Archivo de la etiqueta: cacao puro desgrasado

Cacao puro y chocolate… ¿Son lo mismo?

¿Sabías que el cacao puro es bueno para el corazón, la depresión, el asma, la piel seca, los dolores musculares o la retención de líquidos?

Para hablar de los beneficios del cacao puro, lo primero que debemos hacer es desmontar esa creencia popular de que el cacao y el chocolate son lo mismo.

Es cierto que comparten la materia prima, pero su elaboración les aporta la mayoría de sus diferencias.

Concretamente, el chocolate se elabora a partir de cacao puro, pero se mezcla con manteca de cacao, frutos secos, azúcares refinados y, a veces, con leche, entre otros ingredientes. Esto hace que se convierta en un alimento rico en calorías, por lo que no se debe abusar de él a diario.

Por el contrario, el cacao puro es un alimento que aporta energía y posee una alta cantidad de minerales, vitaminas y antioxidantes naturales. Es considerado como un superalimento y contiene grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. La principal diferencia con el chocolate es la ausencia de manteca de cacao.

Para poder beneficiarnos de manera saludable del chocolate hemos de prestar especial atención al porcentaje de cacao que contiene. Como mínimo, ha de estar por encima del 70%.

De no ser así, estaremos ante un producto más dulce de lo normal y fuente de grasas para el organismo. Recuerda que el cacao puro en polvo desgrasado y sin azúcar, además, tiene un sabor bastante amargo, por lo que al paladar tampoco se le podrá engañar.

Tipos de cacao

Puro y desgrasado:

Ha sufrido un proceso en el que se elimina la grasa natural que contiene o al menos una gran parte. El cacao puro desgrasado tiene propiedades parecidas al natural y es bajo en grasa.  Su presentación es en polvo.

Ecológico:

El cultivo del árbol de Theobroma cacao puede realizarse de diferentes formas y estas dar una producción de semillas y frutos con distintas calidades. La más sana es la que se hace con medios naturales, sin químicos ni abonos que pueden dañar la salud humana al aparecer restos de los productos añadidos.

El cacao puro ecológico tiene un sabor característico, es respetuoso con la naturaleza, la flora y la fauna del lugar donde es cultivado. Como la planta theobroma no es fumigada con pesticidas adquiere todo su sabor natural, sin sensación metálica o que produzca picor en el paladar. Los aromas son suaves y deliciosos.

Sin azúcar:

No ha sido manipulado con calor, tostado y procesos industriales similares, en los que se puedan perder antioxidantes y nutrientes. La característica que mantiene es que conserva todas sus propiedades intactas. El cacao puro sin azúcar no lleva añadidos y mantiene el sabor original. Así, después de comerlo notas cierto sabor amargo en el paladar.

Propiedades y beneficios del cacao puro

  • Activador del sistema nervioso central.
  • Proporciona energía
  • Estimulador del estado de ánimo: reduce la irritabilidad y la ansiedad.
  • Mejora la digestión y la producción de jugos gástricos.
  • Aporta fibra agilizando el tránsito intestinal.
  • Aumenta la segregación de endorfinas.
  • Reduce el estreñimiento.
  • Es bueno contra el envejecimiento de la piel, el cabello y los órganos internos por su alto contenido en antioxidantes.
  • Tiene beneficios frente a los estados de cansancio.
  • Fomenta la salud cardiovascular.

Cuando el cacao es puro 100% también favorece la salud cardiovascular y participa activamente en el funcionamiento del organismo. A diferencia de otros ácidos grasos saturados, el ácido esteárico que contiene el cacao no modifica el nivel de colesterol HDL (bueno), pero ayuda a eliminar el exceso del  colesterol LDL (malo).

Es un alimento con poco contenido en grasas naturales, así que si te preocupa si el cacao puro engorda; podemos destacar que unos 100 gramos rondan las 330 kcal. Depende de la cantidad exacta que consumas y la pureza, claro está, pero lo que realmente incrementa las calorías es la manteca de cacao y el azúcar que incluyen algunos chocolates para suprimir el porcentaje de cacao.

Cabe destacar que su alto contenido en antioxidantes y antiinflamatorios; ayudan a proteger el organismo frente a los radicales libres considerados los responsables del proceso del envejecimiento y de la aparición de algunas enfermedades.

A TENER EN CUENTA: Una taza de cacao puro desgrasado aporta más antioxidantes que el té, los arándanos, el açai o las bayas de goyi De esta manera, su consumo (mínimo 70% de cacao) nos ayudará a mantener la circulación, aliviar las alergias o mantener una piel hidratada.