Algas marinas ecológicas
Algas marinas ecológicas

¿Por qué debes incluir algas en tu dieta?

¿Sabías que las algas constituyen la cuarta parte de la dieta de los japoneses? ¿El motivo? Muy sencillo. Porque se trata de un alimento  con multitud de propiedades saludables y nutritivas, capaz de abastecer al organismo de todos los minerales esenciales con muy pequeñas cantidades.

Por ejemplo, las algas destacan por ser un excelente depurativo y una gran fuente de yodo, por lo que se han convertido en una alternativa perfecta para incluir este oligoelemento en las dietas de las personas vegetarianas y veganas, teniendo en cuenta que el yodo está presente en alimentos de origen marino, como el pescado o el marisco.

Otra de sus propiedades es su alto porcentaje en clorofila, destinado a aumentar el rendimiento muscular y aportando vitalidad y bienestar al cuerpo. Por lo que añadir, por ejemplo, Spirulina a nuestros batidos mañaneros puede ser más efectivo de lo que imaginas. Y, sobre todo, gracias a la posibilidad de encontrarla en formato polvo, porque así olvidamos de cualquier tipo de elaboración más que dar vueltas con la cuchara o batir la mezcla.

Los efectos de estas ‘verduras marinas’, como muchos se refieren a ellas, también pasan por ser una excelente fuente de proteínas vegetales, muy digestivas, sin colesterol ni grasas saturadas y con un alto porcentaje en vitamina E.

Contienen también un aminoácido denominado fenilalanina que suprime el estímulo nervioso del apetito y especialmente B12, muy importante para los vegetarianos, ya que ayuda a la formación de glóbulos rojos.

En cuanto a su potencial para bajar de peso, los beneficios de las algas tampoco se quedan atrás. Este alimento aumenta de tamaño cuando lo cocinados, por lo que ofrece sensación de saciedad. Además, debido a su aporte de mucílagos, nos ayuda a eliminar las toxinas fácilmente.

En resumen, ¿cuáles son las razones para incluir las algas en tu dieta?

1. Su contenido en calcio, magnesio y fósforo ayuda a mantener los huesos y los dientes sanos.

2. Tienen un alto contenido en fibra, ayudando a regular el tránsito intestinal.

  1. El gran porcentaje de hierro y vitamina C convierte a las algas en aliadas para combatir la anemia. Por ejemplo, el espagueti de mar contiene alrededor de 60 mg de hierro por cada 100 gr.
  2. Los mucílagos de algas como la wakame ejercen un papel protector sobre las mucosas del estómago e intestino, haciendo que las digestiones sean más suavesy que se tenga una mayor sensación de saciedad, aspecto especialmente interesante en dietas de adelgazamiento.
  3. Las algas son un alimento muy bajo en grasas y, en algunos casos, destacan por su capacidad para evitar el aumento del colesterol malo.

¿Quiénes no deben consumir algas?

No deben consumir algas aquellas personas que sufran de hipertiroidismo, sean muy  nerviosos, o se les haya practicado la extirpación del tiroides, por su contenido en yodo, ni las personas que padezcan hipertensión dado que algunas poseen un alto contenido en sodio.

PRINCIPALES TIPOS DE ALGAS

KOMBU: Es un alga silvestre que vive en las profundidades del mar y puede llegar a medir hasta 2 metros. Destaca porque posee una consistencia carnosa y es muy rica en calcio, magnesio y fibra, además de tener un efecto depurativo para el cuerpo. Debido a su contenido en ácido glutámico, ablanda las fibras de otros alimentos durante la cocción (legumbres, arroces…) y actúa como espesante.

AGAR AGAR: Tiene un gran poder gelificante y un sabor neutro. Es baja en calorías, por lo que se adapta a la perfección a dietas para bajar de peso. Es de gran interés para la cocina vegetariana y perfecta para ingerir en té o infusión antes de comer, o en purés y tartas y zumos, debido a que actúa como gelatina.

WAKAME: Es la mejor para iniciarse en la cocina con algas. Es un alga silvestre que se encuentra en las profundidades del mar y posee un sabor muy fino. Entre sus beneficios, cabe destacar su gran digestibilidad y su aporte en minerales y vitaminas. Además, también se puede comer en crudo.

NORI: Es la más popular por su utilización con el sushi o las bolas de arroz. Es un alga seca que se comprime en hojas finas y se cosecha en invierno para conseguir mayor riqueza nutritiva. Tiene un ligero sabor a mar y, además suele consumirse mucho como guarnición de cereales y pasta.

ESPAGUETI DE MAR: Como su nombre indica tiene forma de espagueti y nace en las profundidades del mar. Son muy bajos en grasas e importante fuente de hierro y yodo. Es muy utilizado como condimento, rebozado o frito.

Un pensamiento sobre “¿Por qué debes incluir algas en tu dieta?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *