Yogures caseros ecológicos

Ingredientes para esta receta

1 litro de leche en polvo

1 yogur natural

Leche en polvo

Para acompañar

Frutas: fresas, kiwi, plátano, melocotón…

Frutos rojos

Cereales

Chocolate negro

Superalimentos

Melaza

Galletas integrales

 

 

Yogures caseros ecológicos

Recetas: 4 maneras de elaborar yogures caseros ecológicos

Compaginar en nuestra dieta los yogures industriales con los caseros es una alternativa perfecta para reducir nuestra huella ecológica y obtener todos beneficios para la salud de una manera directa, sin conservantes o almidones.

Además de ser muy sencillo y rápido de elaborar, consumir yogur casero ayuda a reducir el gasto de embalajes y evita el aumento desproporcionado de desperdicios.

Es importante saber que el yogur es un alimento muy completo, además de tener vitaminas A, D y minerales como el calcio. Se trata de un producto lácteo que aporta muchos beneficios al organismo por su fácil digestión y su efecto prebiótico favorecedor de la flora intestinal.

INGREDIENTES PARA HACER YOGUR CASERO (Para 6-8 yogures)

  • 1 litro de leche: Mejor entera o fresca para tener una mejor consistencia, pero si te preocupan las calorías opta por la leche desnatada.
  • 1 yogur natural: Este nos proporcionará los microorganismos que transforman la leche en yogur por fermentación.
  • Leche en polvo: Dará la textura característica, en caso contrario tendrás un yogur más líquido.

Puedes utilizar cualquier leche vegetal (soja, coco, arroz, almendras…) y si no tienes el yogur vegetal para añadirle puedes utilizar probióticos (bacterias) o también puedes emplear fermentos vegetales.

Si los productos utilizados son ecológicos, el resultado final también lo será.

CÓMO HACER YOGUR CASERO

SIN YOGURTERA

Calienta la leche a fuego lento hasta rompa a hervir. Después, debes apartarla y dejar que la temperatura descienda hasta los 45 o 50 grados (compruébalo con un termómetro de cocina). En ese momento, echa un par de cucharadas de yogur en un cuenco y vete añadiendo la leche poco a poco cuando esté templada mientras diluyes el yogur para que quede bien repartido, al igual que la leche en polvo. (Solo necesitarás una cucharadita).

Por último, pon la mezcla en envases individuales de cristal y colócalos en un recipiente con agua a 50ºC. Se pone la tapa del recipiente, se cubre bien con un paño y se deja reposar 5 horas en un lugar templado.

YOGURTERA

Realizamos la mezcla como en las preparaciones anteriores. Se pone en los tarros y estos se colocan en la yogurtera. Se tapa y se deja en marcha hasta que estén cuajados. Es bueno que reposen unas horas antes de consumirlos.

TERMO

Antes de introducir la leche, pon el agua a 50ºC en su interior para calentarlo. Luego la desechamos y vertemos la mezcla de leche y yogur tal y como hemos explicado en apartado anterior.

HORNO

Aprovecha calor residual del horno para hacer yogures. Antes de meter los recipientes cerrados herméticamente con la mezcla, asegúrate de que el horno está a unos 40 grados. Se dejan dentro unas 3 horas, con un posterior reposo dentro y con la puerta cerrada de otras dos horas más.

PERSONALIZA TU YOGUR CASERO

  • CON FRUTAS: Para aportarle a tus yogures caseros algún aroma, solo tienes que triturar unos trozos de tu fruta favorita, como fresas, plátano o kiwi, por ejemplo, y añadirlos a la mezcla. O, si lo prefieres, también puedes exprimir un poco de zumo de limón o naranja natural.
  • FRUTOS ROJOS: Moras, frambuesas, arándanos… Los frutos rojos o del bosque son ideales para tomar un yogur. Puedes hacer con ellos un puré con la ayuda de la batidora y añadirlo al yogur cuando todavía esté templado o, simplemente, utilizarlos como topping.
  • CON GALLETAS: Haz una base de galleta integral en los recipientes que utilices para dejar reposar el yogur. Debes triturarlas con un poco de melaza de arroz para que se cree una capa bastante consistente.
  • COCHOLATE NEGRO: Con un mínimo del 70% de cacao para poder beneficiarte de sus propiedades. Rállalo y mezcla las virutas en la mezcla cuando este templada.
  • CEREALES: Los desayunos más completos y equilibrados empiezan por un delicioso yogur acompañado de fruta y cereales. Para ello, te aconsejamos utilizar las semillas de chía, la avena, los cereales integrales o el muesli.
  • FRUTOS SECOS: Junto con los cereales pueden aportar los minerales que necesitamos. Son muy energéticos, ricos en proteínas y oligoelementos. Tritúralos y remuévelos en el yogur para que queden bien integrados.
  • SUPERALIMENTOS: Maca, alga chlorella, alga Spirulina, Hierba de cebada, Hierba de Trigo, Proteína de Guisante… Es la manera más fácil de incluir superalimentos en nuestra dieta debido a su formato en polvo.
  • OTROS: También puedes infusionar la leche con canela, vainilla o algún té para lograr un sabor muy personalizado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *