Archivo de la etiqueta: harina de garbanzos

Receta: Quítale el huevo a la tortilla de patata

La tortilla de patata es el plato más popular de la gastronomía española y un referente a nivel internacional.

Habrá pocas personas fuera de nuestras fronteras que no se hayan sentido atraídas por la tapa reina por excelencia de cualquier bar o restaurante de este país, también convertida en inspiración para los chefs más importantes en el mundo, que la han reinterpretado de muchas maneras diferentes: como un postre, un crujiente o un aroma, por ejemplo.

La materia prima es muy básica: huevos, patatas y aceite. A partir de ahí, los ingredientes que se sumen forman parte de la personalidad del propio cocinero y de sus gustos porque las variaciones son infinitas: con o sin cebolla, con pimientos, con verduras, con chorizo, con gambas… Incluso sin huevos.

Así es. Los alérgicos al huevo y los veganos pueden sustituir este ingrediente por harina de garbanzos para no tener que renunciar a este plato tan delicioso. El aspecto es prácticamente igual y el sabor no varía tanto como imaginas. El truco está en añadir un poco de vinagre de manzana o de bebida vegetal de arroz para que el sabor a legumbre de la harina sea mucho más suave y tenga un punto de acidez necesario.

Para que no te quedes con las ganas de probar esta variedad de tortilla de patatas, aquí te dejamos un par de recetas:

 

  1. TORTILLA DE PATATA VEGANA

Ingredientes

  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla (a gusto del consumidor)
  • 8 cucharadas de harina de garbanzos
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana/bebida de soja o de arroz
  • Agua
  • Sal
  • Cerveza
  • Fécula de yuca

Elaboración

Pelamos, lavamos y troceamos las patatas, después freímos en abundante aceite (junto con la cebolla también troceada muy pequeñita si la incluimos en la receta). Mientras tanto, diluimos un vaso y medio de agua en la harina de garbanzos. También sería una buena elección, añadir un poco de fécula de yuca y cerveza. La fécula es una sustancia blanca que se extrae de tubérculos, como la patata o la yuca. Se caracteriza por formar un engrudo con el agua caliente y se utiliza en la cocina como espesante gracias al efecto del almidón. Según el origen de la fécula o almidón, tendremos un engrudo más o menos espeso. No te olvides de añadir la sal al gusto.

Cuando estén listas las patatas, las escurrimos y las mezclamos con la harina, el agua y una cucharada de vinagre de manzana. La mezcla debe quedar líquida, pero algo más espesa que el huevo batido. En el momento que tengamos el aceite caliente, echamos toda la elaboración y la mantenemos en el fuego unos tres minutos. Le damos la vuelta y esperamos otros tantos minutos.

  1. STRUDEL DE TORTILLA DE PATATAS

Ingredientes

  • 2-3 patatas
  • Aceite de oliva
  • 2 hojas de pasta filo
  • 3 cucharadas de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de maicena
  • Media cucharada de cúrcuma
  • Sal
  • Vinagre de manzana
  • Agua

Elaboración

Primeros pelamos las patatas y las ponemos a cocer a fuego medio-bajo durante unos 10-15 minutos. Deben estar tiernas para poder trabajar con ellas. Mientras tanto, echamos la harina de garbanzos, la maicena, la cúrcuma, el agua, la sal y el vinagre en un bol y lo batimos hasta conseguir una crema homogénea y un poco espesa.

Después, cortamos las patatas en trocitos pequeños y las salteamos con una cucharada de aceite. A continuación, echamos la crema y removemos sin dejar que se seque, pues debe quedar densa, pero no tostada.

Por último, extendemos las láminas de pasta de filo y ponemos encima la masa de tortilla que hemos elaborado sin llegar a los extremos. Las enrollamos y las dejamos en el horno durante unos 10 minutos a 200º.

Antes de servir, y eso ya es a gusto del consumidor, puedes calentar durante unos segundos un poco de albahaca y tomillo en una sartén con un poco de aceite y rociarlo por encima de los rollitos.