Archivo de la etiqueta: lavanda

Las mejores infusiones para hacer frente al otoño

¿Quién puede resistirse al auténtico placer que supone sentarse frente a un libro o compartir una tertulia con un amigo mientras saboreamos una deliciosa infusión caliente en un día frío?

Además de los beneficios sensoriales, las infusiones son una de las mejores maneras de aprovechar las propiedades de las plantas, debido a que son el método más popular y sencillo que existe para extraer los principios activos de plantas y utilizarlos para el bienestar del organismo.

La fitoterapia, como se conoce a este método de extracción, ha sido considerada desde la antigüedad como un medio de prevención y curación de diversas dolencias, así como una herramienta para el alivio de una amplia variedad de síntomas comunes como las molestias estomacales, gases, tos…

Actualmente, este tipo de bebida gana cada vez más adeptos de todas las edades porque nos ayuda a ‘exprimir’ las bondades de muchos ingredientes que, de otra manera, no probaríamos por desconocimiento o desconfianza… Pero, ¿Cuáles son las mejores infusiones?

Infusiones relajantes

Para los días más duros, nada mejor que llegar a casa y preparar un té de Valeriana, de Pasiflora, de Lavanda, Melisa, Verbena, una Tila o una infusión de Hierba Luisa.

Con estas plantas conseguirás reducir el estrés y el ritmo de tu respiración y eso te ayudará a tener un sueño más agradable. Incluso, puedes utilizar las bolsitas de té en la bañera para conseguir un delicioso y relajante baño con efecto calmante.

Prueba con una mezcla de manzanilla con jengibre fresco (con unos pequeños granos rayados servirá) antes de irte a la cama y evitarás el insomnio.

Pasiflora
Pasiflora

Para las defensas bajas

Con la llegada del frío es muy probable que nuestras defensas se vean amenazadas de manera temporal, lo que repercute en nuestra rutina diaria e incluso en nuestro estado de ánimo. Para ello, las hierbas más idóneas para ‘atacar’ a los virus son la equinácea, el boldo, el ginseng, rooibos o el astrágalo chino.

La mayoría de ellas estimulan el sistema inmunitario y ayudan a renovar las células dañadas o envejecidas. En el proceso de recuperación, son grandes aliadas para reforzar las defensas de manera natural y si están combinadas con otras hierbas o especias, mejor que mejor.

Una propuesta con propiedades antisépticas es la infusión de naranja, menta, canela y miel, eficaz para mantener a raya las infecciones y aprovechar la vitamina C de la naranja. Sólo tendrás que mezclar el zumo de media naranja en una taza de agua caliente con una rama de canela (o dos pizcas en polvo), una cucharadita de miel y 2 o 3 hojas de menta fresca.

Boldo
Boldo

Para complementar una dieta de adelgazamiento

Las infusiones son de gran ayuda cuando queremos perder esos kilos que nos sobran. Nos ayudan a tener sensación de saciedad, a consumir más cantidad de agua y, en algunos casos, a acelerar el metabolismo.

Algunos ejemplos para este objetivo son el Té Verde, el Té Rojo, Cola de Caballo, Rooibos o la infusión de canela. El Té Rojo y el Verde ayudan a desintoxicar el organismo, mientras que la Cola de Caballo destaca por su poder diurético para evitar la retención de líquidos. En el caso de la Canela, es importante destacar que fomenta la reducción de los niveles de azúcar en sangre.

En este caso, nuestra propuesta es una infusión de cayena, canela y limón, capaz de calentar el cuerpo acelerando el metabolismo y potenciando que quememos más calorías. Con dos pizcas de pimienta de cayena, una rama de canela y zumo de medio limón mezclado con el agua caliente será suficiente.

Té Rojo
Té Rojo

Para la digestión

El hinojo, el jengibre, el poleo, el boldo o la menta también son idóneas para mejorar el proceso digestivo y unidas al regaliz, por ejemplo, multiplican su eficacia. Por ejemplo, la menta es muy útil para la expulsión de gases o para evitar incómodos espasmos procedentes del intestino.

Por su parte, la albahaca con miel también ayuda a deshacerse de los dolores de estómago o las náuseas.

Jengibre
Jengibre

Contra los dolores menstruales

La menstruación dolorosa es un trastorno bastante común a lo largo de la vida de las mujeres. ¿Quién no ha padecido molestias en el abdomen, en la zona de los riñones o inflamación de vientre?

Hay hierbas naturales que pueden ser eficientes para aminorarlas de forma totalmente inofensiva, como es el caso de la manzanilla, el jengibre, la salvia o la onagra que alivian los cólicos y, en algunos casos, mejoran el flujo de la menstruación.

Si mezclas en agua caliente 8 frambuesas y un poco de jengibre fresco rallado también potenciarás la relajación de los músculos uterinos.

Manzanilla
Manzanilla

Cómo hacer correctamente una infusión

Aunque la elaboración es muy sencilla a primera vista, hay un par de claves que conseguirán que degustes tus infusiones en su punto exacto. Nunca debes poner la planta a hervir junto con el agua.

Lo ideal es calentar el agua hasta unos 85 grados, retirar del fuego y colocar la hierba a infusionar. Pero si no puedes controlar la temperatura, pon el agua a hervir y, cuando la retires, espera unos dos minutos antes de poner los ingredientes naturales que escojas. El tiempo de infusionado puede variar según la planta, pero como media son cinco minutos.

Cómo conservar una infusión

No es aconsejable preparar una infusión y guardarla, ya que se oxida y pierde propiedades. Si la idea es preparar mayor cantidad para llevarla de viaje o al trabajo, debe de estar reservada en la nevera.

 

Remedios naturales contra los piojos/ Parte II: Desde árbol del té hasta esencia de lavanda

¡Cuando el enemigo ataca hay que estar preparados!

Si hace unos días os resumíamos las principales precauciones que has de tomar para evitar que tus hijos se conviertan en huéspedes de los piojos en la vuelta al cole, en este nuevo post queremos facilitaros algunos trucos caseros para que la ‘batalla’ sea más efectiva.

Con ingredientes naturales y muy rápidas de elaborar, estas fórmulas te ayudarán a deshacerte de estos insectos de una manera segura y sin necesidad de utilizar productos tóxicos y perjudiciales para el cuero cabelludo y nuestra salud.

Elige la ‘receta’ que más te guste y ¡manos a la obra!

1. El Árbol del Té

Sin duda, lidera el ranking por ser el remedio natural más eficaz para prevenir piojos y liendres y también como aliado en el tratamiento de eliminación de estos insectos.

Utilízalo en aceite (4-6 gotas en el cuero cabelludo, frota bien y deja actuar unas horas) y también en el champú. Además, actualmente ya puedes encontrar productos para lavar la cabeza con este ingrediente sin necesidad de tener que hacer la mezcla en casa cada vez que lo necesites. Recuerda que el árbol del té se usa también como anti-bacteriano, antiséptico natural, desodorante y cicatrizante y, lo mejor de todo, ¡su olor repele a los piojos!

2. Eucalipto y Hojas de Romero

También por su olor tan peculiar, el eucalipto y las hojas de romero nos servirán de protector ante los piojos.

Realiza una infusión, déjala enfriar unas horas y masajea sobre el  cuero cabelludo, que es donde se encuentran los piojos y  las liendres. No es necesario enjuagar. Otra opción es utilizar directamente el aceite esencial de estas plantas.

3. Esencia de Lavanda

Aplícala en las raíces con un algodón y masajea bien la cabeza, especialmente cerca de la zona de las orejas y de la nuca.  En este caso es importante ponerse un gorro y dejar actuar durante unas horas,  para después enjuagar.

El olor a lavanda resulta muy desagradable para los piojos, por lo que los mantendrá alejados.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es, por su parte, un gran enemigo de las liendres o huevos y se trata de un remedio para eliminar la infección más que para prevenirla como en los anteriores casos.

Lo ideal es usarlo en fin de semana para dejarlo actuar dos o tres horas y poder ir desprendiendo con mucha paciencia los piojos y liendres con una liendrera. Agrega al vinagre agua caliente a partes iguales para poder extenderlo mejor.

5. Mahonesa y/o aceite de oliva

La mayonesa o aceite de oliva ocupan el último puesto de la lista, pero no por su poca eficacia, todo lo contrario, sino por ser uno de los tratamientos que más tiempo requieren con respecto a los tres primeros.

Para que sea un método infalible debes masajear el cuero cabelludo con mahonesa o aceite de oliva y, después, colocarle al niñ@ un gorro (con el que deberá estar entre cuatro y ocho horas). Después enjuagar con champú y agua y desprender los piojos muertos con la liendrera.

–> Como otra opción, te recomendamos que añadas a la mahonesa unas gotas de vinagre y aceite de árbol del té. Así también estarás previniendo una segunda infección.

¿Te falta alguno de estos ingredientes?

Visita nuestros supermercados ecológicos Oh!MyBio en León (Burgo Nuevo, 22) y Madrid (Hortaleza, 38; y Raimundo Fernández Villaverde II) y pon solución a este problema que tanto preocupa a los padres cuando comienza el periodo escolar.

También encontrarás aceite de coco bio como una alternativa para aplicar después de lavar la cabeza como acondicionador, pues también aportará brillo y suavidad al pelo de los pequeños.