Archivo de la etiqueta: ahorro

5 tips para una decoración navideña muy ‘ECO’

¿Quieres darle un toque diferente y sostenible a tus Navidades? Apuesta por la decoración ecológica. Sencilla, barata y muy divertida.

Ya lo dicen muchas revistas de tendencias: «algo está cambiando en la decoración de nuestros hogares» y en Navidad no podía ser menos.

Por ello, desde nuestro blog, queremos proponerte la celebración de unas fiestas con un toque ecológico, capaz de destilar encanto de una manera sostenible con el Medio Ambiente y más económica de lo normal.

¿Qué mejor plan para estos días de puente que aprovechar para comenzar con la decoración navideña?

¿El secreto? Aprovechar los recursos materiales que tenemos a nuestro alrededor (¡es hora de reciclar!), implicarnos junto a nuestros familiares (un motivo de más para pasar tiempo con los tuyos) y dejar volar la imaginación. ¡Cuanto más creativos, mucho mejor!

RECICLA, REUTILIZA Y REDUCE

1. CONFECCIONA TUS PROPIOS ADORNOS: Aunque las clases de manualidades en el colegio no te traigan muy buenos recuerdos no debes asustarte. Personalizar tu decoración navideña es más fácil de lo que parece. Por ejemplo, guarda los corchos de las botellas, así como los tapones y píntalos de colores. Podrás crear desde pequeños abetos (haciendo un triángulo), hasta figuras para un belén o una corona para colgar en una puerta. Recuerda que el corcho es un material natural, ecológico y reciclable.

2. BOLAS DIY PARA TU ÁRBOL: Recopila papel de periódico, cartón, lana, cuerda y bombillas viejas, por ejemplo, y deja volar tu imaginación pintándolas de colores, envolviéndola en lanas o forrándolas con papel de periódico y echándoles cola líquida por encima para que el material quede más resistente.

Si no cuentas con bombillas, nada mejor que hinchar unos globos y envolverlos en lana o cuerda para crear ovillos con los que poder adornar tu árbol de navidad.

Fuente: Pinterest
Fuente: Pinterest

3. UNA MESA MUY NATURAL: La naturaleza proporciona numerosas opciones, entre ellas las piñas secas, ramas, bellotas u hojas. Aprovecha tus paseos por el campo para recolectarlas y aprovéchalas para decorar una bandeja o bol con la que presidir la mesa o, incluso, píntalas con pintura ecológica de color oro o plata para hacer una guirnalda. Nuestro consejo: colocar piñas secas junto a unas velas. El efecto será muy elegante y vintage.

4. UN ÁRBOL DE NAVIDAD DIFERENTE: Sáltate la tradición y diseña tu propio árbol, aún estás a tiempo. Ya es hora de dejar de despilfarrar materiales y dinero. Aquí te dejamos algunas ideas:

Apila libros en forma de abeto: si tienes muchos libros esta puede ser la mejor opción y la más sostenible. Para ir dando la forma al árbol basta con ordenarlos por igual tamaño en cada fila e ir disminuyendo el número de libros por cada fila. Para terminar, una guirnalda luminosa hace el resto.

Elabora un árbol colgante con ramas: Coloca las ramas de mayor a menor medida haciendo un triángulo.

Con tubos de cartón: de lo del papel de cocina o el papel higiénico. Si son de papel de cocina, córtalos con un cutter por la mitad o en tres partes. Utiliza un poco de pegamento transparente para unirlos y listo. Después adórnalos con bolas de Navidad u otros adornos navideños. Puedes hacerlo tan grande como quieras dependiendo de cuántos tubos utilices.

Silueta de cartón: Simplemente dibuja el contorno de un árbol sobre una plancha rígida de cartón y luego recorta siguiendo la línea con un cutter. También lo puedes hacer con una plancha de cartón pluma, que son blancos, y coloca la iluminación por detrás, con bombillas o guirnaldas.

Con cucuruchos de papel: también puedes hacer un árbol de papel utilizando un tubo de cartón como base, de la longitud que quieras que sea el árbol, y después, solo tienes que enrollar cada hoja de papel, partiendo de un vértice de la misma, y pegarla al tubo por el vértice con cinta adhesiva. Cada vuelta oculta la unión de la vuelta anterior. Al final, adorna con cinta para ocultar las últimas uniones. Puedes utilizar las hojas de revistas que tengas pasadas de moda, esas que acabas llevando al contenedor de reciclaje de papel.

5. SÍ A LOS REGALOS ECOLÓGICOS: El gasto para ellos es exagerado y, en la mayoría de los casos, se trata de regalos muy impersonales. Por ello, te invitamos a sorprender a los tuyos de una manera más íntima. Los collage de fotografías siempre triunfan. Escoge aquellas fotos en las que se reflejen algunos de los mejores momentos vividos juntos y acompáñalo con algún mensaje o una carta escrita a mano. Recupera algún objeto de la infancia que os una o obséquiale con alguna prenda tuya que siempre haya adorado. Las posibilidades pueden ser muy amplias… Y, sino, visita las tiendas de Comercio Justo, lo acabarás agradeciendo.

Y no olvides…

– Usar lámparas de bajo consumo. Recuerda que las luces navideñas deben ser un elemento de decoración y no de iluminación.

– Recicla los adornos de otras Navidades, pues puedes darles un nuevo toque pintándolos o envolviéndolos en papel y cuerda.

– No utilices musgo ni acebo como elemento decorativo porque son plantas en peligro de extinción.

– Reutiliza el papel de regalo o, en su defecto, usa papel reciclado.

– Felicita a tus seres queridos con postales de ONG solidarias en apoyo al entorno social o medioambiental.

 

¿Haces un uso responsable del agua?

Que el agua es un bien preciado bien lo sabemos, aunque, en muchas ocasiones, no somos verdaderamente conscientes de ello. ¿Crees que haces un uso responsable del agua?

A pesar de ser un recurso imprescindible para la sociedad y no renovable, a diario pasamos por alto muchos hábitos que nos ayudarían a fomentar su uso racional.

Precisamente, la actual situación de sequía en numerosos embalses y arroyos ha puesto en alerta a gran parte de los Ayuntamientos del país que hacen especial hincapié en no malgastar agua en nuestros hogares y lugares de trabajo para evitar una situación futura insostenible.

Pero… ¿Sabemos la cantidad de agua que gastamos por persona y día?

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el consumo medio de agua de los hogares españoles asciende a unos 140 litros de media por habitante y día, una cifra que supera con creces la cantidad mínima necesaria por persona estimada por la Organización Mundial de la Salud.

Por ejemplo, en un baño se derrochan entre 150 y 300 litros; al tirar de la cisterna unos 10. Si lavamos a mano los platos asciende hasta 23 litros dedicados, mientras que si ponemos el lavavajillas la cantidad puede estar entre 20 y 40 litros. Por último, es curioso saber que mantener el grifo abierto durante un minuto y medio durante el cepillado de dientes puede gastar más de 18 litros.

Por este motivo, hoy queremos ofrecerte un decálogo con las principales claves para ahorrar agua en nuestra vida cotidiana de una manera sencilla y respetuosa con el Medio Ambiente, porque hay motivos suficientes para afirmar que estamos poniendo en riesgo el ecosistema.

Claves para ahorrar agua
Claves para ahorrar agua

1. Lavadoras y lavavajillas siempre llenos

Gracias a esto, podrás ahorrar entre 2.500 y 2.800 litros cada mes. En caso de que sea muy complicado llenar estos electrodomésticos, usa media carga o ciclos cortos.

2. ¿Lavavajillas o a mano?

Es mejor usar el lavavajillas que lavar a mano. ¿Por qué? Porque gastarás un 10 por ciento menos de agua que si lavas los platos de manera manual. Además, puesto que la mayor parte del agua ahorrada es agua caliente, también se experimenta un ahorro de energía de 3kWh en cada lavado.

3. Agua fría en la nevera

Guarda siempre una botella/jarra de agua fría en la nevera y, así, no tendrás el grifo abierto durante segundos y segundos hasta conseguir que salga a la temperatura que deseas. Si, por el contrario, tienes que esperar a que salga el agua caliente, recógela mientras esperas para reutilizarla para fregar o regar, por ejemplo.

4. Lava las frutas y verduras en un recipiente y no bajo el grifo

Has lo mismo con los alimentos congelados y te ahorrarás hasta 18 litros, por no hablar de que el resultado será más fiable y efectivo.

5. Plantas autóctonas

Elige para tu jardín plantas adaptadas al clima para que, tras un año de riego ligero, no tengas necesidad de regarlas de manera artificial, puesto que se adecuarán a las características del entorno.

6. No plantes césped en zonas difíciles de regar

Como es el caso de importantes pendientes o a lo largo de veredas. El malgasto de agua será el triple que en una zona llana, porque no llegarás a todos los rincones y el efecto desaparecerá. Además, es recomendable que riegues al atarceder o al amanecer, porque durante el día las altas temperaturas evaporan parte del agua que emplees. Por otro lado, aprovecha la Primavera y el Otoño para sembrar césped porque las necesidades de riego son menores.

7. Lavado a mano

Si crees que lavando a mano tu automóvil ahorras más estás muy confundido. Aunque tengas que gastar un poco de dinero, no será nada en relación a la cantidad de litros que necesitas para poder utilizar una manguera..

8. Revisa instalaciones

Si tienes que realizar alguna reforma en tu hogar o empresa, apuesta por grifos monomando, cisternas de doble descarga o reductores de caudal en los grifos, ya que permiten ahorrar más agua. Ah, y evita los goteos, ya que puedes llegar a consumir entre 50 y 100 litros más de este líquido al mes.

9. No utilices el inodoro como una papelera.

Si colocas una en el baño, evitarás tirar de la cadena cada vez que utilizas el wáter como cubo de la basura.

10. Adiós a los baños relajantes

Uno de los hábitos donde más agua desperdiciamos (hasta 150 litros) es en la bañera. Cambia los relajantes y largos baños por las duchas. ¡Y también lo notarás en tus facturas a final de mes! Ah! Y cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes. ¿Para qué necesitas el agua corriendo?