Archivo de la etiqueta: arroz

Receta: Lentejas con cuchara y tenedor

¡Ay las benditas lentejas! ¿Quién no ha escuchado ese refrán de ‘si quieres las comes y sino las dejas’?… Sea como sea, nadie puede discutir que se trata de uno de los alimentos más completos que existen y al que no debemos renunciar. ¿Por qué?

  1. Nos aportan vitaminas tan importantes como las A, B1, B6 y C, que tienen efecto antioxidante y participan en muchas de las reacciones que se llevan a cabo en nuestro organismo.
  2. Son fáciles de digerir, por lo que están especialmente recomendadas para personas que tienen digestiones difíciles.
  3. Son ricas en minerales imprescindibles para nuestro organismo como el magnesio, potasio, fósforo, hierro, selenio y calcio.
  4. Estas legumbres tienen un contenido casi nulo de grasas, siendo un alimento muy beneficioso para aquellas personas que están llevando una dieta para adelgazar y que quieren vigilar el peso.
  5. Las lentejas son una excelente fuente de proteína vegetal. No obstante, para aportar todos los aminoácidos esenciales es preferible combinarlas en la misma comida con un cereal
  6. Las lentejas son fuente de carbohidratos que nos proporcionan energía para llevar a cabo nuestras actividades durante el día.
  7. Gracias a la fibra que nos aportan las lentejas se mejora el tránsito intestinal y evitamos el estreñimiento. También la fibra nos hace sentirnos llenos durante más tiempo retrasando la sensación de hambre. Del mismo modo, ayuda a prevenir la hipertensión.
  8. Está recomendado incluir lentejas en nuestra dieta entre una y tres veces por semana.
  9. Es muy interesante la combinación de las lentejas con cereales, como arroz o quinoa, ya que así obtendremos proteínas completas para reponer nuestros tejidos y mantener nuestras defensas.
  10. Comer lentejas también nos ayuda a respetar las recomendaciones de 30 gr de fibra al día.

Por todos estos motivos, esta semana os proponemos tres recetas  muy sencillas para salir de la rutina y degustar estas legumbres de una manera distinta y original. Teniendo en cuenta que llegado el otoño, toca fortalecer nuestras defensas a través de una dieta equilibrada.

CAPUCCINO DE LENTEJAS Y MASCARPONE

Ingredientes:

  • Lentejas guisadas
  • Queso mascarpone
  • Nuez moscada o pimienta

Elaboración:

¿No quieres volver a comer lentejas guisadas, pero tampoco quieres tirarlas? Te damos una solución muy sencilla.  Pon las lentejas en el vaso de la batidora, junto con las verduras, jamón o cualquier ingrediente con el que las hayas guisado (quitando huesos, pieles, etc.). Y bate unos minutos hasta que quede una crema muy muy fina.

Después, calienta la crema y sírvela en copas o tazas como si de un capuccino se tratara. La espuma superior será el mascarpone, que se hará batiendo el queso con las varillas para que tome un poco de aire. A continuación, lo distribuyes por encima con una manga pastelera. Para acabar, sólo tienes que espolvorear un poco de nuez moscada.

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS

Ingredientes:

  • 400 gr de lentejas cocidas
  • Comino en polvo (un cucharadita)
  • Harina de garbanzos
  • 1 rebanada de pan
  • leche
  • 4 tomates
  • 100 gr de shiitake
  • aceite
  • 50 ml de caldo de ave

Elaboración:

Escurre las lentejas previamente cocidas y tritúralas junto al comino. Después, mézclalo con una rebanada de pan mojada en leche. El siguiente paso será hacer bolas, rebozarlas con harina de garbanzos y freír en aceite bien caliente. Cuando estén doradas, retíralas y resérvalas en papel absorbente.

Para hacer la salsa, solo tienes que triturar el tomate (pelado) y añadirlo a la olla donde has dorado las albóndigas junto con un poco de caldo de ave.  Cuando haya reducido, incluye las albóndigas y el shiitake cortado en láminas finas (o en polvo). Cocínalo durante unos minutos para que tome consistencia. Servir en plato hondo con un poco de perejil por encima.

ENSALADA DE LENTEJAS CON ARROZ Y SHIITAKE

Ingredientes

  • 300 gr de arroz
  • 300 gr de lentejas o un bote
  • 50 gr de aceitunas
  • 2 tomates
  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 3 cuharaditas de shiitake
  • 1 limón
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • 100 gr de champiñones o setas

Elaboración

 Esta receta es, sobre todo, para los amantes de las ensaladas. ¿Quién ha dicho que las ensaladas son solo para el verano? Existen platos muy completos para recargar las pilas en los meses más fríos del año.

Para esta propuesta, solo tienes que hervir el arroz, pasarlo por agua fría y escurrirlo. Haz lo mismo con las lentejas y resérvalas. Mientras tanto, pon en una sartén un poco de aceite y añade las setas con el shiitake.

Antes de mezclar todo, corta las aceitunas deshuesadas, escalda los tomates y córtalos en dados. Después desmenuza el atún y añádelo a todos los ingredientes anteriores.

Por último, bate la yema con el aceite, el vinagre y el zumo de limón y viértelo sobre la ensalada.

 

 

Konjac, la planta con más nombres

El Konjac es una planta muy popular en Asia gracias a sus propiedades: rica en minerales, baja en calorías y alto contenido en fibra soluble, que contribuye a mejorar el tránsito intestinal y a controlar el peso

La flor del Konjac parece una lila
La flor del Konjac parece una lila

El Amorphophallus konjac  es una planta que crece en China, Japón, Corea y Sur de Indonesia. Pese a la belleza de sus flores, similares a las lilas, y la gran popularidad con la que cuenta en Asia, todavía es una gran desconocida en la mayor parte de Occidente. La planta es rica en minerales y baja en calorías, y de su rizoma se extrae el glucomanano.

El glucomanano es un tipo de fibra soluble que tiene gran capacidad para absorber agua (hasta 50 veces su peso), produciendo un efecto que retrasa la absorción de líquidos y glúcidos a la vez que produce sensación de saciedad. Los mucílagos, que también son fibras solubles, ayudan a regular el tránsito intestinal y bloquean la asimilación del colesterol y del azúcar. Por todas estas propiedades se utiliza como suplemento en dietas de control de peso.

Los bulbos del Konjac también son conocidos como Elephant Yam
Bulbo de Konjac

El Konjac también es llamado  Konnyaku (en Japón), gonyak (en China), o sus variantes fonéticas Konjaku. Aunque los nombres más llamativos que recibe son devil’s tongue (lengua de diablo), voodoo Lily (lila de vudú) y elephant yam (boniato elefante, debido a que el bulbo de la planta parece un “colmillo”). Éste se utiliza para elaborar esponjas, idóneas para la exfoliación de las pieles más delicadas.

El Konjac en la alimentación

Gelatina de Konjac
Gelatina de Konjac

El Konjac se utiliza, entre otras cosas, para crear harina y mermelada ya que es una gran fuente de almidón y bulbos. De hecho, es más valorada por su textura que por su sabor.  Es muy usado por los consumidores forma de bloque de gel, similar a la gelatina,  muy popular en Asia, para tomar como tentempié (no se deshace en la boca) o para ser posteriormente usada en diferentes platos: guisos, noodles, tallarines, arroz, etc.

 

Fideos de Konjac
Fideos de Konjac

En Japón el Konjac se llama Konnyaku. Así, los fideos (ito en japonés) de Konjac se llaman Ito Konnyaku. Son cortes de Konjac en forma de fideos, normalmente vendidos en bolsas de plástico con agua. Los consumidores suelen usarlos sobre todo para dos platos típicos: el sukiyaki y el orden. Su aspecto, unido a que en ocasiones se combina con algas (arame, por ejemplo), hace que en ocasiones el comensal crea que el Konjac también es un alga.

En Oh! My Bio, tu tienda ecológica en León, disponemos de, entre otros productos elaborados, tallarines, arroz, noodles y  lasaña.

La bebida de arroz ecológica, la más digestiva

La bebida de arroz ecológica normalmente cuenta con grasas no saturadas (“grasas buenas”) debido a su proceso de producción ecológico

Las bebidas vegetales cada vez roban más terreno a la leche de vaca: son más digestivas ¡y sin renunciar a gran cantidad de nutrientes. La bebida de arroz es una de las opciones más populares, junto con la bebida de soja y la de almendras. Pero, sin duda, la más digestiva es la bebida de arroz, que está indicada incluso para aquellas personas que tienen un sistema digestivo delicado.

La bebida de arroz es, además, la más hipoalergénica de las bebidas vegetales: es muy bien tolerada por personas con intolerancia a la latosa o alergia a la caseína (fosfoproteína de la leche animal presente también en sus derivados fermentados). También es la alternativa ideal para personas que quieren tomar bebida vegetal pero tienen alergia a  la soja, los frutos secos o que, por otro motivo, no pueden consumir bebida de soja, almendra, avellana o nuez.

Propiedades de la bebida de arroz ecológica

La bebida de arroz es muy baja en grasas: 1 gramo por taza. Además, si la bebida es ecológica, normalmente se sigue un proceso de prensado de aceite de girasol en frío, por lo que la grasa en estos casos es no saturada (“grasa buena”). Además, la bebida de arroz no lleva colesterol y ayuda a equilibrar los altos niveles de LDL (“colesterol malo”).

En cuanto a sus propiedades antioxidantes, la bebida de arroz contiene más selenio (prevención del daño celular) y manganeso (esencial para el funcionamiento del cuerpo) que el resto de alternativas vegetales. También contiene magnesio (funcionamiento de músculos y nervios), vitamina E (desarrollo y crecimiento) y flavonoides (ayudan a neutralizar los radicales libres, que causan el envejecimiento prematuro, y a restaurar la función biliar y hepática).

En definitiva, de esta combinación de propiedades naturales podemos obtener un gran apoyo para reforzar nuestro sistema inmunológico y ayudar a regular las causas que originan los problemas cardiovasculares.

Y, por supuesto, ya que el arroz no tiene gluten, la bebida de arroz es apta para celiacos. Descubre la variedad de bebidas vegetales ecológicas que tenemos en nuestros supermercados ecológicos en Madrid y León