Archivo de la etiqueta: fibra

Producto de la semana: Rustipan, tu pan sin gluten

Ningún celiaco debería renunciar a comer buen pan por el hecho de no poder ingerir gluten.

El pan ecológico sin gluten es un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional, porque proporciona a nuestro organismo hidratos de carbono esenciales para tener la energía adecuada en el día a día.

Es destacable como fuente de hidratos de carbono, proteínas, fibra, hierro, zinc y vitamina B1, aunque también proporciona cantidades importantes de magnesio, potasio, ácido fólico y vitamina B6.

Por ello, esta semana queremos hablaros de Rustipan, una línea de pan sin gluten que, gracias a la presencia de la semilla Psyllium, contribuye a reducir el colesterol y evita a reducir el estreñimiento.

La cáscara de la semilla de psyllium absorbe agua y forma una masa voluminosa. En las personas que sufren de estreñimiento, esta masa grande estimula la evacuación del intestino.

En las personas con diarrea, el psyllium puede reducir el movimiento del intestino y disminuir las evacuaciones.

Psyllium es eficaz para aliviar el estreñimiento y suavizar las heces y probablemente eficaz para bajar el colesterol en las personas con colesterol alto.

Rustipan
Rustipan

Una gran variedad

Todas las variedades de Rustipan (panecillos, pan de molde, pan de burguer, baguette y bases de pizza) están elaboradas con trigo sarraceno y harina de arroz y son ecológicas, es decir no contienen pesticidas ni sustancias tóxicas y su proceso de producción es sostenible con el Medio Ambiente.

Con el objetivo de ofrecer soluciones a los celiacos respondiendo a sus necesidades alimenticias, Rustipan utiliza un método de elaboración tradicional en el que la calidad y el sabor son fundamentales.

La harina sin gluten es minuciosamente seleccionada de los mejores cultivos de levadura madre con temperatura controlada y una correcta fermentación. Además, su horneado es muy preciso y nunca se utilizan conservantes.

Con solo cinco minutos de calor, podrás tener pan como recién salido del horno. Gracias a su conservación al vacío, no tendrás que preocuparte más de comprar pan a diario porque podrás tenerlo en casa sin preocupación a que se estropee o se ponga duro, así como elaborar una deliciosas pizzas caseras o tus bocatas y sándwich favoritos.

Descubre las novedades en productos sin gluten en cualquiera de nuestros supermercados ecológicos de León o Madrid

Siete alimentos para recuperar el bienestar tras la Navidad

La peor parte de las fiestas es, sin lugar a dudas, hacer balance de los excesos en las comidas navideñas que hemos cometido durante los últimos días del año y volver a una rutina que nos permita recuperar un peso equilibrado y una alimentación saludable.

Llega la hora de poner a punto nuestro organismo y eliminar de la nevera todo aquello que puede perjudicarnos. ¿Y cómo lo conseguimos? Con alimentos fáciles de digerir, ricos en fibra y, sobre todo, bajos en grasa que nos ayuden a depurar el cuerpo y a volver a la normalidad de manera progresiva.

¿Cuáles son los alimentos clave?

  1. La fibra y el agua son fundamentales después de una comilona. Ambos favorecen el tránsito intestinal y la eliminación de líquidos. Es probable que, después de días de excesos, se hayan alterado los niveles de grasas y azúcares, por lo que es recomendable incluir copos de avena o muesli en nuestro desayuno o como espesante de purés y cremas de verduras, por ejemplo.
  2. Los germinados de soja, alfalfa, col, remolacha o brócoli. Las semillas o los granos germinados estimulan los procesos digestivos: mejoran las digestiones, son un complemento útil para corregir el estreñimiento, reducir la hinchazón y los molestos gases. Estos brotes se pueden añadir fácilmente a ensaladas, cremas, purés, sopas, en tortilla, vistosas y nutritivas guarniciones.
  3. Las verduras y frutas son los alimentos idóneos para desintoxicar el organismo. Durante las fiestas de diciembre las comidas superan fácilmente las 2.500 calorías, por lo que es necesario empezar a incluir a diario entre dos y cuatro piezas de vegetales. Para que la ingesta sea más fácil puedes incluirlos como principales ingredientes de un zumo, que podrás tomar a cualquier hora del día, o incluso en formato polvo gracias a los Superalimentos, que conservan todas las propiedades del producto en crudo para añadirlo a tus platos principales. Tomar verduras fomentará las labores ‘descongestión’ del aparato digestivo, estómago, intestinos e hígado. Prepara verduras escaldadas o hervidas en corto tiempo, porque son más fáciles de digerir y vete incorporándolas como guarnición hasta que se conviertan en parte de tus menús.
  4. Garbanzos y otras legumbres. Representan para la dieta un compendio de nutrientes que, en conjunto, ayudan a regular la glucemia, reducir los niveles de colesterol o mejorar el estreñimiento. Utilízalos en ensalada, en sopas, cremas, en paté (humus), guarnición de carnes o pescados.
  5. Jengibre fresco o en polvo. Esta planta se usa en fitoterapia como remedio efectivo para curar malas digestiones acompañadas de náuseas y vómitos, para eliminar los gases y mitigar los mareos. Se puede probar a tomar comprimidos de jengibre o una infusión de jengibre después de comidas copiosas, o si se siente malestar digestivo. Lo recomendable es servir el jengibre al natural o en raíz) o en polvo. Se añade como condimento a caldos, sopas o cremas.
  6. La alcachofa posee un alto contenido en fibras. Posee cualidades diuréticas, ayudando a la eliminación de líquidos del cuerpo, razón por la que resulta interesante en los casos de obesidad y para cualquier tipo de afección donde convenga la eliminación de agua y, por consiguiente, de toxinas, en especial en lo que se refiere al ácido úrico. Es un buen acompañante de ensaladas, arroces y pastas. También es común comerla sola, ya sea asada o confitada. Aunque no es un alimento con muchos adeptos, sus propiedades beneficiosas la hacen muy atractiva para mantener una alimentación sana.
  7. Algunas de las infusiones más recomendables para limpiar el organismo son las de té verde, antioxidante, depurativa y un poco estimulante. Las sustancias que contiene el té verde son de gran interés nutricional y funcional, sobre todo flavonoides con acción antioxidante (catequinas, rubigenina, flavina y taninos). Se pueden tomar una o dos tazas al día, en lugar de cafés y demás bebidas excitantes, si no hay contraindicación médica. El cardo mariano es también muy aconsejable, sobre todo si nos hemos pasado con el alcohol estas fiestas, ya que contiene silimarina, una sustancia que protege el hígado al actuar como un antioxidante y promover el crecimiento de nuevas células hepáticas. La silimarina también ayuda con la digestión de grasas.

LO QUE NO DEBES HACER

NUNCA debes saltarte comidas por falta de hambre. Es mejor que ingieras poca cantidad y varias veces al día que no al revés. Con ello solo provocarás el aumento de peso, debido a que acumularás las ganas de comer y cuando lo hagas ingerirás más

La espelta ecológica, la alternativa digestiva al trigo

¿Qué es la espelta?

La espelta (Triticum aestivum var. espelta), también llamada escanda, trigo verde o trigo salvaje, es un cereal cuyo origen se sitúa hace 7.000 años en Irán, y que dio lugar a las diferentes variedades de trigo. Si bien en la Europa de la Edad Media era utilizado por las clases más pudientes en la elaboración del pan (era más habitual usar centeno), en el siglo XIX cayó en desuso debido a las dificultades de cultivo y descascarillado de la corteza que protege el grano antes de molerlo.

En la actualidad este cereal se ha vuelto a hacer un hueco en nuestras despensas gracias a su alto contenido en proteínas (contiene 8 aminoácidos esenciales como la lisina, escasa en otros cereales). La espelta es especialmente rica en almidón y carbohidratos, aportando un gran valor energético, y convirtiéndose en un cereal especialmente idóneo para deportistas. Por otro lado, es un alimento de bajo contenido en grasas y cuenta con menos calorías que la harina clásica de trigo, haciéndolo muy adecuado para su consumo en dietas de adelgazamiento o reducción de colesterol. La espelta ecológica aporta además minerales (fósforo, hierro y magnesio), vitaminas (sobre todo del grupo B, E y betacarotenos) y un alto contenido en fibra que facilita combatir el estreñimiento.

Pese a que cuenta con menos gluten que otros trigos facilitando su digestión, sigue conteniendo gluten por lo que no es apto para celíacos. Debido a su digestibilidad sí está indicado para personas con problemas estomacales y digestivos.

¿Cómo se cocina la espelta ecológica?

Normalmente se puede comprar en grano o molida (integral o bien blanca, en cuyo caso se le retira el salvado). Los granos se pueden cocinar enteros y añadirlos, por ejemplo, a ensaladas o como topping en repostería. Al igual que otras sémolas de trigo como el bulgur, se pueden emplear para preparar tabulé o cuscús, dos platos típicos de Oriente Medio.

Con la harina de espelta ecológica se puede preparar pasta fresca casera, galletas, panes u otros horneados. Debido a esta menor cantidad de gluten, la harina de espelta no aumenta de tamaño al levar u hornear, y debemos ser más suaves en el amasado para evitar que la textura resultante sea desmenuzable.

En Oh! my Bio, tu supermercado ecológico en León podrás encontrar además otros preparados ecológicos elaborados con espelta ecológica como fideos, pastas, pan, galletas, pan de molde, picos y colines, leche, muesli e incluso hamburguesas vegetales. Te recomendamos además probar el precocinado de arroz con espelta, la espelta hinchada, nuestro seitán de espelta, el aperitivo de espelta sésamo y algas y la bebida de espelta y avellana.