la avena y las semillas. Solo deberás utilizar la leche si compruebas que la mezcla ha quedado muy seca.

Los últimos ingredientes que debes añadir son los pistachos y los arándanos. Intenta que estén bien repartidos en la masa para empezar a proceder a hacer las galletas.

Opta por utilizar moldes con diferentes figuras. ¡Conquistarás a los peques! Pero, si no tienes ninguno, haz bolitas y colócalas en la bandeja de horno (previamente forrada con papel vegetal) y aplástalas a tu gusto (más o menos gruesas).

Mételas en el horno durante unos 10 minutos. Comprueba que estén bastante tostaditas para que estén más crujientes.

BROWNIE ‘PAPÁ NOEL’

 INGREDIENTES

  • 5 cucharadas grandes de cacao puro desgrasado
  • 70 gr de harina de avena
  • 100 ml de leche de coco
  • 35 gr de nueces
  • 6 claras de huevo
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • Stevia al gusto

Para los sombreros

  • Fresas
  • Yogur griego

ELABORACIÓN

Primero, debes tamizar la harina (pasándola por un colador). Después pon a calentar la leche de coco y añade el cacao en polvo, la vainilla y la stevia. Remueve despacio hasta conseguir una mezcla homogénea.

El siguiente paso será incluir la harina de avena y la levadura, ingredientes que nos darán más consistencia. Antes de verter el contenido en un recipiente, debes asegurarte de que no hay grumos.

Dicho recipiente debe estar forrado con papel vegetal para que luego podamos desmoldar el brownie sin problema. Antes de poner la mezcla, espolvorea un poco de cacao.

A continuación bate las claras hasta que quede una crema y échalo al recipiente con toda la masa de chocolate. Este será el momento en que también tendrás que añadir las nueces y meter tu postre al horno durante 30 minutos. Comprueba que está bien hecho metiendo un palillo y comprobando si sale limpio.

Si quieres ponerle el toque navideño, corta el brownie en cudrados y ponle un poco de yogur griego formando un círculo. A continuación, mételo a congelar durante unos 20 minutos.

Por último, cuando lo vayas a servir, pon encima del yogur una fresa (cortada por la cabeza) y así conseguirás tu gorro de papá noel.

 

NATILLAS DE PLÁTANO

 INGREDIENTES

  • plátanos maduros
  • 1/2 de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 1 rama de canela o canela en polvo

ELABORACIÓN

Mezcla la leche con el azúcar y la canela y ponla a hervir. Después, trocea los plátanos y añádelos inmediatamente. Cuando la mezcla comience a hervir, baja el fuego y remueve durante unos tres o cuatro minutos para espesar el contenido.

Retira el plátano del fuego y bátelo con las cuatro yemas de huevo. Por último, añade la leche caliente y vuelve a batir. El último paso antes de repartir las natillas en los recipientes será volver a calentar todo el líquido hasta que empiece a cuajar.

Debes dejar enfriar la mezcla antes de guardarla en la nevera durante un par de horas, mínimo. Puedes adornar con una rodaja de plátano y arándanos para darle un toque de color.

¿Tú también tienes alguna receta ‘dulce’ para estas fiestas? Si es así, no dudes en compartirla con nosotros.

Consejos saludables para ‘sobrevivir’ a las comidas de Navidad

¿Miedo a los excesos en Navidad? Toma nota sobre estas recomendaciones para que tus fiestas sean más equilibradas.

Ya has montado el árbol de Navidad y comprado la mayoría de los regalos, pero… ¿También has planificado los menús para evitar los excesos y poder mantener una dieta equilibrada durante estas fiestas?

Si la respuesta es NO, estás leyendo el post indicado. Al contrario de lo que muchos piensan, las Navidades no son incompatibles con la alimentación saludable y bio.

La mejor defensa para que estas fechas que se avecinan no se conviertan en una pesadilla para tu cuerpo es organizar con tiempo la lista de la compra y los platos que te gustaría elaborar.

El primer consejo: no te agobies con los invitados y aprovecha este tipo de reuniones para fomentar entre tus familiares unos hábitos más sanos y con identidad. ¡Ah! Y olvídate de los platos precocinados.

5 ‘DEBERES’ PARA TU DIETA NAVIDEÑA

1. Los postres, siempre caseros

Ganarás en salud y sabor. Deja de lado los dulces y la bollería industrial para evitar un consumo excesivo de grasas saturadas y azúcar. De esta forma, podrás controlar con detalle los que estás comiendo y elegirás los ingredientes que más te gusten.

Además de para tu bolsillo, esta opción también te permitirá evitar problemas con posibles invitados veganos, vegetarianos o alérgicos a algún alimento. (Siempre, infórmate de esta posibilidad para estar prevenid@).

En este sentido, es recomendable que utilices endulzantes saludables como la Stevia, el sirope de Arce o el de Ágave, así como el azúcar de coco o el de abedul, con un 40% menos de calorías y un índice glucémico próximo a 7 frente a los 64 del azúcar común. Las harinas, mejor ecológicas (de soja, de maíz, de arroz…), y el cacao cuanto más puro y desgrasado, mejor.

Por último, incluye frutas y verduras también en este tipo de platos. Aportarás sabor y menos calorías, pero también serás un chef muy original. Veáse bizcocho de calabacín, manzanas asadas, natillas de té matcha, tarta de zanahoria…

2. Introduce novedades en las sobremesas

Plantéate tus invitaciones como una especie de juego y sorprende a los comensales con una cata de infusiones en vez del tradicional café. Aprovecha las largas sobremesas y meriendas para introducir nuevos sabores y comentar los beneficios de las plantas aromáticas que más te gusten: jengibre, Chai Dulce, Té verde energía, limón, guaraná… Las digestiones serán mucho mejores y, en muchos casos, conseguiremos una sensación de saciedad que evitará atiborrarnos de dulces.

 3. Adiós a las frituras

No confundas entrantes con comida rápida o frituras. Evita utilizar la freidora y opta por el horno o la plancha. Además, es un buen momento para incluir verduras en tus platos. Intenta que siempre haya una deliciosa ensalada o que los principales platos vayan acompañados de una guarnición de vegetales. Recuerda que este tipo de alimentos también te servirán para darle color y presencia a tus propuestas culinarias. ¿Aún no has probado el aceite ecológico de lino, de coco o de argán (…)?

4. Salsas para chuparse los dedos

Como no hay Navidad sin salsa en el plato, hemos de buscar alternativas con menos calorías y grasas. Sustituye la mantequilla o la nata por la leche evaporada, por ejemplo, conseguirás la misma consistencia, pero menos grasa. Aliña con aceite de oliva, vinagre, limón y salsa de soja o atrévete con una crema de mostaza, realizada con avena, agua y mostaza. Recomendación: incluye frutos secos para darle un toque más nutritivo.

5. ¿Y si el invitado soy yo?

En caso de ser tú el invitado lleva alguno de tus platos saludables favoritos para compartir en la mesa con los demás. Bien sea un postre casero, un mix de frutas afrodisiacas y/o tropicales, que llamarán la atención del resto, como es el caso del lichi, el mango, el coco o el aguacate… Y, si ya quieres empezar bien desde el principio, preséntate con un entrante: hummus de remolacha, unos chips de boniato, queso crema a base de tofu o un delicioso guacamole.

 

 

Recetas: 3 cremas calientes para combatir el frío

Tres recetas para este otoño: crema de calabaza y lentejas rojas con curry, crema de lombarda y manzana y crema de quinoa.

Además de ser platos muy recurrentes, las cremas son una de las alternativas más eficaces contra el frío, junto con los caldos, sopas y bebidas calientes, debido a que suben nuestra temperatura corporal y se convierten en un gran aliado para recuperar la energía cuando nuestro sistema inmune se encuentra en horas bajas.

No obstante, la peculiaridad de la mayoría de las cremas es que se pueden tomar frías y calientes, por lo están especialmente recomendadas para seguir una dieta equilibrada y libre de grasas. Uno de los principales secretos para elaborar una deliciosa crema es contar con frutas y verduras ecológicas, que nos permitan disfrutar del verdadero sabor de cada alimento, de manera natural, sin la necesidad de enmascararlo con otros productos o condimentos.

Tratándose de un plato apto para toda la familia y para cualquier época del año, toca ser original y apostar por mezclas que incluyan alimentos nutricionalmente interesantes y que no nos obliguen a estar demasiado tiempo en la cocina. En esta ocasión, te ofrecemos tres propuestas calientes con las frutas y verduras de temporada para aprovechar su mejor momento de maduración.

 

CREMA DE CALABAZA Y LENTEJAS ROJAS AL CURRY

Sin duda, la calabaza no puede faltar en otoño, dado que es una de las verduras que más beneficios aporta en esta época del año, entre los que destaca su poder antioxidante y sus anti-radicales libres, además de su aporte en vitamina A y carotenos. Por otro lado, se trata de una verdura que casa a la perfección con las lentejas rojas y el sabor del curry potenciando, además, el resultado visual.

INGREDIENTES

  • Calabaza (1 kg)
  • Lentejas rojas (200 gr)
  • Caldo de verduras (1-1,5 litro)
  • Jengibre (2 gr)
  • Un yogur natural
  • 1 cebolla
  • Ajo en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo
  • Nata líquida
  • Curry molido (2 gr)
  • Cilantro freso

 

ELABORACIÓN

Pocha la cebolla en una cazuela durante unos diez minutos y corta la calabaza en dado regulares (retirando las pipas y las hebras del interior). Cuando la cebolla esté pochada, añade el curry, el jengibre rallado y el ajo en polvo y remueve.

Después, incorpora las lentejas rojas y la calabaza y mezcla bien. Pasados unos minutos échale el caldo de verduras y deja cocer durante unos 20 minutos. Si utilizas una olla a presión bastará con unos 10 minutos. El último paso, y también uno de los más importantes, es el de triturar todo. Utiliza un yogur natural para que le de más cremosidad al plato. A la hora

 

CREMA DE LOMBARDA CON MANZANA

Esta es una receta que nos encanta, además de por su sabor, por su original color. Para los niños es una apuesta segura, con la que seguro que triunfarás.

INGREDIENTES

  • Medio kilo de lombarda
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 manzana
  • 100 gr de cebolla
  • Una cucharada de jengibre
  • 4 ajos negros
  • picatostes
  • Aceite, sal y pimienta

 

ELABORACIÓN

Trocea todos los ingredientes y ponlos a cocer en una olla junto con el jengibre molido. Después, añade el caldo y deja cocinar a fuego lento unos 20 minutos. Al igual que en la anterior receta, si utilizas la olla a presión bastará con unos diez minutos.

El siguiente paso será colar la preparación para separar el caldo de las cocción, aunque a la hora de triturar la fruta y la verdura deberás utilizar la mitad de ese caldo. Vete añadiendo el resto hasta que consigas la textura que deseas.

Si quieres darle un toque crujiente a la receta, añade trocitos de manzana y/o picatostes.

 

CREMA DE QUINOA

Ideal para los días fríos, dado que se trata de uno de los alimentos más completos. Aunque muchos creen que la quinoa es un cereal, no es así, se trata de una semilla. Es perfecta para celiacos y diabéticos. Y contiene una importante cantidad de vitaminas, minerales y proteínas.

  • 1 taza de quinoa cocinada
  • 1 manojo de espinacas
  • Medio litro de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 2 tazas de leche desnatada o bebida vegetal de quinoa
  • Aceite, sal y pimienta

 

ELABORACIÓN

Primero pocha la cebolla y agrega la quinoa cocinada y las hojas de espinacas previamente cocidas. Echa sal y pimienta al gusto. Cubre los ingredientes con caldo vegetal y deja cocer durante unos 20 minutos. Después, deja enfriar la mezcla y tritura todo muy bien.

El último paso será devolver la mezcla a la cazuela y añadir la leche o la bebida vegetal para conseguir una textura más cremosa. Con diez minutos más al fuego será suficiente.

 

 

 

Recetas: Granada de primero, de segundo y de postre

El importante valor nutricional de la granada la ha convertido en un ingrediente perfecto para numerosos platos otoñales. Además de aportar gran sabor y color a cualquier tipo de ensalada con sus refrescantes y crocantes semillas, esta fruta originaria de Irán ha comenzado a ser considerada como un superalimento por su alto valor antioxidante (3 veces más que el té verde o los arándanos), lo que influye en la mejoría del aspecto de la piel.

La granada es perfecta para hacer frente a estados gripales por su gran contenido en Vitamina C y previene la retención de líquidos, porque está compuesta por un 80% de agua.

Por último, entre otros beneficios, cabe destacar que es una buenísima fuente de fibra y un aliado contra los problemas de inflamaciones, sobre todo si la tomas en zumo.

Para que lo puedas comprobar por ti mismo, te sugerimos varias recetas muy saludables con las que no renunciar a las propiedades de esta fruta.

 

PARA ENTRAR EN CALOR: CREMA DE CALABACÍN Y GRANADA

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 puerro
  • 3 boniatos
  • 1 granada
  • 1 cucharada de jenjibre molido
  • Una pizca de canela
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • Sal y aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Pela y corta el puerro (sin las capas exteriores), el calabacín y los boniatos y pon a rehogar en una cazuela con un poco de aceite. Después, añade las especias y los granos de la granada, reservando unos pocos para el momento de servir.

Por último, incorpora el agua hasta tapar toda la mezcla y deja al fuego durante unos 20 minutos, aproximadamente. Después, tritura todo para conseguir la crema final. Si crees que está muy espesa, añádele un poco de leche.

PARA EL FIN DE SEMANA: BERENJENAS ASADAS CON SALSA DE YOGUR Y GRANADA

Ingredientes

  • 1 granada
  • 2 berenjenas
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de tomillo
  • Aceite

Para la salsa:

  • 200 g de yogur griego
  • Aceite de oliva
  • Un diente de ajo o ajo en polvo

Elaboración

Parte las berenjenas a la mitad y haz tres cortes longitudinales sin llegar a cortar la piel. Haz lo mismo, pero del lado contrario para crear cortes en forma de diamante.

A continuación, pon a precalentar el horno (180-200 grados) y echa por encima de las berenjenas un chorrito de aceite de oliva para, posteriormente, salpimentar y echar el tomillo. Mientras horneas las berenjenas durante unos 40 minutos, bate el yogur con los granos de las granada y un poco de ajo y aceite.

Será la salsa que echemos por encima al plato cuando lo sirvamos. Si quieres, también puedes decorarlo con unos granos más para darle color.

UN POSTRE BAJO EN CALORÍAS: MOUSSE DE GRANADA Y COCO

Ingredientes

  • 3 granadas (dependiendo del tamaño)
  • 3 cucharadas de polvo de gelatina
  • 4-5 cucharadas de miel
  • 2 tazas de leche de coco
  • 1 pizca de extracto de vainilla

Elaboración

Pela las granadas y reserva los granos de una de ellas. Los otros, exprímelos hasta conseguir llenar dos tazas de zumo de granada. Coge el jugo de la mitad de una de las tazas y mézclalo con la gelatina.

En otro recipiente, mezcla el zumo restante con la miel y déjalo hervir para después añadir a la gelatina que habías reservados. Remueve hasta que se disuelva toda la gelatina. Pasados unos minutos, vuelve a poner todo al fuego en una cazuela hasta que hierva y deja enfriar a temperatura ambiente.

Por último, añade la leche de coco y el extracto de vainilla y deja en la nevera una hora para que espese. Si quieres servirlo de manera individual, este será el momento, porque es aconsejable mantenerlo en la nevera unas cuatro horas más antes de poder degustarlo.

 

Recetas: Bocados de miedo para tu BIO fiesta de Halloween

¿Te atreves con estas recetas de Halloween?

Si hace unos días os contábamos cuál era el origen de Halloween y del simbolismo de las calabazas (además de unas cuantas recetas con este alimento),  hoy queremos ofreceros una pequeña lista de fáciles y rápidas recetas (con enlace) para sorprender a tus invitados, amigos o compañeros de trabajo. Y lo mejor de todo, muy saludables y algunas aptas para personas con intolerancias o alergias alimentarias.

Fantasmitas de plátano

Es una idea perfecta para animar a los más pequeños a comer fruta. Solo necesitarás plátanos y pepitas de chocolate o uvas pasas. Debes cortar la fruta a la mitad y ponerle ojos y boca. (Apuesta por chocolate vegano libre de huevo y leche).

Mandarina calabaza

Igualmente, podrás simular pequeñas calabazas con mandarinas, a las que también podrás dibujar con un rotulador diferentes caras terroríficas.

Dedos sangrantes de salchicha

Con salchichas Frankfurt ecológicas, almendras laminadas y salsa de tomate quitarás el hipo a más de uno. Corta un extremo de cada salchicha de manera irregular y un poco la punta donde debe ir la uña. Después, realiza pequeños cortes a lo largo del cuerpo de la salchicha imitando la línea de los dedos y coloca la almendra laminada a modo de uña en cada una de ellas. Por último, mancha los extremos cortados con la salsa de tomate, así como la superficie donde los vayas a colocar.

 

Pastelitos de tumbas

En este caso, podemos optar por elaborar unos pasteles o magdalenas y decorarlos con una tumba. Nuestra propuesta pasa por hacer un Chía Choc de infarto. Necesitarás 250 ml de bebida vegetal, 1/ plátano maduro, 4 cucharadas de semillas de chía, 5 cucharadas de cacao amargo, miel, azúcar de caña o azúcar de coco, un yogur de soja y 50 gr de frambuesas o fresas.

Lo primero que debes hacer es mezclar la leche, el plátano, las semillas, el cacao y la miel o el azúcar. Calentar en un cazo las frutas rojas con un poco de azúcar para hacer una especie de mermelada e ir colocando por capas: una de chía y cacao, otra con soja y otra con crema de frutas. La última debe ser una capa de chía y cacao.

Para simular las tumbas partiremos a la mitad unas galletas en forma ovalada y escribiremos con un lápiz alimentario apto para alérgicos.

Piruletas momia

Te harán falta galletas rellenas y 150 gr de chocolate blanco para fundir, además de unos palitos de madera (de brochetas) y unos piñones. Abre las galletas y sobre la parte de la crema o el chocolate colocas un palito, que deberás sellar con un poco de chocolate fundido. Posteriormente, tápala y báñala en el chocolate blanco, escurre y deja secar. Cuando se haya endurecido, echa por encima, de nuevo, chocolate fundido imitando un vendaje (haciendo rayas). Coloca los piñones (o algo similar) antes de que se seque el chocolate y deja reposar.

 

Murciélagos de paté crocante

Este snack es uno de los más divertidos y delicioso, por qué no decirlo. Escoge uno o varios patés ecológicos, por ejemplo de shiitake, de algas, vegetal de olivas negras o de almendra y zanahoria, por ejemplo, y con un sacabocados o una cuchara vete haciendo pequeñas bolas ayudándote con las manos. Eso sí, el foie debe estar bien frío para que no se deshaga.

Después, es el turno del crocante, bien sea con almendras y avellanas tostadas y bien picaditas o con semillas de sésamo. Colócalo en un plato y reboza las bolitas de paté cubriendo toda la superficie. Si quieres ponerle unos ojos, corta en rodajas unas aceitunas negras sin hueso y listo. Resérvalas en la nevera y, en el momento de servir, pincha dos triángulos de maíz a cada lado simulando las alas del murciélago.

¡Este Halloween, querrás que te den muchas calabazas!

Si hay algo que nos enamora del otoño son sus alimentos de temporada: setas, castañas, higos y, uno de nuestros favoritos: la calabaza.

No cabe duda que este producto, además de muy beneficioso para la salud, se ha vuelto extremadamente popular gracias a la famosa celebración de Halloween, que tiene lugar cada 31 de octubre. Pero… ¿Cuál es el origen de esta tradición? Y, lo más importante: ¿Por qué se utilizan calabazas para conmemorarla?

La también conocida como ‘Noche de Brujas’ o ‘Noche de Muertos’ está vinculada a la celebración celta del Samhaín (evento que anunciaba el final de las cosechas) y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos cada 1 de noviembre.

Precisamente, en su origen era considerada como una festividad secular con gran trasfondo religioso, debido a que los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de esta tradición a América del Norte durante la Gran Hambruna Irlandesa (sobre el año 1840). Samhaín era el señor de la muerte y su nombre significa literalmente “el fin del verano”.

El miedo a la muerte por parte de la mayoría de los católicos, testigos de la epidemia de la peste bubónica en casi toda Europa, desembocó en la celebración de misas y rituales para honrar a los fallecidos, dando lugar, años después a la costumbre de disfrazarse de fantasmas, vampiros, zombies o personajes de ultratumba…

Sin embargo, habrá que esperar unos años más, hasta 1860, para empezar a hablar del protagonismo de la calabaza en esta actual fiesta internacional.

El simbolismo de la calabaza en Halloween

Cuenta la leyenda que en la segunda mitad del siglo XIX un tacaño y pendenciero irlandés, de nombre Jack, tuvo la mala suerte de encontrarse con el demonio en una taberna en la Noche de Halloween. Éste le prometió su alma al diablo a cambio de una bebida. El diablo se transformó en moneda para poder pagar al tabernero, pero Jack se adelantó y guardó la moneda en el bolsillo.

Debido a que Jack tenía un crucifijo en la cartera, el diablo no pudo volver a su forma original, por lo que llegó a otro acuerdo con él: no lo dejaría salir hasta que le prometiera que no le pediría su alma hasta dentro de diez años.

Pasado ese tiempo, Jack y el diablo se volvieron a reunir, pero antes de eso el hombre le preguntó al diablo si le podía acercar una manzana que estaba en el árbol de enfrente. Cuando se subió a la copa, Jack aprovechó para tallar a toda prisa una cruz en el tronco, volviendo a librarse de perder su alma. Para que el diablo pudiera bajar le hizo prometer que jamás le pediría su alma.

Jack murió años más tarde, pero no pudo entrar en el cielo porque durante su vida había sido un pecador. Tampoco pudo quedarse en el infierno, porque el diablo no podía reclamar su alma. La única opción era volver por donde había venido. Pero el camino de regreso al mundo de los vivos era oscuro y el viento no le dejaba ver nada, así que el diablo le dio un carbón encendido para que lo guiará y Jack lo metió dentro de un nabo que iba comiendo para que no se apagara mientras caminaba entre tinieblas.

De ahí que, posteriormente, los celtas ahuecaran nabos y pusieran carbón dentro de ellos para colocarlos en las tumbas y alumbrar el camino de los difuntos hacia el mundo de los vivos y, también, para ahuyentar los malos espíritus. Pasado el tiempo, los irlandeses llegaron a América y descubrieron que las calabazas eran más grandes y fáciles de ahuecar. Lo que dio lugar a los ‘Jack-o-lantern’ (el tenebroso candil de Jack).

Hoy en día, el tallado de las calabazas o Jack o’ Lantern se ha vuelto muy elaborado y se realizan competencias artísticas como parte de la festividad de Halloween.

¿Cómo decorar una calabaza?

La noche más terrorífica del año se acerca y las calabazas no pueden faltar en la decoración de tu casa, de tu lugar de trabajo o de la fiesta que tienes entre manos.

Necesitas:

  • Una calabaza
  • Un cuchillo de sierra
  • Velas
  • Rotulador de color negro
  • Pintura

Proceso:

Antes de empezar, debes lavar bien la calabaza y limpiarla con un paño seco. Después, realiza un corte en la parte de arriba para ver su interior. Una vez hecho, quítale toda la carne con una cuchara eintenta dejar el fondo lo más liso que puedas para que la vela se pueda sujetar. También puedes optar por poner film transparente en la parte que no tenga agujeros y llenarla de alguna sorpresa culinaria (siempre envuelta).

Coge un rotulador y dibuja unos ojos, la nariz y una boca y corta las marcas del contorno. Varía las formas de la cara para que sean más terroríficas y, si apenas tienes tiempo para decorarlas, coge un rotulador negro y pintura y elabora tu diseño sin necesidad de vaciarla.

¿Cómo decorar tu calabaza?
¿Cómo decorar tu calabaza?

¿Y qué hacemos con toda la carne de la calabaza?

No te preocupes. Decorar tu entorno con calabazas puede ser más económico y sabroso de lo que imaginas, porque podrás confeccionar tú mismo los adornos de Halloween y preparar unas deliciosas recetas con toda carne que saques del interior.

Debes tener en cuenta que la calabaza destaca porque posee un bajo aporte de calorías; mientras que su alto contenido en agua y en fibra las hacen ideales, precisamente, no sólo para aquellas personas que sigan una dieta de adelgazamiento, sino para los que sufren de retención de líquidos o de estreñimiento.

HUMMUS DE CALABAZA

  • 250 gr de garbanzos cocidos
  • 1 calabaza
  • Medio ajo
  • 1 puñado de semillas de sésamo (o un par de cucharadas de tahini).
  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Pimienta y sal

Sólo debes triturar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y espesa.

FUDGE DE CALABAZA

  • 1 taza de calabaza cruda, cortada en dados (175 g)
  • 1/4 taza de aceite de coco (55 g)
  • 1/2 taza de mantequilla de almendras (125 g)
  • 1/2 taza de leche de oco (114 g)
  • 20 dátiles
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/8 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1/8 cucharadita de jengibre en polvo

Mezcla todos los ingredientes y echa el resultado en un recipiente para el horno. Guarda la mezcla en el congelador durante un mínimo de 3 horas y, después, trocéalo. Para decorarlo, nada mejor que semillas y frutos secos.

CHIPS DE CALABAZA CON HIERBAS

  • 1 calabaza
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Especias al gusto

Dale forma a la carne de la calabaza, bien sea en palitos o en chips (muy finitas). Pon a calentar el horno a 180 grados y distribuye las patatas en una bandeja con papel vegetal y vierte un chorrito de aceite. Las tendrás listas en 10 minutos. Después, aliña con pimienta y especias a tu gusto.

Si estas recetas te han parecido poco, te invitamos a que sigas atento a nuestro blog durante los próximos días para descubrir las mejores ideas para preparar una merienda de Halloween bio, apta para niños y adultos con alergias alimentarias y, sobre todo, con propuestas muy terroríficas. ¡No te lo pierdas!