¿Soy celíaco?
¿Soy celíaco?

¿Soy celíaco?

Este domingo, 27 de mayo, se celebra el Día Nacional del Celiaco, una enfermedad que padece un 1% de la población y que en un porcentaje superior al 75% está sin diagnosticar.

Cuando en tu cabeza ronda constantemente la pregunta “¿seré celíaco?” es muy posible que algo esté cambiando en tu organismo. Probablemente, estés experimentando importantes cambios en tu día a día que afectan directamente a tu alimentación, bienestar y estado de ánimo sin saber muy bien cómo actuar.

O, incluso, aunque no presentes ningún síntoma aparente, las dudas te atormentan porque tienes algún familiar al que le han diagnosticado celiaquía que acerca más la posibilidad de tener predisposición genética de intolerancia al gluten.

¿Y cuál es tu primer impulso?

  1. A) ¿Acudo al médico?
  2. B) ¿Busco por internet otros casos parecidos al mío?
  3. C) ¿Pregunto a otra persona con intolerancia al gluten?
  4. D) ¿Le resto importancia hasta saber si aumentan mis síntomas?
  5. E) Directamente, ¿elimino de mi dieta alimentos como el pan, la pasta y cualquier producto derivado del trigo, del centeno y la cebada?

Sea cual sea tu respuesta, lo fundamental es poder contar con el máximo de información sobre este tema para poder reaccionar a tiempo. Para ello, vamos a resolver algunas de las cuestiones más populares que pueden ayudarte a saber si eres celiaco o no.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es un trastorno crónico de carácter autoinmune y sistémico provocado por una intolerancia permanente al gluten que está presente en algunas variedades de cereales como el trigo, el centeno, la cebada o la avena y que afecta a individuos con predisposición genética.

Se trata de una enfermedad que padece el 1% de la población española, aunque se estima que el 75% todavía no está diagnosticado. Según los expertos, el desconocimiento sobre los síntomas de la celiaquía es lo que dificulta su detección en gran medida.

¿Cuáles son los principales síntomas?

– Sufres problemas digestivos relacionados con molestias abdominales, inflamación en el vientre, diarrea de manera continuada o incluso vómitos.

– Has notado una pérdida de peso inusual acompañada de lo síntomas anteriores.

– Cambios de humor, irritabilidad, fatiga crónica, falta de energía…

– Calambres musculares y hasta posibles erupciones en la piel.

– En el caso de los niños se manifiesta, sobre todo, a través de posibles problemas de crecimiento debido a una malnutrición.

– Retraso en la aparición de la primera regla en el caso de chicas preadolescentes.

¿Qué pruebas son necesarias para saber si soy celíaco?

Ante cualquier duda, lo primero que se debe hacer es acudir al médico de atención primaria para requerir la pruebas de detección precoz.

Por desgracia, esta opción es una de las que menos se aplican, dado que más de un 75% de los celíacos están sin diagnosticar.

Si ya estamos acudiendo a otro médico de atención secundaria o terciaria se pueden plantear estas dudas para poder ser sometido a las pruebas, aunque el diagnóstico definitivo debe llevarse a cabo con un especialista digestivo.

Proceso:

Cuando un profesional de la medicina sospecha que un paciente puede ser celiaco, comienza el protocolo de pruebas para confirmar la enfermedad o descartarla.

Normalmente las pruebas comienzan con una serología, que no siempre es positiva aunque se trate de un celiaco.

A continuación suele llegar la prueba genética, ésta sí que debe ser positiva porque la celiaquía es una enfermedad que afecta a individuos genéticamente predispuestos.

La biopsia intestinal suele ser una prueba definitiva para ver si hay daño en el intestino y cuál es el grado de daño. Y por último la respuesta a la dieta sin gluten se considera otra prueba más.

La biopsia intestinal sirve para ver la lesión del intestino ya que el gluten daña las vellosidades intestinales de los celiacos. El patólogo británico Michael Marsh elaboró hace años la clasificación Marsh en función del grado de lesión del intestino.

Por tanto cuando hablamos de grados en celiaquía nos referimos al grado de lesión, no al grado de la enfermedad ya que éste no existe y es uno de los mitos más extendidos este problema.

¿Cuándo aparece esta enfermedad?

La celiaquía puede aparecer en cualquier momento de la vida, aunque es más frecuente en la infancia que en la edad adulta.

No obstante, y como ya hemos apuntado unas líneas más arriba, se trata de una enfermedad que muchas personas padecen sin saberlo, por lo que el diagnóstico llega cuando son adultos.

Tratamiento de una persona celíaca

Un paciente celiaco que establece de manera indefinida una dieta estricta (sin gluten) tiene la misma calidad de vida y la misma supervivencia que una persona que no sea celiaca. Eliminando esta proteína que se encuentra en muchos cereales, el paciente recupera la vellosidad en el intestino delgado, mejorando su estado de salud y eliminando todos los síntomas.

En cambio, una persona que haga con frecuencia transgresiones tiene mayor riesgo de que persista la inflamación crónica del intestino y favorecerá otras enfermedades intestinales, además de presentar un mayor riesgo de tener osteoporosis, anemia…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *