Invierno eco
Invierno eco

Tu invierno más ecológico con estos sencillos consejos

Tu invierno más ecológico con estos sencillos consejos

No sé nos ocurre mejor idea que ser un poco más eco este invierno, y ¿cómo?. Pues muy fácil,  incorporando a nuestro estilo de vida algunos hábitos que mejorarán la situación de nuestro planeta. Además ser responsables  con nuestro consumo de energía, beneficiará al medio ambiente, pero también a nuestros bolsillos.  Sigue estos sencillos consejos y asegúrate de reducir tu huella ambiental y aumentar la eficiencia energética.

Consejos para no malgastar nuestros recursos y ahorrar en nuestra factura energética

  1. Utiliza un termostato para regular la temperatura de tu casa. Nunca subas la calefacción a tope para calentarla rápidamente. Es preferible mantener una temperatura constante. Un hogar puede mantener una temperatura media entre 19 – 20 grados. Por cada grado que subas aumentarás el gasto entre un 5 y un 7%. Recuerda cerrar los radiadores de las estancias que no utilices.
  2. Abrígate. En vez de estar en manga corta en casa, mentalízate de que en invierno hay que ir más abrigado.
  3. Apaga la calefacción cuando no estés en casa y por las noches, y si hace mucho frío bájala a unos 16 grados durante la noche, es más que suficiente.
  4. Aísla bien puertas y ventanas. No sirve de nada hacer un buen uso de nuestra calefacción si se nos escapa el calor. Burletes y doble acristalamiento suelen ser muy efectivos.
  5. Aprovecha el calor del sol durante el día y abre las ventanas y cortinas de tu casa. Por las noches asegúrate de cerrarlas para que no se escape el calor acumulado.
  6. En cuanto al grifo evita abrir y cerrar el agua caliente muchas veces. El gasto energético es mucho mayor en el proceso de encendido de la caldera que durante el tiempo que esté funcionando. Si incorporas griferías inteligentes, con temporizadores y presenciales controlarás mejor el consumo de agua y de energía.
  7. Si tienes que hacer escoger una fuente de energía renovable hazlo siempre en el orden más ecológico: viento, sol, cauces de agua y geotermia.
  8. Conciencia a familia y haz equipo con ellos. Con pequeños gestos entre todos podéis reducir el consumo energético cada mes y los más peques de la casa empezarán a educarse en valores medioambientales.

En definitiva, usa tu sentido común y tu conciencia ecológica. Reducir tu consumo de energía se traduce en un ahorro económico, al mismo tiempo que contribuye a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, principal causa del calentamiento global.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *