Archivo de la etiqueta: dieta mediterranea

Producto de la semana: Pollo ecológico Coren

El pollo ecológico es una de las carnes más ricas a la vez que sanas y equilibradas. Sus beneficios son múltiples, por ello se ha ganado un hueco muy especial en la dieta mediterránea:

  • Es una carne baja en grasa, ideal para ayudar a controlar el peso. La mejor forma es comerlo es a la plancha o cocido y eliminar la piel por su contenido graso. La pechuga de pollo es la parte del pollo que contiene menos grasa. Cabe destacar que, dentro de su aporte graso, predominan los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que ayudan a proteger al corazón y fortalecen al mismo.
  • Es fuente de minerales, como potasio, hierro, fósforo… Que contribuyen a un buen estado neuromuscular y facilitan el trabajo de contracción de los músculos, así como la transmisión del impulso nervioso entre otras funciones. El pollo es, además, muy rico en vitaminas del grupo B.
  • A diferencia de la carne de vaca, esta no contiene tanta cantidad de purinas, las cuales son responsables del mayor trabajo digestivo. Por lo tanto, su menor contenido de grasa y su inferior aporte de purinas, hacen que el pollo sea un alimento de fácil digestión que puede ser utilizado en afecciones gástricas, así como en personas con niveles altos de ácido úrico en sangre, personas en estado convaleciente, bebés, niños y adultos mayores.

    Pollo ecológico Coren
    Pollo ecológico Coren

En Oh!MyBio confiamos en los productos de la máxima calidad, por ello estamos al lado de marcas como Coren, una empresa pionera en implantar sistema de trazabilidad que avala la completa seguridad en la cadena alimentaria y aplica exhaustivos controles de calidad en cada fase del proceso productivo.

Los animales se crían en condiciones de máximo bienestar y bajo unos estándares de ganadería sostenible, que respete el medio ambiente. Todos los productos Coren son 100% gallegos.

El pollo de Coren procede de la agricultura 100% ecológica, procedente de Villalba (Lugo). En cuanto a la selección de animales, cabe destacar la crianza de gallinas de plumaje rojo tradicional. Los animales son criados en libertad durante un mínimo de 81 días, con un espacio mínimo por pollo de 41 metros cuadrados. Podrás encontrar toda la línea de carne ecológica Coren en nuestros supermercados ecológicos de León y Madrid

 

¿Por qué debes incluir algas en tu dieta?

¿Sabías que las algas constituyen la cuarta parte de la dieta de los japoneses? ¿El motivo? Muy sencillo. Porque se trata de un alimento  con multitud de propiedades saludables y nutritivas, capaz de abastecer al organismo de todos los minerales esenciales con muy pequeñas cantidades.

Por ejemplo, las algas destacan por ser un excelente depurativo y una gran fuente de yodo, por lo que se han convertido en una alternativa perfecta para incluir este oligoelemento en las dietas de las personas vegetarianas y veganas, teniendo en cuenta que el yodo está presente en alimentos de origen marino, como el pescado o el marisco.

Otra de sus propiedades es su alto porcentaje en clorofila, destinado a aumentar el rendimiento muscular y aportando vitalidad y bienestar al cuerpo. Por lo que añadir, por ejemplo, Spirulina a nuestros batidos mañaneros puede ser más efectivo de lo que imaginas. Y, sobre todo, gracias a la posibilidad de encontrarla en formato polvo, porque así olvidamos de cualquier tipo de elaboración más que dar vueltas con la cuchara o batir la mezcla.

Los efectos de estas ‘verduras marinas’, como muchos se refieren a ellas, también pasan por ser una excelente fuente de proteínas vegetales, muy digestivas, sin colesterol ni grasas saturadas y con un alto porcentaje en vitamina E.

Contienen también un aminoácido denominado fenilalanina que suprime el estímulo nervioso del apetito y especialmente B12, muy importante para los vegetarianos, ya que ayuda a la formación de glóbulos rojos.

En cuanto a su potencial para bajar de peso, los beneficios de las algas tampoco se quedan atrás. Este alimento aumenta de tamaño cuando lo cocinados, por lo que ofrece sensación de saciedad. Además, debido a su aporte de mucílagos, nos ayuda a eliminar las toxinas fácilmente.

En resumen, ¿cuáles son las razones para incluir las algas en tu dieta?

1. Su contenido en calcio, magnesio y fósforo ayuda a mantener los huesos y los dientes sanos.

2. Tienen un alto contenido en fibra, ayudando a regular el tránsito intestinal.

  1. El gran porcentaje de hierro y vitamina C convierte a las algas en aliadas para combatir la anemia. Por ejemplo, el espagueti de mar contiene alrededor de 60 mg de hierro por cada 100 gr.
  2. Los mucílagos de algas como la wakame ejercen un papel protector sobre las mucosas del estómago e intestino, haciendo que las digestiones sean más suavesy que se tenga una mayor sensación de saciedad, aspecto especialmente interesante en dietas de adelgazamiento.
  3. Las algas son un alimento muy bajo en grasas y, en algunos casos, destacan por su capacidad para evitar el aumento del colesterol malo.

¿Quiénes no deben consumir algas?

No deben consumir algas aquellas personas que sufran de hipertiroidismo, sean muy  nerviosos, o se les haya practicado la extirpación del tiroides, por su contenido en yodo, ni las personas que padezcan hipertensión dado que algunas poseen un alto contenido en sodio.

PRINCIPALES TIPOS DE ALGAS

KOMBU: Es un alga silvestre que vive en las profundidades del mar y puede llegar a medir hasta 2 metros. Destaca porque posee una consistencia carnosa y es muy rica en calcio, magnesio y fibra, además de tener un efecto depurativo para el cuerpo. Debido a su contenido en ácido glutámico, ablanda las fibras de otros alimentos durante la cocción (legumbres, arroces…) y actúa como espesante.

AGAR AGAR: Tiene un gran poder gelificante y un sabor neutro. Es baja en calorías, por lo que se adapta a la perfección a dietas para bajar de peso. Es de gran interés para la cocina vegetariana y perfecta para ingerir en té o infusión antes de comer, o en purés y tartas y zumos, debido a que actúa como gelatina.

WAKAME: Es la mejor para iniciarse en la cocina con algas. Es un alga silvestre que se encuentra en las profundidades del mar y posee un sabor muy fino. Entre sus beneficios, cabe destacar su gran digestibilidad y su aporte en minerales y vitaminas. Además, también se puede comer en crudo.

NORI: Es la más popular por su utilización con el sushi o las bolas de arroz. Es un alga seca que se comprime en hojas finas y se cosecha en invierno para conseguir mayor riqueza nutritiva. Tiene un ligero sabor a mar y, además suele consumirse mucho como guarnición de cereales y pasta.

ESPAGUETI DE MAR: Como su nombre indica tiene forma de espagueti y nace en las profundidades del mar. Son muy bajos en grasas e importante fuente de hierro y yodo. Es muy utilizado como condimento, rebozado o frito.

Los 5 tuppers que te harán la vuelta a la oficina más saludable

La vuelta al trabajo conlleva, en muchos casos, retomar las comidas rápidas y en tuppers por la falta de tiempo, lo que provoca que, con el paso de los días, empecemos a descuidar nuestra alimentación repitiendo platos, apostando por la comida precocinada o abandonando ingredientes fundamentales como son la frutas y las verduras.

¡Se acabó! Ya es hora de tirar por tierra esa creencia popular de que una dieta a base de tuppers no puede ser variada, saludable y delicada.

Y para ello, vamos a repasar las reglas básicas que tenemos que tener en cuenta a la hora de organizar nuestros menús semanales para comer fuera de casa y, cómo no, os daremos algunas recetas ricas y económicas para elaborar cualquier día.

NUNCA DEBES…

… Pensar en el tupper como un recipiente donde echar todo aquello que nos sobra en la nevera. Las comidas que elaboremos deben aportarnos vitaminas, grasas, proteínas, fibra…

… Excederte en el tamaño del envase: ni demasiado grande ni muy pequeño o tu estómago lo notará.

… Comer delante del ordenador ni de pie. Aunque tengas poco tiempo para descansar busca un sitio más cómodo en el que puedas desconectar un rato y comer tranquilamente.

ES RECOMENDABLE QUE…

… Cuando prepares alguna ensalada, rocíala con un poco de limón para que mantengan su estado y color. Por otro lado, alíñalas cuando las vayas a tomar.

… Utiliza frascos pequeños de cristal con tapa hermética para llevar salsas, aliños o incluso alguna crema caliente o fría.

… Escojas ingredientes que aguanten bien a temperatura ambiente. Si tomas carne o pescado, asegúrate de que estén perfectamente cocinados.

… Diferentes productos vayan en el mismo recipiente. Por ejemplo, si llevas una ensalada para acompañar a la carne, transpórtala en tuppers diferentes.

NUESTRAS PROPUESTAS

Ensalada de alubias, berros y ventresca: para lo que necesitarás 250 gramos de alubias cocidas, 150 gramos de ventresca en aceite de oliva, tomates cherry, berros y un poco de lima y sal maldon.

Espaguetis de calabacín con salsa marinera: lo ideal será utilizar un rallador que te permita hacer fideos con el calabacín. Después de eso, debes mezclar un puñado de tomates (remojados en agua previamente), cebolla picada, un diente de ajo, aceite de oliva y media taza de jugo de limón y triturarlo todo para añadir al plato la salsa.

Arroz integral con tofu y verduras: al que le vamos a añadir judías verdes, maíz dulce cocido, 2 cebolletas, pimiento y media rama de apio salteado. El miso deberás mezclarlo con agua caliente y echárselo al arroz cocido. Después escúrrelo. Por último, añade el tofu en cuadraditos y la salsa de soja con un poco de aceite de oliva.

Alcachofas rellenas de salmón: limpia las alcachofas y cuécelas durante unos doce minutos, vacía el interior y rellénalas con el salmón ahumado, las alcaparras, el tomate y el huevo duro bien picaditos. Sazona con una vinagreta de aceite de oliva, limón y eneldo.

– Cookies bio: para quitar el gusanillo entre horas o de postre, nada mejor que unas cookies elaboradas a base de harina de almendra, harina de avena o copos de avena triturados y media cucharadita de bicarbonato. A esta mezcla, le añadimos el  aceite de coco fundido (en el microondas o al baño maría) y miel. Por último, cortamos en pequeños trocitos el chocolate puro sin leche y también lo incluimos en la masa, que debe reposar, al menos, una hora antes de hacer bolitas para meterlas en el horno.

 

El ‘top five’ de los batidos detox para eliminar toxinas

Busca en los batidos y zumos detox tu aliado para eliminar peso y como complemento alimenticio.

En plena ‘operación post-navidad’, seguimos aplicando algunas de las mejores alternativas para que la eliminación del exceso de toxinas acumuladas durante las fiestas no se sumen a la temida cuesta de enero.

Si la semana pasada repasábamos algunos de los alimentos esenciales para retomar una alimentación equilibrada, en esta ocasión os proponemos un ‘top five’ de los batidos detox más efectivos y fáciles de elaborar con el objetivo de optimizar el trabajo de los órganos depuradores.

Los principales beneficios de este tipo de bebidas vienen dados por la concentración de nutrientes capaces de llevar a cabo una ‘limpieza’ adecuada de nuestro organismo. Por no hablar de que se trata de un producto que se prepara de manera instantánea -también podemos adquirirlo en supermercados ecológicos o tiendas especializadas- y que podemos tomar en cualquier momento del día.

Además de ayudar a perder esos kilos de más conseguidos en poco tiempo, tratar indigestiones o problemas como el estreñimiento, una dieta detox también es recomendable para todas aquellas personas que sufren de retención de líquidos.

En este sentido, nos aseguraremos de que estamos consumiendo alimentos naturales y sanos, así como la cantidad de fruta y verdura que necesitamos a diario para un buen rendimiento. Precisamente, uno de los principales consejos tendríamos que seguir a rajatabla siempre que podamos es el uso de productos de temporada para conseguir el mayor porcentaje posible de vitaminas y minerales.

  1. BATIDO DE FRUTAS Y TÉ VERDE: Tiene propiedades antioxidantes y un ligero efecto laxante, que ayudará a expulsar los desechos que el cuerpo no necesita. Además, activa el metabolismo para favorecer la bajada de peso. Lo puedes tomar al comenzar el día o después de la comida.

Ingredientes

  • 1 vaso de té verde
  • 1 cucharada de zumo de limón natural
  • 1 cucharada de miel
  • Medio vaso de agua
  1. BATIDO DE SPIRULINA, PIÑA Y MANZANA: Regula la función intestinal, ayuda a disminuir la retención de líquidos y es muy eficaz contra el estreñimiento.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 1 vaso de zumo de piña natural
  • 2 cucharadas de alga spirulina
  • 1 cucharada de aloe vera
  1. BATIDO DE FRUTOS ROJOS: El principal beneficio de esta mezcla, además de su acción depurativa, es la protección de las vías urinarias.

Ingredientes

  • 1/2 vaso de fresas
  • 1/2 vaso de arándanos
  • 1/2 de frambuesas
  • 1/2 de moras
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de alga spirulina
  1. BATIDO DE APIO, LIMÓN Y PEREJIL: Está destinado, sobre todo, para mejorar la función hepática, provocando que el hígado metabolice de una manera más óptima las grasas evitando que se acumulen.

Ingredientes

  • El zumo de tres limones
  • 1 taza de perejil picado
  • 5 tallos de apio
  • 2 cucharaditas de jengibre
  • Un litro y medio de agua
  1. BATIDO DE ZANAHORIA, APIO Y CHLORELLA: Es perfecto para eliminar el apetito a media tarde y saciar esos antojos de dulce que aparecen cuando menos te lo esperas. Siempre tomado en frío.

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 1 tallo de apio
  • 1 manzana
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de alga chlorella

CUÁNDO TOMAR ESTOS BATIDOS

Aunque no existe una regla general para el consumo de estos batidos detox, el mejor momento para hacerlo es por la mañana, bien sea en ayudas o como parte de nuestro desayuno. De esta manera, el cuerpo absorberá más rápidamente los nutrientes.

No obstante, existen muchas recetas orientadas a la hora de la cena para evitar que nuestro haga una digestión más rápida. Lo ideal, eso sí, es tomarlo frío o a temperatura ambiente, nunca caliente porque estaremos eliminando las vitaminas y los beneficios de las ingredientes.

 

¿Cuántas veces por semana debemos comer legumbres?

O las amas o las odias, pero siempre las acabas comiendo. ¿El motivo? Sabemos que son uno de los alimentos más saludables que debemos incluir en nuestra dieta y a los que no debemos renunciar.
O, por lo menos, así nos lo han enseñado desde bien pequeñitos.

¿Quién no recuerda a su abuela repitiendo: «Cómete todas las lentejas, que te aportan mucho hierro»… Y así una y otra vez hasta que vamos cumpliendo años y aquel plato que siempre intentabas evitar ahora se ha convertido en uno de tus favoritos.

No obstante, y a pesar de que son uno de los alimentos más importantes de la dieta mediterránea, la falta de tiempo se convierte en una excusa de muchos para no incluir las legumbres en su alimentación. Un error que se acaba pagando caro, porque los minutos dedicados a su preparación no son tal en comparación con la cantidad de beneficios que su consumo aporta a nuestro organismo.

La pregunta es: ¿Cuántas veces a la semana deberíamos comer legumbres? ¿Con una sería suficiente?

Lo cierto es que no. Los expertos en nutrición recomiendan consumir entre dos y cuatro raciones a la semana. Incluso, los que llevan una alimentación vegetariana pueden ampliar la periodicidad hasta cinco veces.

Lo peor es que existen diversas encuestas y publicaciones que concluyen que más de la mitad de los españoles solo toma legumbres tres veces mes.

Y, siendo así, ¿qué beneficios nos estamos perdiendo?

  1. Son un alimento muy nutritivo que aporta energía y vitalidad
  2. Evitan la retención de líquidos y contienen una gran cantidad de Vitaminas.
  3. Son una fuente importante de minerales. A través de ellas, el cuerpo recibirá calcio, yodo, zinc, fósforo, potasio, hierro, cobre y magnesio, estimulando las enzimas para una adecuada digestión y pigmentación de la piel.
  4. También incluyen una importante cantidad de ácido fólico, recomendado sobre todo para las mujeres.
  5. Comer legumbres colabora con el adecuado funcionamiento intestinal gracias a su alta presencia de fibra, lo que evitará el estreñimiento. Además, al ingerirlas, el proceso digestivo se hace más lento y la persona se siente saciada rápidamente.
  6. Por otro lado, son un alimento recomendado para reducir los niveles de colesterol malo (LDL).
  7. Las proteínas que contienen fomentan el control de la presión arterial alta y en consecuencia protegen la salud del corazón.
  8. Regulan el sistema nervioso, evitando el estrés y la ansiedad.
  9. Apenas tienen grasa. Las cantidades de lípidos de las legumbres son prácticamente insignificantes, y además corresponden a ácidos grasos poliinsaturados o grasa buena.
  10. Están libres de gluten, por lo que son un alimento perfecto para las personas que tienen problemas de celiaquía.

Cómo incluir las legumbres en diferentes platos diarios

A nadie le gusta repetir menú todos los días, por lo que queremos mostrarte algunas ideas muy sencillas para que incluyas las legumbres en tus platos varias veces a la semana sin tener la sensación de que tu alimentación es monótona.

Hummus o crema fría de garbanzos: Puedes consumirlo como aperitivo, en la cena o, incluso, para picar algo saludable entre horas.
Cremas de verduras y legumbres: Con la llegada del frío podemos apostar por este tipo de platos calientes para acabar el día. Es una buena forma de incluirlas en la dieta para aquellas personas a las que no les gustan demasiado.

Ensaladas: En la variedad está el gusto. Las lentejas, los garbanzos o las alubias, entre otros, pueden combinarse con aquellos alimentos que más te gusten, como el tomate, el maíz, el aguacate…

Dulces: Las legumbres cocidas y trituradas también sirven para sustituir a las harinas a la hora de elaborar pasteles. Su sabor se puede disimular con canela o jengibre y el resultado será más delicioso de lo que imaginas.

Algunos trucos de cocinado…

  • La proporción de agua y de legumbres debe ser de 3 partes de agua por 1 de legumbre. Se recomienda dejar hervir 5-10 minutos a fuego rápido y sin tapar. Retirar la espuma que sale en este tiempo ya que no es buena.
  • Añadir la sal al final de la cocción para evitar que se despellejen. Si se utiliza caldo para cocinarlas, quizás ni la precisen.
  • La pared de las legumbres es muy impermeable por lo que es importante hidratarlas para reducir el tiempo de cocción y mejorar el resultado. Lo ideal son doce horas en remojo (la lenteja no precisa tanto tiempo).
  • Las alubias y las lentejas comienzan a cocinarse con agua fría, los garbanzos con agua caliente.

¿Sabías qué…?

La soja, el altramuz, los guisantes, la algarroba y el cacahuete también son legumbres.

Aunque deben de ser consumidos con más moderación que el resto de las legumbres (una o dos veces por semana), los cacahuetes y los altramuces resultan muy provechosos por el alto nivel de grasas monoinsaturadas y proteínas que contienen, además de fibra. Se trata de alimentos aptos para celíacos y ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre.

En el caso de la algarroba, solo se utiliza para elaborar harina.

Infografía de la FAO sobre los beneficios de las legumbres.
Infografía de la FAO sobre los beneficios de las legumbres.

 

Recetas: Los helados, si son ecológicos, dos veces buenos

¿Harto de mirar hacia otro lado cuando pasas por delante de una heladería? «Pequeños pecados de verano» dicen, haciéndote creer que cada vez que consumes uno de estos productos tan refrescantes estás atentando contra tu silueta. Pero… ¡basta de falsos mitos! Has de saber que en la variedad está el gusto y la salud.

¿Aún no has oído hablar de los helados ecológicos? No te preocupes, nunca es tarde para disfrutar de las bondades de la naturaleza.

Sin duda, éstos son un claro ejemplo de que los ‘caprichos veraniegos’ también pueden ser saludables y bajos en calorías. ¿Por qué elegirlos frente a los industriales? Porque, además de las ventajas de consumir alimentos ecológicos, libre de pesticidas, conservantes, colorantes  y aditivos, entre otros químicos, también fomentamos el comercio local y de proximidad.

Si te atreves a prepararlos en casa para no renunciar al placer, coge papel y lápiz y apunta estas sencillísimas recetas que te ofrecemos, en las que los principales ingredientes son frutas frescas y ecológicas, endulzantes naturales y bebidas vegetales. ¡Y a disfrutar!

 

1.PASIÓN DE FRUTAS DEL BOSQUE

Ingredientes:

  • Media taza de leche vegetal (preferiblemente de soja)
  • 100 g de frambuesas y/arándanos congelados
  • 2 bananas
  • 1 taza y media de anacardos
  • 1 cucharada sopera de sirope de ágave o melaza de caña ecológica
  • 1 cucharada de aceite de coco (ayuda a dar densidad)
  • Topping (opcional): coco rallado, arándanos, almendras trituradas…

Elaboración

PASOS PREVIOS: La noche anterior a la elaboración, corta las bananas en rodajas y congélalas junto con las frambuesas y los arándanos. También debes poner a remojo los anacardos para escurrirlos antes de volcarlos a la licuadora.

El día ‘D’: Mezclamos la fruta con los anacardos, la leche vegetal, el sirope y el aceite de coco. Lo echamos en un recipiente y lo metemos en el congelador durante un par de horas, aproximadamente. Si quieres añadirle algún topping utiliza coco rallado o almendras trituradas, por ejemplo.

 

2. POLOS ‘EASYFRUITS’ 

Ingredientes:

  • Sólo necesitas 200 g de fresas (también puedes optar por melón, sandía, albaricoque…)
  • 100 ml de leche de almendras
  • 2 cucharadas de chía

Elaboración

Son unos helados muy fáciles de hacer y muy bajos en calorías. Recomendados sobre todo para los más pequeños de la casa, quienes no podrán resistirse. Simplemente, tienes que batir los trozos de fruta con la leche de almendras y las semillas. Lo ideal sería verter la mezcla en unos moldes de polos y al congelador durante unas cuatro horas, aproximadamente.

 

3. AL RICO CHOCOLATE

Ingredientes

  • 3 vasos de leche de soja o de arroz
  • 5 cucharadas de cacao en polvo
  • 4 cucharadas soperas de melaza de arroz
  • Canela (para servir)

Elaboración

Batimos la leche de soja con el cacao en polvo sin azúcar y después añadimos la melaza. Metemos en el congelador e interrumpimos dos o tres veces el proceso de enfriado para volver a batir y espesar la mezcla. Finalmente, lo dejamos en frío otras dos o tres horas antes de servir. Cuando lo sirvas, espolvorea un poco de canela. ¡Están para chuparse  los dedos!

 

Receta de macedonia con yogur y avena

Sabías que….

El nombre de ‘macedonia de frutas’ tiene su origen en el Imperio de Alejandro III Rey de Macedonia (356-323 a.C), marco histórico en el que se alternaron razas y culturas, idiomas y tradiciones y diversos legados religiosos y estilos artísticos, entre otras cosas, lo que dio lugar a un ‘cóctel’ de pueblos y naciones que sirvió de modelo para que durante el siglo XVIII se empezara a utilizar el nombre de ‘Macedonia’ para referirse al conjunto de elementos heterogéneos de cualquier ámbito, no sólo del culinario.

Receta de Macedonia con yogur y avena

Ingredientes

Melón, Frambuesa, Papaya, Melocotón, Pera y Plátano (varía las frutas a tu gusto), sirope de agave, galletas de avena y yogur de soja natural (si lo prefieres, atrévete con algún sabor).

Elaboración

Pelamos y lavamos la fruta. Si no la vamos a consumir en el momento, es mejor pasarla por zumo de limón y mantenerla en la nevera para que no se oxide.

Después troceamos las piezas pequeñas y las añadimos a un bol para mezclarlas con el yogur. En otro recipiente, ponemos en el fondo las galletas de avena machacadas (mételas en una bolsa de plástico y aplástalas con el mortero), echamos la mezcla de fruta y yogur rociamos unos hilos de sirope de agave para darle un toque dulce, pero muy natural. ¡Bon appétit!

Si deseas más información sobre los beneficios de las frutas ecológicas frente a las convencionales consulta este post del blog de Oh!MyBio aquí