Archivo de la etiqueta: algas deshidratadas

Recetas con algas: Croquetas de cecina y wakame, espagueti de mar con hummus de aguacate y sopa oriental con Nori

Recetas con algas para tus menús de fin de semana. ¿Te atreves?

Hace unos días os hablábamos de la importancia de añadir algas a nuestra dieta, como alimento ESENCIAL para conseguir el mayor porcentaje de nutrientes posibles.

A pesar de que las civilizaciones orientales ya las consideraban como un alimento excepcional para fortalecer la sangre, el corazón y el sistema circulatorio, en la dieta mediterránea, y más concretamente en los hogares, se fueron popularizando más lentamente.

Sin embargo, actualmente, se trata de uno de los productos más versátiles que podemos introducir en nuestras recetas por su sabor, fácil manipulación y sus beneficios.

Para los que todavía no las han probado, aquí os dejamos tres propuestas con tres tipos de algas diferentes:  Wakame, Nori y Espagueti de mar.

1. Croquetas de cecina y Wakame

Ingredientes:

  • 100 gramos de cecina
  • 5 gramos de alga wakame deshidratada
  • 1 cucharada de harina
  • 2 vasos de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina
  • Huevo
  • Pan rallado

Elaboración:

Lo primero que debes hacer es hidratar las algas wakame durante unos diez o quince minutos para que aumenten de tamaño. -Para hidratarlas, tienes que ponerlas en un bol con agua suficiente para que las cubra-.

Después, escúrrelas y córtalas en trocitos y haz lo mismo con la cecina. Para comenzar con la bechamel, es necesario que pongas a calentar una sartén con un poco de aceite y un acucharada de harina. Cuando se empiece dorar, agrega la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Remueve para que no queden grumos y cuando comience a espesar añade los trocitos de cecina y algas. Consigue una textura adecuada, que no se pegue en la sartén para poder manipularla. Has de dejarla enfriar un poco para poder cortar en cuadrados o hacer bolas y pasar por huevo y pan rallado. Fríelas en abundante aceite hasta que el rebozado esté doradito.

2. Espagueti de mar con hummus de aguacate

Ingredientes para el plato principal:

  • Espagueti de mar
  • Harina de garbanzo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

En este caso, debes hidratar el espagueti de mar durante una media hora, como mínimo. Después, échalos a cocer durante otros quince minutos y escúrrelos para bañarlos, posteriormente, en harina de garbanzo para freírlos con abundante aceite.

Ingredientes para el hummus

  • 400 gr. de garbanzos cocidos
  • 2 aguacates
  • Aceite de oliva
  • 1/4 taza de zumo de limón
  • Una cucharada de tahina
  • Pepino en juliana
  • Pimiento verde en juliana
  • Sal y pimienta

Mezcla los garbanzos, el aguacate, el aceite de oliva, el zumo de limón y la tahina en una licuadora o batidora. Añade la sal y la pimienta y procesa hasta conseguir un pasta suave.

3. Sopa oriental de fideos con Nori

Ingredientes:

  • 1 paquete de fideos chinos
  • 1 taza de algas nori deshidratada y partida
  • 1 huevo
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 2 tallos de apio
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil picado

Elaboración:

Calienta el caldo y añade la zanahoria, el puerro y el apio bien picado. Ponlo a fuego medio durante diez minutos y agrega los fideos y el alga troceada con las manos. Bate un huevo en un bol y, cuando los fideos estén casi listos, échalo a la olla haciendo círculos para formar pequeños hilos. También puedes moler el alga y agregarlo a la sopa bien picado, el sabor será más suave.

 

Producto de la semana: Alga Kombu de Algamar

Las algas marinas son uno de los alimentos más completos que existen debido a su alta cantidad en vitaminas y minerales, especialmente en calcio, dado que tiene un porcentaje más alto que la leche.

Entre sus principales beneficios, cabe destacar su ‘poder’ saciante, siendo un alimento muy recomendable en cualquier dieta para perder peso. Además, las algas marinas son quelantes, es decir, tienen la capacidad de absorber toxinas y minerales pesados acumulados en el organismo y expulsarlos.

En el caso del alga Kombu, una alga atlántica silvestre que puede medir hasta dos metros, destaca por su capacidad de aportar un sabor y una textura inigualable a los platos a los que se integra. Ésta reblandece las legumbres y las hace más digestivas, además de disminuir su tiempo de cocción, con lo que es fantástica para añadir a guisos, sopas y cocidos y le aporta un sabor especial a los platos de verduras.  Esta propiedad se debe a su alta cantidad en ácido glutámico.

Por otro lado, y gracias al efecto saciante ya señalado, ayuda a comer más sano y equilibrado. Teniendo un destacado nivel de fibra. Con el alga Kombu de Algamar se contribuye a regular el tránsito intestinal y la tensión arterial por su contenido en lamininas y lamininaros.

Sería recomendable incorporarlas a nuestros menús unas tres o cuatro veces por semana, teniendo en cuenta que ayudan a eliminar la retención de líquidos y previenen la aparición de la celulitis por su alto índice en potasio.

El alga Kombu es de las más ricas en yodo que existen en el mercado, por lo que tiene la capacidad de estimular la glándula tiroidea y aumentar el metabolismo basal.

Estas algas vienen deshidratadas por lo que es necesario hidratarlas con agua baja en sal para poder trabajar con ellas en nuestros platos. Ten en cuenta a la hora de cocinar que este alimento tiene un gran poder absorbente, por lo que se multiplicará entre un 20 y 40 por ciento su peso.

Alga Kombu
Alga Kombu

Por su parte, las algas de ALGAMAR están expresamente certificadas como alimento ecológico, según la Autoridad de Control de la Normativa Europea. Su presentación en forma deshidratada es el mejor método de conservación.

Las algas secas se mantienen en perfecto estado durante años y son muy fáciles de transportar y de almacenar a temperatura ambiente. Algamar las seca siempre a baja temperatura para preservar al máximo su valor nutricional.